Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Astráin

El Camino, en tractor o nada

Alberto y Estíbaliz Urdangarain, padre e hija, salieron el sábado de Astráin para peregrinar hasta Santiago de Compostela de una forma muy especial: cada uno al volante de un tractor restaurado

Estíbaliz y Alberto Urdangarain, con sus tractores ayer en Astráin a las 7.30 horas, cuando partieron.
Estíbaliz y Alberto Urdangarain, con sus tractores ayer en Astráin a las 7.30 horas, cuando partieron.
  • Alba Cidoncha Sádaba
Actualizada 02/08/2020 a las 06:00

Alberto Urdangarain Areta y Estíbaliz Urdangarain Pérez, padre e hija, salieron el sábado desde el frontón de Astráin dirección a Santiago de Compostela. Él, con un Ebro Súper 55 del año 1969. Ella, con un John Deere 2035 de 1976. Dos tractores. Y con ellos pretenden realizar el Camino de Santiago en 8 días.

La idea surgió las pasadas Navidades, aunque Alberto ya tenía la espina clavada desde antes. Fue su mujer la que instó a la familia a preparar todo para realizar el viaje en verano. El último confinamiento les sirvió para poner a punto los dos vehículos. El Ebro Súper pertenecía al suegro de Alberto e iba a ser destinado a la chatarra. Decidió adecuarlo para poder realizar de manera segura el trayecto. Su idea inicial era viajar en tractor y una caravana detrás, para poder ir él y su mujer, pero al final decidieron que ella iría coche y él en tractor. Al quedar así, Estíbaliz, de 22 años y a la que también le gustan mucho los tractores, decidió acompañarle con otro. Del John Deere solo había un chasis apoyado en cuatro tacos de madera. No tenía techo y tampoco cristales. Lo han pintado entero y también le han cambiado las ruedas. Las delanteras son nuevas y las traseras, de segunda mano. Estíbaliz además ha incluido una caja de madera para poder guardar el móvil durante el camino. En ella, ha pegado una foto de su cuadrilla a la que hace un mes que no ve por el coronavirus. Estudia Electromecánica y es la única mujer de su clase. Con este viaje le gustaría dar visibilidad a todas las mujeres que también ejercen en el mundo rural. “En este aspecto hay mucho que trabajar”, afirma.

Aunque con muchas ganas de vivir la experiencia de hacer el Camino de Santiago en tractor, padre e hija indican que es algo para hacer “solo una vez en la vida”. “Nos ha costado mucho tiempo”, explica Estíbaliz, quien también ha colgado en el techo del tractor una concha de la ruta jacobea que le ha comprado su abuela en Roncesvalles. La mujer de Alberto y madre de Estíbaliz viaja delante con un coche de apoyo, junto a la otra hija del matrimonio, de 15 años, e indicándoles el camino o los posibles contratiempos que puedan surgir. Para dormir y ducharse han preferido reservar casas rurales en pueblos pequeños. El motivo principal es el temor a que les suceda algo a los tractores. “Hemos alquilado casas rurales chiquiticas para poder ver a la noche los tractores desde la ventana”, asegura Estíbaliz.

Su equipaje va en maletas en el coche y han instalado además una especie de arcón en el Jhon Deere, con algunos recursos por si sucede algo durante el trayecto. Entre ellos, una garrafa de 25 litros de gasoil, por si no encuentran una gasolinera, o algún anorak por si hay una tormenta repentina, ya que el tractor de Alberto es descapotable. “Y mi mujer ha comprado un montón de mascarillas y geles desinfectantes para llevar”, subraya él.

A Estíbaliz y Alberto Urdangarain no les da miedo que los tractores puedan fallar en algún momento. “Son muy mecánicos, no tienen aire acondicionado. Yo trabajé en un taller y domino un poco la mecánica. Además, llevamos una correa para poder remolcar y sacarlo de la carretera en caso de que uno se pare”, detalla Alberto.

Para comunicarse entre los dos tractores y con el coche de apoyo han comprado unos pinganillos que se conectan mediante bluetooth al teléfono móvil. “En los tractores grandes que tenemos para cosechar llevamos emisora, pero aquí nos dimos cuenta de que no podíamos comunicarnos. Ni siquiera por teléfono, son tractores tan grandes que hacen mucho ruido”, justifica Estíbaliz.

UN RECORRIDO MARCADO

El sábado, en el primer día de peregrinación, cubrieron 120 kilómetros hasta llegar a Hormilla, en La Rioja. Este domingo tienen previsto llegar a Burgos; el tercer día a Palencia; después a León, donde pasarán dos días; y posteriormente a Lugo, Pontevedra y, por último, Santiago de Compostela. Permanecerán allí un fin de semana visitando la ciudad y volverán en el coche familiar. Los tractores regresarán en camión hasta Artázcoz.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE