Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento

Aierdi defiende el convenio con la Iglesia para alquiler de viviendas y EH Bildu cuestiona las condiciones

El consejero anuncia que en breve podrían cerrarse otros convenios con dos entidades para incorporar 41 viviendas a la bolsa de alquiler

El ecónomo diocesano de la Archidiócesis, Carlos Esteban; el arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez; el vicepresidente Aierdi; y el director general de Vivienda, Eneko Larrarte, tras firmar el convenio
El ecónomo diocesano de la Archidiócesis, Carlos Esteban; el arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez; el vicepresidente Aierdi; y el director general de Vivienda, Eneko Larrarte, tras firmar el convenioCedida
  • Europa Press. Pamplona
Actualizado el 28/09/2021 a las 11:08
El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, ha enmarcado en el "interés general" el convenio suscrito por el Ejecutivo con el Arzobispado de Pamplona para que éste ceda trece viviendas de su patrimonio actualmente en desuso para que puedan ser arrendadas por medio del programa público de alquiler social que gestiona la sociedad pública Nasuvinsa.
Sin embargo, EH Bildu, que ha pedido la comparecencia del consejero en el Parlamento para explicar este convenio, ha cuestionado las condiciones del convenio, considerando que se da un "trato de favor" a la Iglesia
Navarra Suma no ha cuestionado las condiciones del convenio, pero sí ha afirmado que incorporar trece viviendas a la bolsa de alquiler es "absolutamente insuficiente" para afrontar la demanda de vivienda.
Aierdi, que ha comparecido este martes en el Parlamento, ha valorado "positivamente" el convenio "no solo por asumir la cesión de un número determinado de viviendas propiedad del Arzobispado que nos permite incrementar la oferta de vivienda en alquiler a los vecinos de nuestra Comunidad, sino que también valoramos muy positivamente que sea el primer convenio de esta índole y que no sea el último que se vaya a formalizar".
"Estamos trabajando y esperamos en los próximos días anunciar convenios con otras entidades", ha explicado, refiriéndose a entidades financieras y grupos propietarios de vivienda. En concreto, ha señalado que se podrían producir dos nuevos acuerdos para incorporar 41 viviendas a la bolsa de alquiler.
Aierdi ha explicado que el objetivo de estos convenios es "aumentar el parque de gestión pública de vivienda en alquiler asequible, a la vez que nos acercamos al objetivo de una mejor diversificación de la vivienda en el conjunto del territorio, no solamente en la Comarca de Pamplona sino en el conjunto de los pueblos de Navarra".
Por medio del convenio alcanzado entre el Gobierno foral y el Arzobispado, la Iglesia católica ha optado por ceder un número de viviendas de su patrimonio actualmente en desuso para que puedan ser arrendadas por medio del programa público de alquiler social que gestiona la sociedad pública Nasuvinsa.
Inicialmente serán 13 viviendas las que se habiliten para su arrendamiento protegido durante al menos siete años y medio de período de cesión, sin perjuicio de que, a raíz de este marco de colaboración establecido entre el Gobierno de Navarra y la Archidiócesis de Pamplona y Tudela, este parque se pueda ir ampliando en posteriores cesiones. Las viviendas cedidas están ubicadas en Pamplona, Tudela, Estella, Orkoien, Ihaben, Campanas, Bargota y Undiano.
La Archidiócesis de Pamplona-Tudela autoriza expresamente a Nasuvinsa a realizar en el conjunto de las viviendas cedidas las obras de adecuación necesarias para garantizar que cumplen las condiciones mínimas de habitabilidad exigidas por la normativa vigente, condición previa a la incorporación a la Bolsa de Alquiler de vivienda usada.
Como anexo al convenio de colaboración se adjunta el presupuesto elaborado por Nasuvinsa para acometer las obras de adecuación en cada las viviendas, con un coste total que asciende a 114.200 euros.
Se especifica en el convenio que Nasuvinsa acometerá estas reformas por cuenta de la parte propietaria, con el objetivo de que las viviendas reúnan las condiciones de habitabilidad requeridas para poder adscribirse a la Bolsa de Alquiler. En este sentido, se precisa que la Archidiócesis de Pamplona-Tudela deberá liquidar el importe de las obras ejecutadas por Nasuvinsa al término de las mismas, o bien se le descontará de las mensualidades de renta a abonar por la sociedad pública.
El portavoz de EH Bildu, Maiorga Ramírez, ha considerado que con este convenio "se produce un trato de favor flagrante hacia la Iglesia" y ha señalado que Nasuvinsa abonará a la Iglesia las cantidades correspondientes al alquiler desde el momento en que se formaliza la cesión de las viviendas, mientras que cuando es un particular el que cede la vivienda, Nasuvinsa le abona cuando se formaliza el contrato de arrendamiento. "Es decir, la Iglesia cobra se arriende o no se arriende la vivienda. No lo entendemos y no lo podemos compartir", ha afirmado. Así, ha cuestionado que el Gobierno foral vaya a impulsar convenios similares con otras entidades y ha señalado que "la ley aprobada por el Parlamento de Navarra permite la expropiación a los grandes tenedores de viviendas".
Por parte de Navarra Suma, Juan Luis Sánchez de Muniáin ha afirmado, respecto a los acuerdos con la Iglesia, que "en la medida en que sean convenios homologables con otros, que están dentro de la normativa y criterios de Nasuvinsa a la hora de firmar estos convenios, no tendríamos nada que decir". No obstante, ha afirmado que el acuerdo con la Iglesia se ciñe a trece viviendas y ha señalado que, "si lo miramos desde el interés de satisfacer la demanda de alquiler, el convenio es absolutamente insuficiente, ni de lejos puede servir esto de forma razonable al interés general".
La parlamentaria del PSN Arantza Biurrun ha afirmado que "todos somos conscientes de que las trece viviendas son insuficientes, pero también consideramos que el convenio es necesario porque hasta ahora teníamos esas viviendas vacías sin cumplir su función social y se van a incorporar a esa bolsa de alquiler". Así, ha deseado que éste sea "el primero de muchos convenios" que puedan suscribirse con personas jurídicas y que sirva también a particulares para sumarse a esta iniciativa. Además, ha afirmado que "no se da ningún trato de favor al Arzobispado, el trato es el mismo que se da a cualquier persona jurídica".
Por parte de Geroa Bai, Ana Ansa ha señalado que las trece viviendas "pueden ser pocas, pero marcan camino y es importante que abran una senda que sirva también de incentivo a personas o entidades que puedan estar pensando en esto". "Tenemos una fuerte demanda de alquiler social de vivienda, no tenemos un parque social de vivienda suficiente, y el censo de vivienda vacía recoge viviendas no aptas y que con una rehabilitación suficiente podrían pasar a formar parte del parque de vivienda social", ha destacado.
La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha dicho que le "sorprendió" el acuerdo alcanzado con la Iglesia. "Son trece viviendas que en definitiva lo que hace el Gobierno de Navarra es alquilárselas a la Iglesia, se le paga con anticipación, y la Iglesia se va a encontrar dentro de siete años con pisos rehabilitados y en perfectas condiciones", ha afirmado.
volver arriba

Activar Notificaciones