Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Suceso

Dos víboras envían al hospital a dos niños navarros de 8 y 9 años

El sábado, en Zilbeti y en Artavia, se produjo un suceso similar: una víbora picó a un niño. Fran Erro Fernández, de 8 años, y Abel Ibáñez Urbano, de 9, se recuperan en la misma habitación del hospital

Foto de Francisco Erro Fernández (izquierda) y Abel Ibáñez Urbano, este lunes, en el Complejo Hospitalario.
Francisco Erro Fernández (izquierda) y Abel Ibáñez Urbano, este lunes, en el Complejo Hospitalario.
Actualizada 11/05/2021 a las 07:48

Abel y Fran pueden ir comparando prácticamente minuto a minuto la evolución de sus manos y brazos. Aunque les separaban algo más de 80 kilómetros, su ‘lesión’ se produjo prácticamente a la vez. Fue el sábado a mediodía y ambos niños toparon con dos víboras que clavaron sus dientes en uno de sus dedos, ocasionándoles dolor y la hinchazón de la extremidad afectada. Los dos fueron llevados a Urgencias por sus padres y desde el domingo, la coincidencia ha derivado en que compartan habitación en el área de Pediatría del Complejo Hospitalario de Navarra. Una ‘convivencia’ curiosa, que tanto ellos como sus padres se toman con relativo buen humor.

“¡ME HE CORTADO!”

Francisco Erro Fernández, de 8 años, estudia 3º de Primara en el colegio Vedruna de Pamplona. El sábado habían celebrado la comunión de un primo y junto con él y otros niños de la familia jugaban en la calle en Zilbeti, donde tienen una casa. “Como no se hace banquete nos íbamos a juntar para abrir algunos regalos, y los niños aprovechaban al aire libre. De repente, Fran gritó que se había cortado al levantar una piedra y al ver el dedo ya vimos desde el principio los dos punticos de los dientes de la víbora”, relata su padre, Javier Erro. No habrían pasado ni 40 minutos que lo llevaron a Urgencias, previo aviso al 112, donde les dijeron que ese era el protocolo a seguir y que lo valorarían en el hospital. “Procuran evitar el antídoto, así que de momento le han dado antihistamínico. Ya nos comentaron que iba a pasar una noche en Observación y 2 o 3 días ingresado. Según fueron pasando las horas, le fue yendo a más”, contaba su padre, indicando que la mano se le había hinchado y amoratado.

Si no era suficiente aventura de por sí, la guinda del relato la iban a encontrar al conocer a su compañero de habitación, Abel Ibáñez Urbano, de 9 años, que cursa 4º de Primaria en el colegio Virgen de la Cerca de Andosilla, aquejado de otra picadura de víbora. En su caso, recordaba su madre, ocurrida en Artavia, Tierra Estella, junto al cauce del río. “Ha ido a coger lo que pensaba que era una culebra de agua y de entre las hierbas ha salido la víbora. No había duda porque era muy pequeña, pero se le vieron los colmillos”.

“HAZME FOTOS Y VÍDEOS”

Como se le empezó a hinchar también, la familia suspendió la excursión familiar y lo llevaron hasta el hospital García Orcoyen de Estella, desde donde lo trasladaron a Pamplona en ambulancia. En el caso de Abel, sí le fue inoculado el antídoto. “Se le puso el dedo gordo inflamado y sí, la verdad que impresionaba un poco”, admitía la madre.

De momento, es un crío animado y no lleva mal la estancia en el hospital. “Me dice que le haga muchas fotos y vídeos para enseñar después a sus compañeros de clase”, señalaba, como muestra de su ánimo.

Javier Erro, padre de Fran, subrayaba lo curioso de la anécdota simultánea. “Al principio había alguna enfermera que se creía que les había pasado juntos, pero no. Nos han dicho que ha coincidido con los primeros calores de mayo, que esos días salen todas las víboras como locas”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE