Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Las restricciones hacen aún más dolorosa la pérdida de un ser querido

Casi no hay velatorios, no se celebran funerales y los entierros tienen presencia limitada

El aforo máximo en el cementerio de Pamplona es de 20 personas.
El aforo máximo en el cementerio de Pamplona es de 20 personas.
  • Diario de Navarra
Actualizada 20/03/2020 a las 06:00

La crisis del coronavirus ha motivado que los tanatorios y cementerios de Navarra también tomen medidas para evitar convertirse en foco de contagio. Desde el Grupo Irache y Tanatorio San Alberto piden que se ponga en valor el trabajo que hacen para intentar paliar los efectos de la pandemia.

Para las familias, despedir hoy a un ser querido se hace más cuesta arriba que hace una semana. Las funerarias, iglesias y cementerios han tenido que adoptar medidas para evitar el contagio del covid-19 que provocan que algunas familias se sientan menos acompañadas en el duelo. “Se han suspendido los funerales y las despedidas civiles”, señala el gerente del Tanatorio San Alberto, David Facila Arrastia, mientras añade que han limitado el aforo máximo de las salas a seis personas. “Muchas familias han decidido no velar a sus muertos, pero hay otras a las que les cuesta más adoptar esa decisión”, reconoce mientras remarca que, desde el Tanatorio San Alberto, “se aconseja no velar a los fallecidos”. El gerente asegura que “la gente está muy concienciada” y que se está notando mucho una menor afluencia estos días.

En Irache, la situación es muy parecida. También se ha limitado el aforo de las salas y se han aplazado todos los eventos de despedida. “Los celebraremos cuando termine la cuarentena”, tranquiliza a las familias su directora, Lorena Sánchez Garraza. Además, es posible hacer llegar a todas las salas condolencias digitales. “Así evitamos las visitas de amigos y conocidos”, explica. También cuentan con un equipo de psicólogos que están acompañando a aquellas familias a las que las limitaciones de estos días están haciendo que les cueste más asumir la pérdida.

El cementerio de Pamplona, aunque ha cerrado sus puertas al público para las visitas, continúa ofreciendo sus servicios funerarios, tanto de incineración como de entierro. En estos casos, también impone limitaciones de aforo y otras medidas de seguridad. Solo pueden asistir un total de 20 personas a cada servicio y deberán respetar una distancia mínima de seguridad de dos metros y no formar aglomeraciones dentro.

 

MÁS MÉDICOS

En Irache y en San Alberto, la mayor preocupación es velar por la seguridad de los trabajadores. “Ahora mismo contamos con una plantilla que ronda los 80 empleados y está repartida por tanatorios diseminados por toda Navarra”, explica la directora del Grupo Tanatorios Irache, que sentencia que, si sus trabajadores se contagiaran con el virus covid-19 a la vez, se correría el riesgo de que se colapsara el sistema funerario de la Comunidad foral. Ese mismo miedo lo tiene el gerente de San Alberto, quien asegura que, desde que se declaró el estado de alarma, han reducido la presencia de los trabajadores en las instalaciones de la funeraria. “Estamos funcionando con los servicios mínimos y con personal de guardia en casa”, asegura y añade que “todas las medidas son pocas” para hacer frente a esta situación. Facila remarca también la importancia del uso de los Equipos de Protección Individual (EPI), a la hora de manipular los cadáveres, para evitar contagios.


“En nuestro caso, es muy importante garantizar la integridad física de los trabajadores porque acceden a lugares de riesgo”, coincide Sánchez. A pesar de que han instaurado el teletrabajo en algunos puestos, reconoce que hay otros que es necesario realizar de forma presencial y exponen a los profesionales a posibles focos de contagio, como pueden ser las viviendas particulares a las que tienen que acceder. Por ello, la directora del grupo hace hincapié en la importancia de que las funerarias tengan garantizado el suministro de material sanitario, como puede ser mascarillas, guantes desechables o el gel hidroalcohólico. “Todos los pedidos tenemos que adquirirlos a través del Ministerio y desde la semana pasada no llega nada”, explica mientras agradece el apoyo de Panasef (asociación nacional de servicios funerarios).


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE