Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Naturaleza

El halcón abejero: una forma natural de frenar a la avispa asiática

Esta especie autóctona, que sobrevuela los cielos navarros, puede ser una solución a los problemas generados por el insecto invasor

Fotografía del halcón abejero
Fotografía del halcón abejero
Publicado el 17/12/2020 a las 09:33
La avispa asiática (vespa velutina) está considerada como una de las especies invasoras más agresivas de las que han llegado a nuestro territorio. Su capacidad para adaptarse a las condiciones que le ofrece tanto la cornisa cantábrica como las zonas pirenaicas, con Navarra incluida en este espacio, ha sido notable. Una realidad que no solo supone un peligro para la salud humana (la picadura y el veneno de este tipo de insecto es muy agresiva) sino también para el equilibrio entre las especies propias de Navarra. Una de las grandes perjudicadas es la abeja autóctona de nuestro país, conocida como abeja melífera. Y teniendo en cuenta la importancia de la abeja europea en la polinización y, a través de este proceso, su influencia en el desarrollo de la biodiversidad en nuestra naturaleza, el temor a la vespa velutina está más que fundado.
La avispa asiática fue detectada por primera vez en España en la comarca del Baztan. Fue en el año 2010. Desde entonces, su expansión ha sido continua, especialmente en regiones con climas suaves y lluviosos (las heladas en las zonas interiores de la península dificultan su supervivencia). De este modo, la especie invasora ha sido localizada en Galicia, La Rioja, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, País Vasco y Baleares. Solo en este último lugar se ha conseguido su erradicación. El carácter insular lo ha favorecido, y para su eliminación se han utilizado técnicas tradicionales de rastreo y eliminación. Sin embargo, en el resto de la Península este método no resulta suficiente.
Pero en los últimos meses, diferentes estudios han abierto una puerta a la esperanza, una posible solución natural gracias a una especie autóctona: el halcón abejero (pernis apivorus). Se ha detectado que esta rapaz es capaz de alimentarse de la avispa asiática. Este halcón tiene protecciones específicas en cabeza, paladar, párpados y patas adaptados a los ataque de estos insectos, incluidas las de la peligrosa especie invasora. Una realidad verificada a través de estudios tanto de la universidad complutense madrileña como del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-CSIC) en Barcelona. Los estudios han demostrado que esta rapaz ha incluido en su alimentación a la nueva especie, a pesar de ser una novedosa presencia. Una esperanza para intentar suavizar el impacto de la temible especie invasora gracias a la voracidad de este predador natural.
volver arriba

Activar Notificaciones