Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

En pijama al cole por los niños sin familia

Este viernes se celebró el Día Universal del Niño y una de las iniciativas fue el Día del Pijama. Se celebró en 9 centros educativos de Navarra, uno de ellos La Anunciata de Tudela, en el que 250 alumnos fueron en pijama a clase y celebraron un acto

Alumnos y profesores del colegio La Anunciata de Tudela, con sus pijamas en el patio durante el acto que se celebró este viernes
Alumnos y profesores del colegio La Anunciata de Tudela, con sus pijamas en el patio durante el acto que se celebró este viernesBlanca Aldanondo
Publicado el 20/11/2021 a las 06:00
Ya a la entrada al colegio se notaba que era un día diferente. Coloridos pijamas sustituían al beige habitual del uniforme y había una razón. Y es que el colegio La Anunciata Fesd de Tudela celebró el Día Universal del Niño a través de una propuesta denominada ‘Día del Pijama’, que inició en Navarra la Asociación Magale de familias de acogida en el año 2017.
¿El objetivo? Concienciar a los más pequeños sobre la situación que atraviesan otros niños y niñas que no tienen familia y que viven en residencias o pisos tutelados. En España son unos 21.000, de los que 325 están en Navarra.
Una iniciativa a la que se sumaron otros 8 centros navarros: el Ángel Martínez Baigorri (Lodosa); el de Pitillas; la escuela infantil Segunda Generación (Caparroso); Zangoza Ikastola (Sangüesa); La Presentación Fesd (Villava); Notre Dame Fesd (Burlada); Claret Larraona (Pamplona); y el Centro Integrado Escuela de Educadores y Educadoras (Pamplona).
En este último también hubo otro acto especial, ya que se programaron actividades como la lectura de un comunicado y de cuentos por parte de los alumnos. Asistió Mª José Cortés, directora del Servicio de Inclusión, Igualdad y Convivencia del departamento de Educación del Gobierno foral.
Además, desde Magale informaron de que la madrina de este Día del Pijama fue Paula Vigor Jacoste, madre de urgencia que, hasta ahora, ha acogido a más de 19 niños y niñas menores de Navarra.
CASI 250 ALUMNOS
El acto de La Anunciata de Tudela se celebró en el patio con todos los alumnos de 1º a 3º de Primaria, cerca de 250. Y todos ellos, así como algunos profesores, lucían sus coloridos pijamas.
La bienvenida la dio la jefa de estudios de Primaria, Chus Morales, quien recordó que la jornada estaba pensada para sensibilizar sobre todos esos niños que no tienen familia. Y explicó el por qué del protagonismo del pijama. “Es un símbolo de tener familia, de cariño, de amor, de estar juntos.... Soñemos con que todos los niños puedan tener una familia”, señaló.
Tras ella, Alba Jiménez, coordinadora de 1º a 3º de Primaria, recordó que los alumnos llevan toda la semana trabajando y hablando sobre los derechos de los niños.
Dos de ellos leyeron unos textos y dieron las gracias por conocer los problemas de muchos niños. “Nos hemos dado cuenta de lo importante que es la familia”, dijeron.
Y les siguieron otros 9 alumnos que transmitieron lo que es para ellos la familia. “Me siento muy feliz porque juego mucho con mi hermana y me gusta estar con mis yayos”, dijo uno de ellos. Y el resto fueron también aportando su visión de la familia. “Me quieren mucho y me alimentan”; “me leen cuentos y cuando estoy triste me ayudan”; “nos divertimos, nos damos besos y nos respetamos”; “me siento feliz, no tengo miedo, me siento protegido y querido”, continuaron otros hasta que la última lo dejó claro: “Son mis súper héroes”.
Posteriormente, otros alumnos hincharon globos en los que se podía leer el nombre de Mateo, protagonista del cuento La llegada de Mateo, escrito por una familia acogedora de Navarra. Narra la historia de un niño al que habían acogido porque no tenía familia. “A Mateo no se le veía cuando el globo estaba sin inflar, pero luego ha aparecido su nombre. Eso significa que ha tenido una familia y que se siente grande y feliz”. Luego los pequeños explotaron los globos “para que todo el mundo oiga a Mateo”.
EXTENDERLO POR NAVARRA
El punto y final lo puso Olga Chueca, subdirectora de Familia y Menores del Gobierno foral. “Os voy a pedir un favor. Si os enteráis de que algún niño está en acogida, quererlo mucho, tanto como vuestros padres a vosotros”, reflexionó.
Tras el acto, recordó que esta campaña se lleva a cabo desde 2017, principalmente en Pamplona porque hay más centros de menores y con el objetivo de promover el acogimiento familiar. “Pero lo vamos deslocalizando y llevando a más centros. Esta vez lo hemos querido hacer en Tudela, aunque hay más colegios. Queremos sensibilizar a los pequeños y que reflexionen sobre la suerte de tener familia. Ellos no pueden llegar a pensar que hay niños que no tienen la suerte de tenerla y se busca que vean que ellos están bien, pero que igual otros niñas y niños no. Y a veces pensamos que están en lugares muy lejanos y los tenemos al lado. Por eso animamos a todos los colegios a participar”, añadió.

325 menores acogidos en residencias y 286 por familias

La subdirectora de Familia y Menores del Gobierno de Navarra, Olga Chueca, concretó la situación actual del acogimiento en la Comunidad foral. Detalló que, en estos momentos, hay 325 menores y jóvenes en acogimiento residencial, de los que 195 son menores de 18 años y el resto, 130, mayores de esta edad. A lo anterior se suman los que se encuentran acogidos por familias navarras. En este caso, son 286 y, de ellos, 238 son menores y 48 mayores de 18 años. Además, 148 son chicos y 138 chicas. Chueca añadió que ahora se acaba de lanzar una campaña de acogimiento de referencia, en el que los jóvenes siguen viviendo en residencias del Gobierno foral, pero cuentan con una persona que les acompaña a realizar actividades u otras iniciativas. “El reto es conseguir 80 personas o familias. Es una forma de conocer a los chicos y que algunas se animen a acogerlos en sus casas”, dijo.
volver arriba

Activar Notificaciones