Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Temporal de nieve

Iker Aguirre (Ipartenis): “No sabemos si volveremos, solo consuela que no hay heridos”

El impulsor de Ipartenis en Huarte, Iker Aguirre, agradece las muestras de cariño tras caer la estructura por la nieve

Ampliar Ipartenis con el techo desplomado por la lluvia
Ipartenis con el techo desplomado por la nieveCEDIDA
  • C.A.M.
Actualizado el 30/11/2021 a las 07:25
En diciembre de 2018 se presentaba en sociedad Ipartenis. En enero de 2019 abría sus puertas oficialmente. Atrás quedaba un trabajado proceso para poner en marcha la idea que Iker Aguirre, tras su experiencia en el tenis profesional, había planeado: una escuela de tenis y pádel para aficionados y futuros profesionales. Un proyecto que puso en marcha en un terreno cedido temporalmente por el Ayuntamiento de Huarte, junto al polideportivo local, y al que se han sumado este curso unos 230 alumnos de tenis y 140 de pádel. La trayectoria se truncó el domingo por la noche, cuando minutos después de que salieran los últimos ocupantes la estructura colapsó tras dos jornadas de lluvia y nieve. No hubo heridos pero la instalación, una estructura a base de cerchas de acero y cubierta de lona, quedó destrozada. Este lunes sus promotores se reconocían desolados y apenas podían agradecer las muestras de apoyo y destacar la ausencia de daños personales. Nos se atrevían a más. “Yo personalmente, no puedo prometer nada, ni cuándo ni cómo volveremos, incluso si volveremos”, escribía Iker Huarte, gerente de la sociedad, en una primera valoración tras un día de reuniones con arquitectos, peritos y abogados. También se sucedieron muestras de apoyo de vecinos, usuarios del club y del ayuntamiento local.
Iker Aguirre ejerció de portavoz. A él se referían también trabajadores, clientes y vecinos como el impulsor del proyecto y de la idea, que con el paso de los años ha ido calando en Huarte y en el entorno. Como empleados, junto a Aguirre, figuraban tres monitores y una persona en administración, además de monitores de refuerzo “No podemos ni queremos ocultar cómo nos encontramos, evidentemente solo nos consuela saber que no ha habido desgracias personales. En este momento estamos valorando los daños, y el asunto está en manos de los peritos y las compañías de seguros. En lo que ha nuestra responsabilidad compete, cumplimos con todas cuestiones legales y técnicas que eran de nuestra incumbencia. Ahora es el momento de las valoraciones y exigencia de responsabilidades”, explicaba la situación tras el accidente.
Después ahondaba en el proyecto que encontró en Huarte un escenario donde desarrollarlo, en un terreno municipal para el que presentaron la idea y que se adjudicó tras un procedimiento. El contrato se hizo por 30 años. “Es un proyecto que hemos mimado en todos los detalles, y la verdad, no estábamos preparados para este accidente, necesitamos tiempo para asimilar lo sucedido. Nos duele sobre todo por las ilusiones generadas, por todas las personas y familias que han confiado en nosotros, pero ahora no tenemos instalaciones para seguir trabajando”, ponía en situación. Con más de 3.700 metros cuadrados, el centro contaban con tres pistas de tenis y tres de pádel. La inversión, hace tres años, rondó el millón de euros y se llegó a rehacer la estructura antes de su apertura. Además de los cursos que se desarrollaban, las pistas se alquilaba por horas, había una academia para formar a los que destacaban en el deporte y promovía el deporte inclusivo. Recientemente acogió un campeonato de España de tenis en silla de ruedas y se preparaba para albergar el campeonato individual la semana del día 13.

“ECONOMÍA SOCIAL”

Augura un futuro difícil el promotor de Ipartenis tras el derrumbe, que tuvo lugar la tarde noche del domingo, “la única en la que no se abre al público”. “Vienen tiempos difíciles, tenemos que colocarnos en escenarios muy diferentes a los que estábamos buscando. Los que nos conocen, saben que no somos gente del mundo de los negocios, que no tenemos capital detrás que nos respalde. Más allá de nuestra capacidad de innovación, estrategia y trabajo, vinimos para generar un autoempleo para todo el equipo de profesionales, economía social pura y dura. El equipo profesional con el que comparto el día a día, son lo mejor que tiene este proyecto. Julen, Iñaki, Oscar, Edu, Bea, Aitor… Saben qué haremos todo lo posible por salir adelante, yo también sé que ellos están a nuestro lado en estos momentos tan duros”, explicó sobre la iniciativa. “No somos una entidad al uso, no somos un club histórico con socios de los muchos que existen en nuestra ciudad y que tan buen papel social hacen. Somos una entidad recién creada, nacida por el empeño de unos locos enamorados del deporte como herramienta educativa, un sueño que fue extraordinariamente difícil poner en pie. No quiero hacer falsas promesas a nadie, hoy con la escasa visibilidad que tengo no me las puedo permitir. Ser consciente de la realidad y trabajar con ella ha sido siempre un buen consejo que he intentado seguir”, concluyó.
El Ayuntamiento de Huarte reconoció en redes sociales la implicación de la empresa y el arraigo del servicio en Huarte. También mostró el apoyo y solidaridad con la empresa concesionaria del servicio y con el personal.
Pistas de Ipartenis
Pistas de Ipartenis antes del derrumbeCEDIDA
volver arriba

Activar Notificaciones