Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Familias acogida

Niños guineanos buscan hogar

La asociación ‘Bisila’, que acoge a niños de Guinea Ecuatorial, busca familias que quieran tener en sus casas a pequeños de este país africano el próximo verano. De 7 a 9 años, hablan castellano

NIños guineanos y navarros, en una recepción en el Palacio de Navarra, el pasado verano en Pamplona.
NIños guineanos y navarros, en una recepción en el Palacio de Navarra, el pasado verano en Pamplona.
DN
Actualizada 23/01/2020 a las 06:00

Cuatro niñas guineanas de entre 7 y 9 años esperan en sus casas de Bata y Malabo a que alguien les dé una buena noticia estos días. Ya tienen su pasaporte en regla para viajar a Navarra el próximo verano pero aún les falta una familia que las acoja en su vivienda. Con sus hijos, sus vacaciones y sus rutinas. Para disfrutar de tres meses de vacaciones, buena alimentación, cuidados sanitarios y, sobre todo, mucho cariño. La asociación Bisila, que impulsa acogimientos de verano y escolares para niños de Guinea Ecuatorial, hace un llamamiento a las familias navarras interesadas (por lo menos, cuatro) en “vivir una experiencia maravillosa”. “Son niños muy educados, alegres... No suelen resultar problemáticos. Además, la comunicación con ellos es fácil porque hablan castellano”, explica la presidenta de Bisila, Begoña Cantero Iturri. Las familias interesadas pueden ponerse en contacto con ella “sin compromiso y solo para informarse” (en el 653 56 51 10). Si finalmente deciden traer al niño, deberán abonar unos 900 euros (para pagar el visado, el billete de avión y la parte proporcional del viaje de la monitora, que se paga entre todos). Desde 2010, cuando se puso en marcha esta asociación, y hasta ahora ya han venido a Navarra más de treinta niños de 6 a 18 años.


Los pequeños que viajan, explica Begoña Cantero, son hijos de madres solteras (que ganan muy poco dinero vendiendo artesanía o frutos de sus árboles) o niños huérfanos que viven con los abuelos, los tíos... (algunos también en orfanatos). “Trayéndolos aquí, no solo beneficiamos al niño, sino a toda su familia”, insiste la presidenta, madre de dos mellizos de 11 años y con una ‘hija’ de acogida de 14, que cursa en Pamplona 1º de ESO. “Vino por primera vez a los 6 años, solo durante el verano. Pero enseguida la trajimos ya todo el curso. Es una más de la familia a todos los efectos”.


El apoyo a las familias de estos pequeños pasa por pagarles la matrícula del colegio en su ciudad de origen y el uniforme (70 euros al año) y enviar arroz y leche tres veces al año para sus hermanos, padres, primos... “Además, cuando se marchan de aquí, se van con la maleta llena”.
Los tres meses de verano que los niños están en Navarra, las familias de acogida suelen reunirse con otros miembros de la asociación Bisila, nombre en honor a la Virgen protectora de la maternidad en Guinea Ecuatorial, para hacer excursiones y actividades. “Siempre ofrecemos apoyo”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE