x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Coronavirus Navarra

Las residencias de mayores, sin visitas

Muchas residencias ya habían limitado las visitas de los familiares la semana pasada, pero desde el domingo el contacto directo con el exterior ha quedado suprimido. Responsables de centros reconocen la actitud tanto de las familias como de los usuarios

Foto de una partida de cartas en una residencia.

Una partida de cartas en una residencia.

Archivo
18/03/2020 a las 06:00
A+ A-

El coronavirus ha impactado de forma directa en el día a día en las residencias de mayores. La semana pasada ya muchas habían limitado las visitas a una persona por residente y día, así como eliminado o limitado muchas de las actividades y terapias de grupo para cumplir con las recomendaciones sanitarias frente al contagio del virus. La declaración del Estado de Alarma ha supuesto un paso más, de manera que los residentes en estos centros ya se están viendo privados de las visitas por un tiempo indefinido.

“Claro que es muy doloroso no poder ver a los familiares. Emocionalmente, es una decisión difícil de tomar, pero al otro lado de la balanza está la salud de las personas, y una de las mayores fuentes de contagio que puede haber son las visitas externas. Así que en este caso lo emotivo queda en un segundo plano”, explica Óscar Pérez, director de La Misericordia Tudela, donde viven casi 200 personas. “He de decir que los familiares lo están aceptando de muy buena forma”. En cuanto a los residentes, en general, también “lo llevan bien”. “Son personas que por su trayectoria de vida tienen unacapacidad de adaptación grande, posiblemente mayor que la nuestra”, alaba. “Son unos campeones”.

El centro ha limitado a grupos pequeños las actividades conjuntas, de forma que el contacto sea mínimo y se pueda asegurar que se cumplen las medidas de prevención indicadas. “Por ejemplo, antes para el bingo se juntaban muchas personas, y ahora lo hemos suplido por múltiples sesiones de bingo con menos personas”, describe el responsable. También ha querido poner su plantilla a disposición de los residentes para cuestiones extraordinarias. “Hemos apelado a su sentido de la responsabilidad para que eviten salir, así que nosotros nos ofrecemos para que nos utilicen como vehículo en caso de necesitar hacer alguna compra u otra gestión”. Además, se preparan para que las nuevas tecnologías puedan hacer, en medida de lo posible, de sustitutas del contacto cara a cara con los allegados.

El director admite preocupación por el hipotético escenario de que se diera un positivo entre su plantilla, que de momento mantiene su número, o entre residentes. “¿Qué pasará cuando haya que poner en cuarentena al personal que haya estado en contacto?”, deja en el aire. También le inquieta la posibilidad de quedarse sin material sanitario especializado. “A día de hoy no estamos en esa situación, pero los pedidos que hemos hecho desde hace 15 días están paralizados. ¿Qué pasará cuándo tengamos que hacer un uso intensivo de los Epis (equipo de protección individual para prevenir la transmisión del virus)?”, se cuestiona. Por ello, reivindica que se pongan en marcha “los mecanismos pertinentes” para garantizar la distribución de estos materiales también a las residencias, que no son considerados centros sanitarios.

Desde la Misericordia Pamplona, con 530 residentes, 360 de ellos autónomos, las impresiones son parecidas. Por parte de las familias, “colaboración absoluta”. Por parte de los residentes, “una tranquilidad encomiable”. “Es verdad que los más autónomos pueden subirse un poco por las paredes, pero creo que se lo han tomado con más calma que nadie. Es increíble cómo ven la vida desde los 80 años con un prisma muy distinto”, reflexiona Mariano Pascal, responsable de Participación.

El centro “ha reducido al mínimo el tráfico interno y externo de personas”, de modo que se mantienen solos las actividades que no impliquen “mover a las gente por las zonas centrales”. Además, ha puesto en marcha un protocolo de envío masivos de sms informativos para las familias. “También nos están pasando cosas curiosas, como que hoy mismo (por el lunes) se ha puesto en contacto la familia de una residente que cumplía años, para que le pusiéramos el vídeo que le mandaban”. Si la situación se prolonga, estudiarán otros usos de las nuevas tecnologías, a las que ya han comenzado a recurrir. “Como tanto la parroquia de San Lorenzo como la de San Miguel están dando las misas por Youtube, las estamos poniendo en las smar tv que tenemos, porque es algo muy importante para muchos de los residentes”.

Por su parte, el grupo Amavir con 624 plazas en Navarra, está intentado suplir las visitas por vídeollamadas, para que el contacto entre el residente y sus personas se cercanas no se interrumpa.”A poder ser, serán diarias, aunque no lo podemos garantizar en todos los casos”, explica el director de comunicación del grupo, Roberto Rodríguez, desde Madrid. Eso siempre que el estado del mayor lo permita. “Hay algunos que, aun teniendo deterioro cognitivo, todavía reconocen a su familia”.

Cuenta Rodríguez que ya la semana pasada se empezó a pedir a las familias que se abstuvieran de acudir. “Poco a poco se han ido concienciando, y el Estado de Alarma ya ha sido definitivo”. Es una “situación inédita” para todos, que ha “trastocado el día a día”. “Pero los mayores han reaccionado bien y estamos intentando que mantengan la tranquilidad. Por otro lado, la labor del personal está siendo increíble, y así lo están viendo también las familias, que nos transmiten su agradecimiento”.

BUSCAN PERSONAS QUE ESTUDIEN O HAYAN ACABADO FP SOCIOSANITARIO

Ante la situación complicada que se está viviendo en las residencias de mayores y la posibilidad de que el esfuerzo que están realizando los cuidadores se alargue en el tiempo y se incremente se están buscando refuerzos. Desde LARES Navarra, que cuenta con más de 30 residencias asociadas, se ha hecho un llamamiento por redes sociales para la búsqueda de personas que estén estudiando FP (Sociosanitario/Atención a personas en situación de dependencia) o que hayan acabado y estén dispuestas a ser contratadas para relevar a cuidadores que trabajan en turnos de mañana, tarde y noche.
Rafael Sánchez Ostiz: “El sector de la dependencia se está sintiendo ignorado”


¿Cómo están viviendo las residencias de mayores esta situación?
El sector de la dependencia está siendo invisible, todo está centrado en las urgencias hospitalarias, pero hay que tener en cuenta que nosotros concentramos a una buena parte de la población de mayor riesgo. Desgraciadamente, nos hemos sentido bastante ignorados. Los centros estamos trabajando en condiciones que la mayoría de la gente desconoce para evitar que se produzcan situaciones complicadas.

¿A qué se refiere?
A que echo en falta el reconocimiento público a la labor de los trabajadores de los centros de mayores. Se están volcando completamente, pero sin medios. Hay que decir alto y claro a la Administración que no tenemos medios de protección. Ni hidrogeles, ni mascarillas, etc. Y en el caso de que se produzcan situaciones de contagio, picos, sabemos que los vamos a tener que atender en los centros. Así que esperamos que la Administración nos aporte los recursos, porque si no, no lo vamos a poder hacer. Nos tienen que considerar como centros sanitarios, porque lo somos.

Ya se plantean ese escenario...
Sin duda. Ya en Madrid la semana pasada se hablaba de medicalizar residencias en situaciones de colapso. Y es verdad que tiene más sentido aislar al contagiado en las propias residencias. Pero la duda que tenemos es si tendremos los medios necesarios para ello.

¿Cómo valora el cierre de las residencias a las visitas?
Veníamos reclamándolo desde la semana pasada. Era algo de sentido común. De hecho, ya hubo muchos centros que cerraron las visitas por su cuenta entonces.

¿Qué mensaje trasladaría a esos ancianos que se encuentran confinados?
Lo primero, de reconocimiento. Son gente dura, acostumbrada a sufrir las calamidades. Se les ha explicado y están reaccionando fantásticamente, igual que las familias. Es cierto eso de que estas situaciones sacan lo mejor de cada uno. Lo segundo, un mensaje de solidaridad. Es momento de ayudarse unos a otros, de no pensar en mis dolencias sino en ver qué necesita mi compañero o compañera, que puede estar peor. Y desde otro punto de vista, animaría a romper la rutina con actividades un poco más intelectuales, físicas o de cuidado que les hagan sentirse útiles. La lectura, el cine, etc. Creo que en los centros se está intentando reforzar todo esto. El objetivo es no estar todo el día delante de la televisión hablando del coronavirus. También estamos incidiendo en que las familias refuercen las llamadas.

No es una visita, pero es mejor que nada...
Exacto. Por eso desde los centros se están volcando en facilitar las vídeollamadas a través de Skype o Facetime, por ejemplo. Si no podemos ir a verles, incrementemos esos contactos.

¿Hay alguna excepción que contemple la posibilidad de hacer una visita?
Indudablemente, en situaciones de enfermedad y de encamamiento hay que articular los sistemas de higiene y que sean precisos para facilitar que esos familiares sí puedan estar. Así se lo hemos explicado a la gente y lo han entendido.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra