Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tribunales

El detenido, natural de Santesteban, del que hablaba Villarejo

La Audiencia juzga este jueves a un acusado de 77 años, natural de Santesteban y con un larguísimo historial de estafas. Fue extraditado en 2009 por Costa Rica, adonde huyó con un botín de 18 millones tras un desfalco en Guipúzcoa

Sede del Palacio de Justicia de Pamplona.
Sede del Palacio de Justicia de Pamplona.
Actualizada 14/04/2021 a las 08:18

El historial de este navarro natural de Santesteban y residente en Cataluña es tan largo y elevado en el mundo de la estafa que el comisario José Manuel Villarejo, en una de sus turbias grabaciones, alardeaba de haber participado como agente secreto en su detención en Costa Rica en 2008. Pedro José Urrutia Urrutia acaba de cumplir 77 años y desde su extradición en 2009 (le reclamaban cinco juzgados españoles) acumuló varias condenas de las audiencias de Barcelona y de Guipúzcoa, esta última por haber huido con 18 millones de euros tras participar en el desfalco de la empresa Indaux de Getaria. Este jueves, será juzgado en la Audiencia de Navarra por dos estafas en la Comunidad foral en 2016.

Son hechos que cometió solo dos años después de que el tribunal guipuzcoano le impusiera 13 años de prisión, que el Supremo dejó después en diez y medio. En marzo de 2016 se encontraba aún en libertad y contactó con los propietarios de una bodega navarra que querían vender el negocio. Según la Fiscalía, que le reclama siete años y medio de cárcel, les ofreció “una cantidad superior a la fijada por el mercado, ofreciéndoles incluso que la gestión de la bodega podría continuar en su poder”. Una vez hecha la propuesta, el procesado les explicó que tenía el dinero en Costa Rica y que eran necesarios unos trámites para autorizar el envío del capital. De ahí que les convenciera para contratar a un intermediario (también acusado y condenado por la estafa en Guipúzcoa), al que abonaron 30.000 euros de comisión. Como pasaba el tiempo y la compraventa no se materializaba, los propietarios de la bodega contactaron con el acusado. Este les explicó que el comisionista estaba en prisión, por lo que había que contratar a otro , añade la Fiscalía. Así que abonaron 15.000 euros a este nuevo comisionista, al que no se acusa por no haber sido localizado. Finalmente, Pedro José Urrutia devolvió 8.000 euros a los propietarios de la bodega. Con un modo de actuar similar, la fiscalía cree que también en marzo de 2016 estafó 18.000 euros al dueño de una nave de Mutilva Alta.

Son los últimos coletazos de una vida delictiva de la que ya hay constancia a mediados de los ochenta en Barcelona, como miembro de una banda de traficantes de coches de lujo. Entre sus condenas antes de huir a Costa Rica en 2007, hay varias de la Audiencia Provincial de Barcelona: una como director único de una sociedad dedicada a la comercialización de carne (dejó de satisfacer pagarés), otra por una compra fraudulenta de un hotel con un cheque falso, también por compras de cestas de navidad por 12.000 euros que no pagó...

Los hechos más graves los cometió en Guipúzcoa. Entre 2003 y 2007, participó en el desvío de 20 millones de euros de la corporación vasca, tal y como consideró probado la justicia en 2014, que condenó a 13 personas. Pero antes de sentarse en el banquillo de los acusados huyó en 2007 a Costa Rica, donde estuvo más de un año viviendo a todo tren y llegó a obtener la ciudadanía. Sus vecinos del cantón de San Carlos, según declararon tras su detención, destacaban su generosidad, su suntuoso nivel de vida y las grandiosas fiestas. Cuando la policía le detuvo el 21 octubre de 2008, le decomisó todas las propiedades; entre ellas tres lujosas mansiones, vehículos valorados en 140.154 euros y una gasolinera.

Su arresto era del que hablaba Villarejo. Fue él quien facilitó las pistas a la UDEF, según su versión, y fue este un ejemplo de cómo actuaba como agente secreto. “Nosotros lo que jamás hacemos es una investigación paralela. Nosotros todo se lo damos a los colegas (a la Policía). Que ellos se apunten el tanto y nosotros cobramos”, explicaba a un agente en una grabación publicada por El Independiente en 2019.

Una vez en España, Pedro José Urrutia ingresó en prisión provisional, pero su estado de salud -fue extraditado de Costa Rica en un avión medicalizado por una dolencia cardíaca- le permitió salir de prisión en 2012 por enfermedad grave. Desde entonces ha pasado ante varios tribunales. El jueves lo hará en Navarra.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE