Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Foto de Izaskun Echechipia y Teresa Garriz

La vuelta al ocio en Navarra, ¿exceso de optimismo?

Diez personas describen cómo ven la situación actual desde el atril de cinco momentos de ocio

01/12/2020 a las 12:19

¿Dónde nos encontrábamos tal día como hoy hace un año? Amador, Amaia y sus dos hijos, Marco y Marieta, por ejemplo, se encontraban en Lanzarote, en la playa. En el caso de Izaskun y su amiga Teresa, disfrutaban de este puente en Japón y en Francia, respectivamente. A Joanna Bausin, le sorprendió diciembre estudiando un máster en su país, en Alemania. Andrés y Matías se recuerdan en Pamplona, entre fiestas de estudiantes y exámenes. Por otro lado, Isabel Cortés y Sofía Vicente viajaban por Marruecos, mientras su compañera Lucía Flores trabajaba en el hospital.

Este lunes, festivo en Pamplona, todos salieron de sus casas para poder respirar un poco y reencontrarse con los suyos. Amador, Amaia y sus dos hijos decidieron subir al monte San Cristóbal. Izaskun y Teresa se reunieron después de mucho tiempo en el Casco Viejo de Pamplona y brindaron con vino blanco y comieron fritos. Joanna estudiaba en un banco de un parque de Yamaguchi, mientras Isabel, Sofía y Lucía compartían ensaladas y nachos con queso en una terraza próxima. En ese mismo momento, a las afueras de la ciudad, Andrés y Marías, universitarios de 21 años, “calmaban su ansiedad” comprando en una superficie comercial.

Todo ha cambiado, pero la vida sigue y la necesidad por socializar continúa, dejaban claro. Aunque lo vivido en los últimos días, con las calles atestadas, también les ha producido cierto vértigo. “Por eso estamos aquí. Esta niebla es lo más parecido al mar. Y nos encanta el mar...”, describía Amador este lunes a las 12.30 horas desde la cima del San Cristóbal.

“Estamos viendo mucha irresponsabilidad”

Amador, Amaia y su hijo Marco aprovecharon este lunes para subir a San Cristóbal, respirar y disfrutar de la niebla. El coronavirus impactó de lleno en su familia durante marzo. “Por un lado vemos que las medidas se han sobredimensionado, pero, claro, estamos viendo también mucha irresponsabilidad”, aclaraba Amador, refiriéndose a la marea de gente que vieron la semana pasada en Carlos III (Pamplona), “como si no hubiera pasado nada”, apostillaba. A Amaia incluso le han llegado a llamar “agorera” cuando pedía más prudencia a las amigas. “Está claro que vamos a entrar en una tercera ola porque va a poder más querer estar con la familia en Navidad”.

“Sales para calmar la ansiedad”

“Esta niebla es lo más parecido al mar”

Andrés y Matías, estudiantes universitarios de 21 y 20 años, salían ayer de comprar de La Morea. “Hemos perdido nuestro estilo de vida. Antes éramos activos y ahora solo quieres quedarte en casa. Sales de manera impulsiva, para calmar la ansiedad de no poder hacer nada”.

“No me gusta lo que he visto”

“Esta niebla es lo más parecido al mar”

Isabel Cortés, Sofía Vicente y Lucía Flores (27, 23 y 22 años), técnicos de rayos, comían ayer en una terraza. Por su trabajo conocen bien la situación de la pandemia y tienen claro que vendrá pronto una tercera ola. Han visto demasiados pacientes, algunos de 40 y 50 años en la planta covid. “Y no me ha gustado nada ver estos días todo este parque lleno de gente bebiendo después de que se cerraran los bares”, reconocía Isabel. “Estamos felices de que abran las terrazas, pero siempre con responsabilidad. Porque da la sensación de que la gente se ha lanzado a la calle a lo loco”.

“Soy alemana, aquí me siento muy segura”

“Esta niebla es lo más parecido al mar”

Joanna Baussin, alemana de 26 años, estudia en un banco al sol en el parque Yamaguchi (Pamplona). “El 4 de diciembre vuelvo a casa y quiero ir morena”, dice. “Allí las restricciones son más duras, pero aquí me siento segura. En general, creo que la gente es responsable”.

“Hay necesidad de socializar”

“Esta niebla es lo más parecido al mar”

Izaskun Echechipia y Teresa Garriz, amigas de la cuadrilla, se reencontraron ayer después de meses. Y brindaron por la vida. “Este fin de semana ha sido bestial. Hay necesidad de socializar, pero es importante que abran en condiciones para evitar las aglomeraciones”, explica Izaskun. “La gente se comporta bien en general. Pero, claro, no es normal que se haga fila para sentarse en una terraza. La hostelería se ha preparado para la pandemia. Está todo muy limpio”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE