Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mercado de trabajo

La reforma laboral aspira a convertir en fijos a unos 70.000 eventuales navarros

La nueva regulación todavía debe ser convalidada por el Congreso

Ampliar Mediante la tutorización, la reforma laboral pretende garantizar que las empresas cumplan el programa formativo de los alumnos en prácticas mediante becas o contratos
Mediante la tutorización, la reforma laboral pretende garantizar que las empresas cumplan el programa formativo de los alumnos en prácticas mediante becas o contratosEduardo Buxens
Publicado el 17/01/2022 a las 06:00
Las expectativas respecto a los potenciales beneficios de la reforma laboral, principalmente por parte de los sindicatos firmantes, CC OO y UGT, son tan elevadas como lo es la incertidumbre sobre los efectos reales que acabará teniendo sobre el mercado de trabajo en Navarra. Su objetivo más ambicioso es poner fin a la endémica temporalidad que caracteriza el panorama laboral de toda España, algo a lo que Navarra no es ajena. Los contratos temporales habían sido concebidos en el ordenamiento como un instrumento para hacer frente a necesidades puntuales, pero se habían acabado convirtiendo en recurso permanente y estructural por un abuso injustificado demasiado frecuente.
Bruselas llevaba muchos años pidiendo que se pusiera coto a esta grave anomalía respecto al resto de la Unión Europea que viene afectando principalmente a los colectivos más vulnerables: jóvenes, mujeres y extranjeros. Los informes del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) han reflejado mes tras mes cómo se repetía el triste patrón con más del 90% de temporalidad en los contratos formalizados. Precisamente la reforma laboral que entró en vigor el 31 de diciembre y debe ser convalidado en el Congreso, tras acuerdo entre Gobierno central, patronal y sindicatos mayoritarios (CC OO y UGT), pretende forzar que la mayoría de las contrataciones temporales pasen progresivamente a fijas.
La temporalidad en la contratación, según vienen denunciando insistentemente todos los sindicatos con cada informe del SEPE, está íntimamente vinculada a la precariedad laboral de quienes la padecen. Una precariedad que se sintetiza en forma de emancipación tardía de los jóvenes o de siniestralidad para quienes no reciben la formación adecuada ni acumulan la suficiente experiencia por la brevedad de su permanencia en un puesto de trabajo. Un bucle del que no es fácil salir y que acaba repercutiendo en la carrera de cotización y, por tanto, la capacidad para generar el derecho a cobrar una jubilación digna en el futuro.
Conocer el número exacto de posibles beneficiarios de semejante cambio es prácticamente imposible, tal como reconocen los propios sindicatos. El mercado laboral es un ente vivo que va mutando minuto a minuto con nuevos incorporaciones y salidas de personal que hacen inviable dar una cifra concreta. Tan solo es posible hacer una aproximación más o menos certera a partir de los contratos activos en un momento concreto. Según los datos de la Tesorería de la Seguridad Social, el 31 de diciembre pasado constaban en Navarra 144.029 contrataciones fijas, 4.357 fijas discontinuas y 62.674 temporales. También habría que sumar entre estos últimos buena parte de los 17.078 contratos en los que no constaba su modalidad.
Dado que no puede hacerse una equivalencia entre número de contratos y trabajadores, dado que algunas personas pueden tener más de una ocupación, los sindicatos estiman que habrá entre 70.000 y 80.000 potenciales beneficiarios que deberían pasar a fijos en los próximos meses gracias a la reforma laboral. Sus efectos no serán inmediatos, tal como reconocen desde las organizaciones obreras firmantes (CC OO y UGT), principalmente porque el acuerdo contempla un periodo de gracia de tres meses para que las empresas puedan amoldarse a la nueva regulación. A ello habría que sumar otra excepción que se extiende hasta 2024 para aquellas empresas en cuyos convenios, siempre que se hayan formalizado antes del 31 de diciembre, esté incorporada la posibilidad de realizar contrataciones por obra y servicios.
EFECTOS A PARTIR DE MARZO
Con todo ello en mente, desde CC OO y UGT calculan que en los datos del SEPE de enero no se recogerán variaciones importantes en relación con la temporalidad. Solo esperan que se empiecen a materializar un cambio con intensidad desde finales de marzo. Se alcanzaría un panorama más esclarecedor dentro de un año, cuando los sindicatos confían en que el mercado laboral navarro ofrezca una imagen opuesta a la acostumbrada. Pero para que todas estas esperanzas se conviertan en realidad, la reforma laboral, que entró en vigor en forma de real decreto, todavía debe superar su tramitación parlamentaria. Y las cuentas no salen.
Dos de los habituales socios del Gobierno de Pedro Sánchez, ERC y Bildu, dicen oponerse a un proyecto que tendría que sumar más apoyos que rechazos. Pese al respaldo de la patronal al acuerdo, el PP y Ciudadanos tampoco parecen dispuestos a echarle un cable desde la oposición. La principal esperanza de CC OO y UGT reside en la presión que estos últimos puedan recibir de los empresarios cuando llegue el momento de la verdad, dado que la reforma laboral mantiene buena parte de los cambios que fueron impuestos sin acuerdo social por el Ejecutivo de Rajoy en 2012. Se da por hecho que los dos partidos del arco conservador se verán finalmente forzados a abstenerse para facilitar la aprobación del real decreto antes de que concluya este mes.
RECHAZO DE ELA Y LAB
Frente al optimismo de CC OO y UGT en cuanto a los efectos positivos de la nueva reforma laboral para revertir los aspectos más lesivos de la anterior regulación impuesta por el Gobierno de Rajoy, los sindicatos ELA y LAB lamentan la firma de un acuerdo con la patronal que, a su juicio, supone una claudicación inaceptable. ELA denuncia que se mantienen “las medidas más lesivas”, con el beneplácito de CC OO y UGT, como “el abaratamiento del despido, la eliminación del control administrativo en los expedientes de regulación de empleo, la desaparición de los salarios de tramitación o el mantenimiento del descuelgue de los convenios por parte de las empresas”.
Este sindicato también carga contra los socios del actual Gobierno central, PSOE e Unidas Podemos, por “incumplir el compromiso electoral de que se iba a derogar la reforma laboral de 2012” y proporcionar “una coartada” para la patronal. La prueba fehaciente de ello, según ELA, es la petición pública de Mariano Rajoy y José María Aznar para que se convalide el acuerdo entre Gobierno, CEOE, CC OO y UGT. Algo similar argumentan desde LAB, que creen que el aval de los empresarios a la nueva reforma laboral solo puede entenderse porque se mantienen intactos los cimientos de la anterior regulación del mercado laboral.

POR QUÉ
El anterior marco normativo laboral fue impuesto en 2012 por el Gobierno presidido por Mariano Rajoy sin acuerdo con los sindicatos. Se justificó por las difíciles circunstancias económicas provocadas por la crisis financiera mundial de 2008, pero no fue revertido pese a la posterior recuperación.

PARA QUÉ
​La nueva reforma laboral pretende devolver el equilibrio de poder en la negociación entre sindicatos y empresarios desactivando las partes más lesivas de la anterior normativa. Parte de la izquierda y algunos sindicatos consideran, no obstante, que los cambios quedan lejos de conseguirlo.

Acabar de una vez con la temporalidad y homologarse con el resto de Europa

La eficacia de la nueva reforma laboral para acabar con la desproporcionada temporalidad en el empleo es un tema que divide a los principales sindicatos de Navarra. Los dos mayoritarios, CC OO y UGT, confían en que los cambios surtan efecto y reviertan la situación, tal como apuntan el secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de CC OO, Alfredo Sanz, y la secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT, Marisol Vicente. Más prudente se muestra la Confederación Empresarial de Navarra, que sí cree que “aumentarán las contrataciones indefinidas a medio plazo”. Por el contrario, los portavoces de ELA y LAB, Imanol Paskual e Igor Arroyo, son muy escépticos. Para Paskual, la mayoría de los contratos temporales ya eran manifiestamente “fraudulentos”, por lo que el fallo está en la insuficiente labor de la Inspección de Trabajo, que no ha sido reforzada. Arroyo señala que el control y el coste del despido no se han tocado, por lo que la reforma laboral resulta cosmética.

Garantizar una primera experiencia laboral de calidad para los jóvenes

El encadenamiento de becas ha servido para retrasar la emancipación de los jóvenes, algo que la nueva reforma laboral pretende cambiar. “No es un mero cambio formal sino que introduce controles para garantizar que el programa formativo cumple su finalidad, como la tutorización”, explica la secretaria de Formación y Empleo de CC OO en Navarra, Pili Ruiz. Todo ello busca que la primera experiencia laboral de los jóvenes sea “de calidad”, aunque para lograrlo será de capital importancia “el compromiso de las empresas”. Desde la Confederación Empresarial de Navarra preferían no aventurar conclusiones sobre el efecto que tendrá la reforma laboral en becas y contratos de formación dada la profundidad del texto acordado. Para la secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT en Navarra, Marisol Vicente, se trata de homologar con estándares europeos el acceso de los jóvenes al mundo laboral para acabar con años “de muchísimo abuso”.

Vuelve la ultraactividad para evitar la pérdida automática de derechos

Otra de las novedades de la reforma laboral es que se recupera la ultraactividad hasta la firma de un nuevo convenio. Con la regulación hasta ahora vigente, una vez vencía el límite temporal del convenio y si no tenía una cláusula explícita que dijera lo contrario, este perdía su vigencia y provocaba que se aplicara automáticamente el de ámbito superior, ya fuera autonómico, estatal o incluso, como última red, el Estatuto de los Trabajadores. Ello implicaba un duro recorte de derechos y prerrogativas. La secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT en Navarra, Marisol Vicente, explica que la recuperación de la ultraactividad tendrá “poco efecto” en Navarra dado que había un acuerdo con la Confederación Empresarial de Navarra para evitar este tipo de situaciones. Para el secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de CC OO en Navarra, Alfredo Sanz, resultaba “ilógico” que “los términos pactados por la empresa y el comité desaparecieran sin más”.

Prevalecen los salarios pactados en los convenios sectoriales

Uno de los puntos en común de los principales sindicatos de Navarra es la valoración positiva, en distintos grados, que hacen de la vuelta de los salarios como materia de negociación para los convenios sectoriales, que no podrán ser ajustados a la baja en los convenios de empresa. El secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de CC OO en Navarra, Alfredo Sanz, lo considera “un gran avance” que va a beneficiar sobre todo a los trabajadores en empresas sin representación social. Marisol Vicente, secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT en Navarra, es un “imprescindible paraguas”. El portavoz de ELA en Navarra, Imanol Paskual, lo considera “un avance”. Su homólogo en LAB, Igor Arroyo, no ve con malos ojos que los salarios vuelvan a los convenios sectoriales. Sin embargo, ambos portavoces critican la “estatalización” de la negociación colectiva, que tras la reforma de 2010 por el Gobierno de Zapatero subordinó los convenios autonómicos a los estatales.

Asegurar unas condiciones mínimas para trabajadores de subcontratas

Otro de los motivos de precarización de las condiciones laborales ha estado históricamente achacado a la subcontratación por parte de las empresas, que dejaban en manos de terceros y fuera de su regulación laboral todas las actividades que no formaban parte del núcleo de su negocio como limpieza, mantenimiento o seguridad. Estas subcontratas contaban con convenios propios y salarios ostensiblemente más bajos, menos derechos y jornadas más largas, algo que la nueva reforma laboral pretende limitar. Alfredo Sanz, secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de CC OO en Navarra, explica que, en adelante, el personal subcontratado tendrá idénticas condiciones a sus homólogos en la empresa donde desarrollen sus actividades o, como mínimo, se les aplicará el convenio sectorial de referencia si es que mejora al de su empresa. Este parecer no es compartido por el portavoz de LAB, Igor Arroyo, que advierte que la patronal se ha negado a contemplar la subrogación.

Expedientes de Regulación Temporal de Empleo más flexibles y habituales

Aunque eran una fórmula que ya existía en la legislación previa, la pandemia ha generalizado la utilización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con probada eficacia para evitar la destrucción de puestos de trabajo. La nueva reforma laboral, según defienden los sindicatos firmantes del acuerdo (CC OO y UGT), ampliará sus beneficios en bonificaciones a las empresas y evitará que los trabajadores afectados pierdan días de paro en determinadas condiciones, además de simplificar los trámites. “Así se evitarán situaciones como los retrasos en los pagos que se han sufrido en Volkswagen Navarra”, aclara Alfredo Sanz, secretario de Acción Sindical y Salud Laboral de CC OO en Navarra. La secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT en Navarra, Marisol Vicente, también incluye estos cambios entre los más destacables de la reforma laboral como herramienta para superar periodos de reconversión.

"Sin apoyos suficientes"

La nueva reforma laboral, cuya continuidad depende del visto bueno del Congreso, llega con ambiciosos objetivos y el aval de los sindicatos y la patronal. Ambas partes han debido ceder en sus pretensiones iniciales para alcanzar un acuerdo, que también ha estado muy condicionado por Bruselas al vincular la entrega de los fondos de recuperación con el cumplimiento de algunos requisitos. Se mantiene en buena medida la anterior reforma impuesta sin consenso por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012, por lo que los empresarios están lanzando mensajes para que se facilite su convalidación parlamentaria antes de que finalice este mes. Por el momento, el principal partido de la oposición, el PP, mantiene su negativa, una postura que, por distintos motivos, también comparten dos de los apoyos habituales de Pedro Sánchez, ERC y Bildu. 
Eunomia
volver arriba

Activar Notificaciones