Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Formación Profesional

El Gobierno implementará medidas para mejorar la enseñanza de FPE adaptadas al escenario de la COVID-19

Supone el colofón a 'El Empleo y la Formación Profesional', un proyecto de indagación y análisis de competencias transversales que ha durado varios meses y concluyó el jueves 21 de mayo con una mesa redonda online

Vídeo: Encuentro social y empresarial para el desarrollo de competencias en la FP para el empleo en Navarra
Vídeo: Encuentro social y empresarial para el desarrollo de competencias en la FP para el empleo en Navarra
El Gobierno de Navarra va a implementar un conjunto de medidas para mejorar la enseñanza de FP y Formación Profesional para el Empleo adaptadas al escenario de la COVID-19
De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Tomás Rodríguez, director general de FP del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra; Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social de Navarra;
De izquierda a derecha, y de arriba a abajo: Tomás Rodríguez, director general de FP del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra; Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social de Navarra; Mirian Martón, directora gere
  • Diario de Navarra
22/05/2020

Las iniciativas surgen a raíz del proyecto El Empleo y la Formación Profesional, un proceso de indagación y prospección con empresas  y una detección de buenas prácticas y referencias a nivel nacional e internacional, en el que se han detectado competencias transversales, algunas de ellas específicas del nuevo escenario sociolaboral provocado por la crisis del coronavirus

Entre las medidas que se van a desarrollar a corto plazo acordes a las competencias transversales y profesionales específicas derivadas del proyecto, se encuentran el refuerzo y mejora de las plataformas y métodos de formación online y a distancia en el ámbito de la FP. La formación en el desarrollo de competencias digitales  para luchar contra la brecha digital que ha evidenciado la crisis del COVID-19, supone una de las líneas de trabajo inmediatas

El diseño de este plan ha sido posible gracias a una alianza estratégica entre el Servicio Navarro de Empleo y la Dirección General de Formación Profesional del Gobierno de Navarra, un hito para la integración efectiva de los ámbitos laboral y educativo, con el apoyo también del Observatorio de la Realidad Social de Navarra

En su afán por mejorar la calidad de la enseñanza en los ámbitos de la Formación Profesional y la Formación Profesional para el Empleo, el Gobierno de Navarra propuso el año pasado abrir un proceso para analizar el estado actual de los planes de formación y detectar buenas prácticas formativas. El proyecto, titulado El Empleo y la Formación Profesional, se llevó a cabo entre noviembre de 2019 y el pasado mes de febrero a través de tres de sus direcciones generales —La Dirección General de Formación Profesional, el Servicio Navarro de Empleo y el Observatorio de Realidad Social de Navarra—, con el objetivo de materializar medidas que adaptasen estas modalidades de formación a los requerimientos empresariales actuales y futuros y favorecer la empleabilidad.

Tras la celebración de seis encuentros entre profesionales de sectores económicos clave y las mencionadas direcciones generales y, paralelamente, la realización de un benchmarking de buenas prácticas y referencias a nivel nacional e internacional, se detectaron competencias transversales cruciales para la incorporación del alumnado al mundo laboral como el compromiso, la capacidad de trabajo en equipo o la adaptación al cambio, entre otras. Sin embargo, el decreto del estado de alarma a mediados del pasado mes de marzo obligó a todo el equipo de trabajo a hacer un esfuerzo adicional para repensar todos esos hallazgos y sumar en tiempo récord nuevas competencias desligadas de una situación tan excepcional como la creada por la COVID-19.

El 14 de marzo de 2020 el mundo, tal y como lo conocemos, desaparecía y todos, gobiernos, empresas y ciudadanos, nos enfrentamos a un escenario diferente en el que conceptos como el teletrabajo, la adaptabilidad, la cultura empresarial y la paciencia se iban a hacer más necesarios que nunca. El proyecto El Empleo y la Formación Profesional llegaba a su fin pero sus impulsores se vieron en la necesidad de ponerse al día y tratar de vislumbrar nuevos e inesperados desafíos. Por ello, se procedió a un análisis más específico basado en la identificación de nuevas competencias desligadas de la crisis de la COVID-19, así como de aquellas ya detectadas hasta el momento y que ahora cobraban una especial relevancia.

En líneas generales, desde las empresas han destacado que en el escenario post-COVID-19 va a resultar fundamental contar con alumnos que sean valientes a la par que responsables, con capacidad para vencer sus miedos o que cuenten con un pensamiento dual analógico-digital, entre otras competencias. Por su parte, desde los centros formativos han incidido en el dominio del aprendizaje telemático, la capacidad para trabajar a distancia, la necesidad de adaptación a los contenidos formativos o la capacidad de consenso. Dicho esto, ¿qué medidas inmediatas se van a adoptar desde las tres direcciones del Gobierno de Navarra?

Formación Profesional: oferta formativa 2020-21 más amplia e innovadora con un nuevo modelo de inscripción online a partir del próximo 25 de mayo.

El director general de Formación Profesional, Tomás Rodríguez Garraza, se reafirma en la necesidad de adaptar las competencias transversales detectadas en el proyecto a esta “situación singular e inédita generada por la COVID-19”. La FP, explica, “ha debido reinventarse y poner en valor competencias como la capacidad de adaptación, la responsabilidad, la flexibilidad... tratando de evitar tanto la brecha social como la digital”.

Según explica, la FP se enfrenta desde el lunes, 25 de mayo, hasta el próximo 5 de junio, a un nuevo modelo de inscripción online con una oferta amplia, innovadora y territorialmente cohesionada: “Este modelo, reiteradamente demandado, se ha acelerado en su aplicación como respuesta a la crisis sanitaria, dados los problemas de movilidad con los que convive la población”.

La situación les ha llevado a reflexionar sobre el papel del profesorado y la metodología de aprendizaje, y “han llegado a la conclusión de que hay que realizar un esfuerzo extraordinario en la formación y adaptación del profesorado y de los recursos”, afirma Rodríguez. “Este planteamiento de formación a distancia debe hacerse extensivo a las empresas dentro del rol que estas asumen en la FCT y en la FP dual, para que sigan teniendo protagonismo y participen en la formación de nuestro alumnado”, concluye.

Competencias Digitales Básicas

Desde el Servicio Navarro de Empleo han incidido en que el estudio ha puesto de manifiesto que las competencias transversales son tan importantes y estratégicas para los diferentes sectores como las competencias profesionales específicas. Su directora gerente, Mirian Martón, explica que ahora “tienen el reto de trabajarlas en las diferentes líneas de acción que están promoviendo para el corto y medio plazo”.

El SNE-NL está trabajando para lanzar un ambicioso plan de formación en competencias digitales para toda Navarra donde se va a abordar, en primer lugar, el reto de la brecha digital a la vista de la importancia que ha adquirido en la crisis de la COVID-19. “En este diseño estábamos cuando llegó la pandemia que ha evidenciado todavía más esta brecha digital que existe y que es una variable que afecta enormemente en la empleabilidad de las personas. Estamos intentando estar preparados en un tiempo récord para lanzar en breve este plan que tiene como objetivo llegar masivamente a las personas trabajadoras”, remarca Martón.

Por otro lado, el Servicio Navarro de Empleo ha lanzado el canal online del servicio, en el que están incorporando también temas relacionados con algunas de las competencias transversales más demandadas por los sectores como la comunicación efectiva, la inteligencia emocional, la importancia de la resiliencia y la adaptación a los cambios.

A corto plazo, el SNE-NL está preparando distintos cursos, para impartir en el segundo semestre de este año, así como un refuerzo de los accesos individuales al canal, que pasarán de las 20.000 sesiones. La medida está orientada a atender a un mayor volumen de trabajadores teniendo en cuenta las altas en ERTE, Desempleo o por el reciclaje de diferentes sectores prioritarios a partir del proyecto Navarra Reincorpora.

Competencias

Alianza entre el SNE y la Dirección General de Formación Profesional

Mención aparte merece el plan de actuación conjunta que están diseñando el Servicio Navarro de Empleo y la Dirección General de Formación Profesional del Gobierno de Navarra para disponer de un programa formativo que atienda necesidades en toda la Comunidad foral, incorporando a los centros de FP para la realización de cursos de formación de desempleados. El objetivo es desarrollar conjuntamente nuevas especialidades que den respuesta a necesidades que las empresas demandan y que los grados y certificados no llegan a cubrir. Asimismo, en estos momentos se está ultimando el programa de desarrollo de proyectos integrados así como un conjunto de cursos de certificado de profesionalidad. Esta alianza estratégica es uno de los mayores hitos para la integración efectiva del mundo laboral y educativo.

La Formación Profesional para el Empleo, “crucial para superar la crisis actual”

Desde el Observatorio de la Realidad Social de Navarra hacen un diagnóstico muy en la línea de lo ya apuntado. Su director general, Luis Campos, indica algunas claves para entender la actual coyuntura y actuar en consecuencia. En el ámbito laboral, remarca que “la crisis sanitaria de la COVID-19 se ha traducido en un incremento notable y muy rápido del desempleo nunca visto en otras crisis” e incide en dos asuntos que han cobrado especial relevancia: el teletrabajo, que “ha hecho acto de presencia de forma inmediata, al igual que nuevas formas de organización, para dar respuesta tanto a las limitaciones de producción existentes como a los requerimientos de protección de la salud de los y las trabajadoras”, y las “necesidades de conciliación propiciadas por el cierre de los centros educativos y servicios de atención a personas mayores y personas dependientes”.

Ante una situación “tan incierta, cuyas consecuencias no están todavía suficientemente claras”, sigue Campos, “es realmente complejo articular propuestas concretas, pero lo que está claro es que la Formación Profesional para el Empleo está llamada a desempeñar un papel crucial para superar la actual crisis”.

Por último, Luis Campos se aventura a identificar aquellas competencias transversales que a juicio del Observatorio de la Realidad Social de Navarra van a ser “demandas de forma cada vez más intensa en el escenario post-COVID: compromiso, responsabilidad, adaptación al cambio, capacidad de trabajo en equipo, flexibilidad, capacidad de comunicación, ganas de aprender y capacidad de emprendimiento”.

Competencias transversales detectadas

Los profesionales que tomaron parte en los seis encuentros previos a la crisis de la COVID-19 destacaron un total de 35 competencias transversales, aunque no todos concedieron la misma importancia a las mismas. Competencias como el compromiso con el propio trabajo y la empresa, la responsabilidad, la capacidad de adaptación al cambio, el trabajo en equipo o la flexibilidad fueron algunas de las que más recurrentes en boca de los participantes. En cuanto a las capacidades técnicas, se incidió especialmente en el conocimiento de otros idiomas, la inquietud por viajar y desarrollar el propio trabajo en el extranjero y el pensamiento digital. Sí estuvieron todos de acuerdo en que se presupone que las personas que cursan estudios de Formación Profesional o Formación Profesional para el Empleo adquieren las competencias técnicas necesarias, de ahí que los profesionales de Recursos Humanos valoren, sobre todo, las capacidades transversales.

Entre las carencias, destacaron la inmadurez y la falta de experiencia de la vida de las personas que se incorporan, especialmente en el sector sanitario. Por ello, los profesionales congregados en la mayoría de encuentros coincidieron en recomendar que los jóvenes pasen más tiempo de prácticas o en contacto con las empresas. Además de ayudarles a desarrollar todas esas habilidades que escapan al horario lectivo, dijeron, les beneficia a ellos y también a las propias compañías. Se mostraron bastante conscientes, al hilo de esto, de la necesidad de que las empresas inviertan en la formación de las personas una vez se incorporan.

Por último, todos los asistentes agradecieron esta iniciativa y demandaron más acciones de este tipo porque, pese a estar contentos con la formación que se imparte en las titulaciones de FP, incidieron en la necesidad de prestigiar este tipo de enseñanza para corregir esa percepción que todavía tienen muchos de que se trata de una formación «de segunda» cuando en realidad no lo es.

Génesis del proyecto 'El Empleo y la Formación Profesional'

El pasado mes de noviembre, el CIP Donapea acogió la presentación de El Empleo y la Formación Profesional, un proyecto impulsado por el Gobierno de Navarra cuyo objetivo era identificar las competencias transversales que deberá proporcionar el sistema de Formación Profesional y Formación Profesional para el Empleo de Navarra a la sociedad del futuro.

La iniciativa proponía seis encuentros entre representantes de tres de las direcciones generales de la Administración foral (Departamento de Educación, Servicio Navarro de Empleo y Observatorio de Realidad Social de Navarra) y profesionales procedentes de seis áreas económicas clave en el ecosistema productivo navarro: energías renovables y recursos, turismo integral, industrias creativas y digitales, automoción y mecatrónica, cadena alimentaria y salud.

 

Paralelamente a estos encuentros, se realizó un benchmarking de diagnóstico a nivel nacional e internacional para detectar buenas prácticas formativas que fortalezcan la Formación Profesional y la Formación Profesional para el Empleo en competencias transversales de la mano del Observatorio de Realidad Social de Navarra.

 

Ambas son cruciales para Navarra y para un mercado laboral de calidad y por ello se ha intentado detectar buenas prácticas formativas que fortalezcan esta enseñanza. Tras las conclusiones de este proyecto se abre ahora el camino para materializar medidas y mejoras en la Formación Profesional y en la Formación Profesional para el Empleo que adapten estas modalidades a los requerimientos empresariales y así favorecer la empleabilidad.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra