Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

El acusado de asesinar a su novia con fuego en Pamplona será condenado a 22,5 años

Roberto Domínguez Domingo arrojó líquido inflamable a su pareja, Yolanda Jaén, en un piso de Pamplona en 2018

El acusado de asesinar a su novia con fuego será condenado a 22,5 años
El acusado de asesinar a su novia con fuego será condenado a 22,5 años
Publicado el 04/10/2020 a las 11:17
El acusado de matar a su pareja en 2018 prendiéndole fuego después de haberle arrojado líquido inflamable en un piso de la calle Mayor de Pamplona será condenado a 22 años y medio de prisión por un delito de asesinato en concurso con uno de incendio. El juicio por la muerte de Yolanda Jaén Gómez, de 50 años, iba a comenzar mañana con un jurado popular, pero las partes intervinientes han alcanzado un acuerdo previo que será ratificado mañana en la vista oral en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.
Inicialmente, la Fiscalía pedía para el acusado, Roberto Domínguez Domingo, de 47 años cuando ocurrieron los hechos, 24 años de prisión por un delito de asesinato con las agravantes de género y de parentesto, y otros 13 años por un delito de incendio, y a que el fuego causó daños en el número 55 de la calle Mayor, bloque tuvo que ser desalojado. Finalmente, al acusado se le aplicará la atenuante de toxicomanía y en lugar de dos delitos será uno de asesinato en concurso con otro de incendio, bajando la pena hasta los 22,5 años.
La condena pactada entre fiscalía, acusación particular (en nombre de la familia), las acusaciones populares de Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra, y la defensa también incluye una indemnización de 35.000 euros para la madre de la víctima y 30.928 a Mapfre en concepto por los daños causados en el edificio y ya pagados. Además tendrá que pagar los gastos sanitarios, pendientes de valorar.
Todo ello tendrá que ser ratificado mañana a las 9.30 horas en el Palacio de Justicia, a la misma hora en la que en principio iba a comenzar a constituirse el jurado popular que a lo largo de toda la semana iba a enjuiciar el caso. A esa hora, según el pacto alcanzado, al acusado aceptará la pena y reconocerá los hechos, que se remontan a 2015.
Ambos empezaron su relación en octubre de aquel año, conviviendo en la calle Larrabide, según el escrito de la Fiscalía que formará parte de la sentencia. En junio de 2016, la mujer le denunció por malos tratos y el acusado acabó siendo condenado a la pena de 54 días de trabajos en beneficio de la comunidad, con la prohibición de acercarse a la víctima en dos años. En 2014, el hombre también había sido condenado por un delito de amenazas a otra persona.
El plazo de alejamiento de la víctima concluyó en julio de 2018 y ambos retomaron la convivencia en el primer piso del número 55 de la calle Mayor . Sobre las 23 horas del 15 de octubre de 2018, ambos se encontraban en el interior de la vivienda y comenzaron una discusión, por motivos que se desconocen, en la que hubo gritos y golpes. “La discusión duró alrededor de dos horas”, concreta el fiscal .

DE FORMA SORPRESIVA
Sobre las 0.50 horas, de forma sorpresiva, el procesado roció a su pareja con líquido inflamable y le prendió fuego “con intención de terminar con su vida”. Lo hizo de una forma tan rápida que impidió que ella pudiera reaccionar y defenderse, detalla el escrito de acusación, que destaca que, al hacerlo, “el acusado era consciente de que le iba a provocar unos dolores intensos e insoportables”. La mujer sufrió quemaduras en el 30% de su cuerpo y fue trasladada primero al Complejo Hospitalario de Navarra y después al Hospital Miguel Servet de Zaragoza, manteniendo en todo momento la consciencia, relata el fiscal . La noche del 23 de octubre, falleció a consecuencia de las heridas sufridas.
En cuanto al delito de incendio inicial, la Fiscalía resaltaba que el acusado provocó además un fuego en el piso, siendo consciente de que a esas horas sus vecinos se encontraban descansando. “Asumió con su conducta que el incendio ponía en peligro a los vecinos que residían en el inmueble”. Al encontrarse el edificio en el casco viejo de Pamplona, su estructura y composición facilitaron la propagación del fuego , agrega la fiscalía, y hubo que desalojar el edificio, de cinco plantas, “porque se generó una nube de humo que fue ascendiendo hacia los pisos superiores”.
volver arriba

Activar Notificaciones