Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

Uno de cada tres afectados por diabetes no sabe que la padece

En Navarra hay cerca de 10.000 personas en esta situación, otras 35.000 tienen diabetes 2 y 2.000 sufren diabetes 1

Humberto Pérez de Leiva y Juantxo Remón, vicepresidente y presidente de la Asociación Navarra de Diabetes.
Humberto Pérez de Leiva y Juantxo Remón, vicepresidente y presidente de la Asociación Navarra de Diabetes. j.c.cordovilla
Publicado el 09/11/2021 a las 06:00
Una de cada tres personas afectadas por diabetes no sabe que la padece, un problema que se ha agudizado durante la pandemia, según afirmó Juantxo Remón, presidente de la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) con motivo del Día Mundial de esta enfermedad que se celebra el 14 de noviembre.
Se estima que en Navarra hay unas 10.000 personas en esta situación, además de 35.000 que están diagnosticadas de diabetes tipo 2 y otras 2.000 de diabetes tipo 1. “Dicen que es la pandemia del siglo XXI”, dijo Remón.
Además, la entidad ha detectado un menor diagnóstico de casos durante la pandemia de covid, lo que agrava la situación. A pesar del aumento progresivo de casos de diabetes y de las complicaciones que puede causar la enfermedad, desde cardiovasculares hasta oculares, renales, etc., los afectados consideran que sigue teniendo una “escasa visibilidad” así como una alta tasa de “infradiagnóstico”.
Según Remón, muchos pacientes, sobre todo aquellos que padecen diabetes tipo 2, han estado “abandonados” durante la pandemia ya que su seguimiento se realiza mayoritariamente en los centros de salud. “Ha habido personas en las que el diagnóstico se ha retrasado por la situación en Atención Primaria. Se han enterado cuando iban a urgencias”, dijo.
El problema reside en que la diabetes no causa síntomas aparentes, aunque poco a poco vaya dañando el organismo, hasta que debuta con algún problema grave. Esta situación se puede solventar con un seguimiento adecuado en los centros de salud, sobre todo en personas mayores o con factores de riesgo.
UNIDAD Y ENFERMERAS
La Asociación de Diabetes afronta el Día Mundial con el lema ‘Si no es ahora, ¿cuándo?’. Esta frase aglutina distintas demandas que la entidad lleva años reclamando. De entrada, apuntó Remón, la puesta en marcha de una Unidad Multidisciplinar de Diabetes para adultos, similar a la que ya existe en Pediatría. La idea es que desde dicha Unidad se aglutinen las revisiones médicas a las que deben acudir los afectados, agilizando las listas de espera. Por ejemplo tienen que pasar cada cierto tiempo por oftalmología, neurología o ver la posibilidad de que existe pie diabético (falta de circulación en las extremidades, etc.). La Unidad, indicó, ayudaría a prevenir complicaciones.
Además, ANADI aboga por introducir la figura de un profesional de Enfermería en los centros educativos con un doble objetivo: fomentar los hábitos saludables y atender al alumnado con problemas crónicos que requiere apoyo. “Tienen derecho a acudir al comedor, a ir de excursión con seguridad. No pueden ser discriminados”, dijo.
Otro gran campo de actuación es la educación diabetológica y, por eso, demandan personal en los centros de salud que forme a los afectados. “Existe un desconocimiento en los afectados sobre las prácticas más adecuadas”.

“Las personas más formadas han controlado mejor la diabetes en la pandemia”

Educación, educación y educación. Humberto Pérez de Leiva, natural de Pamplona, 53 años, casado con tres hijos y diabético desde hace 30 años, tiene claro que para el control de la diabetes la educación es esencial. Afirma que las personas que estaban mejor formadas han podido controlar mejor esta dolencia, que exige tomar decisiones las 24 horas del día. En el caso de las personas con diabetes tipo 1 ha sido más sencillo, ya que ahora llevan sensores que controlan digitalmente sus niveles de glucemia y normalmente reciben formación. No ha sido así para quienes tienen diabetes tipo 2, donde la educación es insuficiente.
¿Qué consecuencia tiene la diabetes mal controlada?
Va minando poco a poco el organismo. Si se detecta pronto, sobre todo la 2, se trata con ejercicio, hábitos de vida saludables y una mejor alimentación. Con la actividad física el cuerpo necesita menos insulina. Mal controlada puede causar problemas cardiovasculares en grandes y pequeños vasos, desde ictus, infartos, etc, hasta ceguera, problemas en el pie, porque se pierde sensibilidad, y en el riñón ya que elimina el azúcar. Cada año, 25.000 personas mueren en España por relación directa o indirecta con la diabetes.
El problema es que no avisa.
Eso es. Te permite más o menos vivir, aunque estés un poco más cansado, pero va dañando el cuerpo. Hay personas que se enteran cuando debutan con un problema de visión o renal.
¿Se puede prevenir?
Se puede conocer con un análisis de sangre. También se puede realizar una hemoglobina glicada para conocer los niveles de azúcar en un tiempo. A la gente no diagnosticada no se le hace. No es rutinaria.
¿Cómo ayudaría la Unidad Multidisciplinar?
La diabetes tiene muchos componentes y tenemos varias consultas. Se puede actuar de forma global. La idea es que haya un circuito para tratar todo en conjunto. Si va a más, no vuelve atrás.
Pandemia y diabetes ¿Cómo se han llevado?
A los diabéticos tipo 1 nos pusieron el sensor justo antes y permitía hacer ‘telemedicina’. Los datos se subían a la red y el endocrino los podía mirar. El problema ha sido en la diabetes tipo 2, muchos casos en personas mayores, sin educación ni tecnología. Han estado peor controladas y han empeorado. No tenían posibilidad de que les dijesen cómo estaban o si tenían que modificar un tratamiento. No tienen la misma formación.
¿Tan importante es la formación?
Fundamental. No hay una formación reglada. En los centros de salud no hay enfermeras educadoras. Podría haber un plan de formación para esas personas.
¿En qué consiste esa educación?
Sobre todo en alimentación, hábitos saludables y qué pueden comer, y ejercicio. Hay que ver cómo hacerlo, cómo sienta.
Va más allá de evitar los dulces.
Claro. Es mucho más. Cuanto más mayor es una persona más cuesta cambiar de hábitos y hay que trabajar emocionalmente con las personas.

Claves

1 Qué es. La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de azúcar en sangre son altos,

2 Dos tipos. En la tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la tipo 2, más ligada a hábitos de vida, la insulina o no tiene efecto o se necesita más para el mismo efecto.

3 Insulina. La insulina es una hormona que metaboliza el azúcar en sangre y la lleva a las células para que tengan energía

volver arriba

Activar Notificaciones