x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Gobierno de Navarra

Chivite afirma que se necesitan hasta 200 policías forales más para tráfico en exclusiva

Anuncia, pero sin concretar, que habrá OPEs y pasarela desde Guardia Civil

 

Chivite, Remírez y Alzórriz, este miércoles en los pasillos del Parlamento.

Chivite, Remírez y Alzórriz, este miércoles en los pasillos del Parlamento.

Actualizada 30/01/2020 a las 07:21
A+ A-

“A medio plazo”. La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, aseguró ayer que, aunque su Ejecutivo y el Estado tienen la “firme voluntad” de acordar en este primer semestre del año la transferencia de tráfico en exclusiva a la Comunidad foral, la materialización efectiva de esto “no será de manera inmediata” debido a que no hay suficientes agentes en Policía Foral para ello.


Chivite, que no concretó fechas más allá de ese “medio plazo”, expuso que será necesario incrementar la plantilla del Cuerpo autonómico con entre 150 y 200 efectivos. Actualmente dispone de unos 1.080 agentes. Avanzó la realización de ofertas públicas de empleo, sin detallar tampoco cuándo tendrán lugar y con cuántas plazas, y la “habilitación” de una pasarela, prevista en la Ley Foral de Policías, para que guardias civiles de tráfico que desempeñan su labor en Navarra puedan integrarse en la Policía Foral.


“Nadie va a echar a la Guardia Civil de Navarra”, acentuó la presidenta. En este sentido, recordó el contenido de la reunión que el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, mantuvo el pasado lunes con representantes de las ocho asociaciones profesionales de la Guardia Civil. “Los agentes de la Guardia Civil que quieran seguir en Navarra podrán hacerlo en otras unidades o dentro de Policía Foral”, señaló Chivite, sin obviar que, quienes deseen seguir en tráfico de la Benemérita tendrán que irse destinados a otras comunidades. “La preocupación del ministro es preservar los intereses laborales de los agentes de la Guardia Civil”, incidió la socialista, para presentar como escenario más factible que, al estar la plantilla de la Benemérita en Navarra “al 80%”, sus efectivos de hoy en tráfico se mantengan en Navarra dentro de otras unidades.


Chivite compareció ayer en el Parlamento a petición de Navarra Suma, que la requirió para que expusiera la posición del gabinete foral en relación a la transferencia de tráfico pactada entre el PSOE y el PNV. “Se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra, con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la Comunidad Autónoma Vasca”, reza en uno de sus puntos dicho pacto, suscrito el pasado 30 de diciembre y por el que el PNV apoyó la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Ejecutivo central.


Chivite reconoció que este acuerdo entre socialistas y nacionalistas “viene a ratificar” el “compromiso ya alcanzado” en octubre de 2018 entre Pedro Sánchez y la anterior presidenta foral, Uxue Barkos, socia hoy de Chivite por la alianza entre el PSN y Geroa Bai.


“Que el PNV no le chulee”


“Me molesta que el PNV la humille y sustituya como interlocutor al Gobierno de Navarra. Y que, ante esto, usted se calle”, le espetó a María Chivite el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, quien aseguró que los agentes de la Guardia Civil afectados “están diciendo que, para que Pedro Sánchez sea presidente, les van a sacar de las carreteras de Navarra”. Esparza instó a Chivite a que el PNV “no le chulee”. “Ha puesto en el acuerdo la transferencia de tráfico para demostrar que manda en Navarra”.


El regionalista acabó “tendiendo la mano” a la presidenta con una propuesta: “Pida la transferencia y que la Guardia Civil siga ejerciendo en Navarra las labores que ejerce a día de hoy”. Es decir, la asunción de tráfico pero manteniendo a la Benemérita en las carreteras. A lo que Chivite respondió recordándole a Esparza documentos suscritos por anteriores gobiernos de UPN y declaraciones pasadas de políticos regionalistas demandando la asunción íntegra del tráfico por la Policía Foral. “La conformación de Navarra Suma ha supuesto ha supuesto un giro ideológico de UPN respecto al régimen foral”, afeó Chivite. Pero Esparza también tiró de hemeroteca para, por ejemplo, recuperar declaraciones de socialistas como el exdelegado del Gobierno central Vicente Ripa en 2004 o el actual delegado José Luis Arasti en 2018, abogando por una “gestión mixta” de tráfico entre Guardia Civil y Policía Foral o por la transferencia plena a Navarra pero con la Benemérita manteniéndose en las carreteras.


Los portavoces de PSN, Geroa Bai, Bildu y Podemos censuraron un cambio de opinión por parte de UPN. “A ustedes lo único que les preocupa es que no están firmando la transferencia de la competencia en el sillón del Gobierno”, le dijo Uxue Barkos a Javier Esparza. Adolfo Araiz (Bildu), por su parte, tildó de “imposición” la entrada de la Guardia Civil en Navarra.

Esparza, a Chivite: “¿Qué le pasa? Deje de reñir a todo el mundo”

La sesión de ayer en el Parlamento sobre la asunción por parte de Navarra de la competencia de tráfico en exclusividad sirvió para que se visibilizase de nuevo el elevado grado de deterioro al que ha llegado la relación entre la presidenta del Gobierno y secretaria general del PSN, María Chivite, y el líder de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza.


“¿Le pasa algo, señora Chivite? ¿Está enfadada? Es que, no sé...”. Así arrancó el regionalista su intervención, después de la inicial que había protagonizado la presidenta justo antes. “Le voy a dar un consejo. Ayer, en un acto con empresarios, fue el comentario general. Deje de reñir a todo el mundo, que usted ya es presidenta, ya está. Defienda sus posiciones pero deje de echar broncas. Una presidenta no está en su papel haciendo lo que usted está haciendo, ni en el tono en el que usted está afrontando los debates”, apostilló Esparza, de quien el día anterior María Chivite dijo verle “muy nervioso” y le atribuyó “exabruptos”. “Veo a Esparza un poco fuera de lugar”, expuso.


En el rifirrafe de ayer, la presidenta estuvo ayudada por el vicepresidente del Gobierno Javier Remírez, gesticulante hacia Esparza; la socialista y presidenta de la comisión parlamentaria de Régimen Foral, Ainhoa Unzu, quien llamó la atención al regionalista en varias ocasiones; y el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz. “Los que están crispados son los de Navarra Suma, no la presidenta. Están en un permanente insulto y menosprecio a gobiernos legítimos”, indicó Alzórriz en defensa de los gabinetes de Chivite y Pedro Sánchez.

Te puede interesar

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra