Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sanidad

Salud reconoce la “sobrecarga” y “tensión” en los centros de salud de Navarra

Muchos centros de salud están alcanzando en las últimas semanas situaciones límite, con profesionales saturados, agendas llenas y pacientes descontentos

Ampliar Protesta ante el centro de salud de Sangüesa hace dos semanas por la situación en Primaria
Protesta ante el centro de salud de Sangüesa hace dos semanas por la situación en Primaria
Publicado el 01/12/2021 a las 06:00
“Sobrecarga” y “tensión”. Muchos centros de salud están alcanzando en las últimas semanas situaciones límite, con profesionales saturados, agendas llenas y pacientes descontentos por la tardanza en la atención o la imposibilidad de contactar telefónicamente para tener una cita.
La consejera de Salud, Santos Induráin, reconoció ayer la situación en el Parlamento foral, al hilo de una comparecencia solicitada por Navarra Suma para explicar las deficiencias de planificación en la quinta ola de la pandemia.
“La situación está tensionada”, dijo Induráin. “No solo es la covid. Estamos en temporada alta de ocupación en todo el sistema sanitario”, apuntó. Y más concretamente, añadió que la Atención Primaria está teniendo una “sobrecarga” y una “tensión” muy importantes.
QUEJAS DE LOS USUARIOS
Las quejas de los usuarios se multiplican, algo que no es nuevo desde que se implantó el nuevo modelo con la pandemia, en junio de 2020, que priorizaba la atención telefónica y que, poco a poco, Salud quiere revertir hacia la atención presencial.
En unas ocasiones, las quejas llegan porque la atención se retrasa en el tiempo dado que las agendas están llenas o no hay huecos para revisiones. Y, en otras, por la imposibilidad de contactar telefónicamente, como ocurre con el de Sarriguren, tal y como están denunciando pacientes adscritos a este centro.
Este problema lleva a muchos usuarios a acudir a los centros de salud para intentar resolver la situación de forma presencial, por lo que las colas frente a los servicios de Admisión se multiplican. En el centro de salud de Iturrama son habituales, entre otros, y dan lugar a concentraciones de pacientes en el vestíbulo que esperan el turno para intentar pedir desde una cita, resolver la apertura de la carpeta sanitaria, etc.
Los profesionales llevan tiempo advirtiendo de que la situación está “al límite”. El Sindicato Médico denunció las deficiencias en la cobertura de plazas y la falta de sustituciones y, más recientemente, el sindicato de Enfermería SATSE aseguró que la Enfermería “agoniza” en los centros de salud. Calificó la situación de “insostenible, a pesar del falso refuerzo de personal que vende la administración”, resaltó.
VIRUS Y VACUNAS
La sexta ola de la pandemia de coronavirus ha llegado en un momento en que la situación en los centros de salud ya era complicada. Ahora, se han juntado distintos factores que han ocasionado una ‘tormenta perfecta’ para desbordar las consultas.
De entrada, con el frío llegan los virus respiratorios, con cuadros muy diversos entre la población. “El año pasado los vimos menos. Probablemente porque llevábamos más las mascarillas”, afirmó ayer Induráin. Este último mes, el virus respiratorio sincitial, que causa bronquiolitis en menores, se ha incrementado y aumentan las consultas infantiles, tanto las habituales como las urgencias e incluso los ingresos en UCI.
Además, otros virus respiratorios, que según Salud Pública circulan desde hace semanas, descompensan a pacientes crónicos, además de los cuadros agudos en otras personas. Como consecuencia, están “sobrecargando” los centros de salud y las urgencias hospitalarias y extrahospitalarias, dijo la consejera.
A esta situación, habitual otros años y previa a la llegada de la gripe, se suma la campaña de vacunación frente a la gripe, que comenzó el 25 de octubre y se prolongará en principio hasta el día 2. Se trata de un trabajo extra que este año está siendo doble ya que los mayores de 70 años han recibido la vacuna de la gripe junto a la dosis de refuerzo de la covid (si les inocularon Pfizer) en los centros de salud, lo que supone más tiempo de atención.
LLEGA LA SEXTA OLA
Si todos estos problemas no fuesen suficientes, a primeros de noviembre los casos de coronavirus comenzaron a dispararse y Navarra ya está en la sexta ola de la pandemia. “La Atención Primaria lleva el peso en el seguimiento y atención de los casos leves de la covid”, recordó la consejera. Pero, además de seguir a los pacientes leves, debe realizar los test de antígenos cuando los pacientes llegan al centro, ya que la primera recomendación de Salud ante los síntomas del coronavirus, que con compatibles con otros cuadros respiratorios, es llamar al centro de salud.
Esta marejada ha contado con un nuevo factor desde la semana pasada: la orden foral por la que se puede exigir el certificado covid para el acceso a determinados espacios de ocio y eventos multitudinarios en interior. Este documento se adquiere en los centros de salud o a través de la carpeta personal que, a su vez, necesita unas claves para activarse que se obtienen en los centros por parte del personal de admisión.
Ante la congestión, Salud ha habilitado dos puntos para poder activar la carpeta (el registro de la calle Tudela y el registro del edificio de Conde Oliveto) y “agradece” a la ciudadanía de Pamplona y comarca que no acuda a los centros de salud para realizar este trámite.

Geroa Bai: "El colapso se ha movido de la UCI a Primaria y rastreos"

La labor de la consejera Induráin en la gestión de la pandemia provocó ayer numerosas críticas en el Parlamento, incluso de su socio de Gobierno, Geroa Bai. “El colapso se ha movido de las UCI a la Atención Primaria y a los centros de rastreo”, aseguró Ana Ansa (Geroa Bai). La parlamentaria consideró que se cometió el “error” de lanzar mensajes excesivamente optimistas y recordó que su grupo alertó sobre la necesidad de ser cautelosos. “Fuimos los antipáticos porque dijimos que la guerra no la teníamos ganada”. En este momento, añadió, “hay que cambiar el chip” de pensar solo en incidencia, hospitales y UCI. “Hay que pensar en la Atención Primaria”, añadió.
Cristina Ibarrola (Navarra Suma) también fue muy crítica con la gestión de la consejera, tanto en la quinta ola de la pandemia como en el momento actual. “Basta de excusas y empiece a resolver problemas”, le dijo a la consejera. Ibarrola extendió el colapso al teléfono de consejo sanitario. “Sigue sin resolverse”, dijo. Destacó también los retrasos en los rastreos de tres y cuatro días y afirmó que hay numerosas quejas entre los ciudadanos por errores y retrasos en los test. “Desmantelaron el dispositivo de rastreo porque, según ustedes, habían vencido al virus”, afirmó. Y añadió que ahora han tenido que contratar a personas sin experiencia a las que no han dado formación suficiente. También achacó a Salud que no hubiese previsto recursos ante una eventual sexta ola y que no haya “pautas de actuación claras”.
Por su parte, Txomin González (Bildu) llegó a hablar de situaciones que llevan al “sonrojo”. “Australia, Nueva Zelanda, etc. han montado sistemas de contención que habría que copiar”, dijo. En esta línea, criticó que se llame a personas sin experiencia así como al contingente militar. “Bienvenido cuando hace falta”, dijo. “¿Pero cómo es posible que después de dos años estemos así”, añadió. “No nos podemos permitir estos desbarajustes”.
La consejera Induráin apuntó que se está reforzando el rastreo con nuevos perfiles, como administrativos y trabajadores sociales, hasta superar el centenar de efectivos. “Es un dispositivo dinámico”, aseguró.
volver arriba

Activar Notificaciones