x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SENTENCIA

Irache gana una demanda para que el Popular devuelva lo invertido en acciones

El afectado recuperó 2.599 euros invertidos en la ampliación de capital del banco de mayo de 2016

Una oficina del Banco Popular, comprado por un euro por el Banco Santander en 2017

Una oficina del Banco Popular, comprado por un euro por el Banco Santander en 2017.

Reuters
Actualizada 15/11/2019 a las 13:32
  • Efe. Pamplona
A+ A-

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha conseguido una nueva sentencia para una clienta del Banco Popular que ha recuperado los 2.508 euros que invirtió en acciones de la entidad en noviembre de 2016.

Esta sentencia se une a otra que la Asociación consiguió también este año por un caso muy similar, en el que el afectado recuperó 2.599 euros invertidos en la ampliación de capital del Popular de mayo de 2016, ha explicado en conferencia de prensa el responsable de Comunicación de Irache, Alberto Lázcoz.

Se trata de las dos primeras sentencias firmes sobre esta cuestión en Navarra, si bien ha habido otras favorables pero que han sido recurridas.

El 7 de junio de 2017 el Banco Popular fue vendido al Banco Santander por un euro. Como consecuencia de la operación, los accionistas y los titulares de deuda subordinada de la entidad perdieron todo el valor de sus inversiones.

La Asociación está defendiendo a más de 180 personas afectadas y ya ha presentado las primeras quince demandas ante los juzgados por cantidades que oscilan entre los 2.000 y los 80.000 euros.

Esta sentencia, ha afirmado Lázcoz, representa "una buena noticia" para todas las personas que invirtieron en el Banco Popular, especialmente en su ampliación de capital de 2016. Se calcula que en Navarra puede haber unos 3.000 afectados.

Las demandas más viables, ha comentado Ignacio Ferrer-Bonsoms, del despacho colaborador con Irache, son las de personas que compraron acciones desde mayo de 2016 y hasta abril de 2017, cuando el Banco Popular admitió que había errores en la información dada su situación financiera.

Los jueces, ha explicado, están basando sus decisiones en que la información facilitada por la entidad, fundamentalmente en el folleto informativo de la emisión, no era veraz y no reflejaba la situación real del banco.

El folleto publicitario de las acciones presentaba al banco como una empresa “solvente” y “sólida” y en su información precontractual se hablaba de una normalización de la rentabilidad después de 2016, ha subrayado.

En concreto, la última sentencia recuerda el notable incremento de las pérdidas del banco. Si en el primer trimestre de 2016 las ganancias eran de 93 millones, a 30 de junio de ese año se perdían más de 35 millones, a finales de año las pérdidas ascendían a 3.485 millones y a junio de 2017 ya eran de 12.218 millones.

Señala el juez que no resulta “lógico ni explicable” que, de ser reales las cuentas presentadas, se pudiera producir en “tan escaso margen la debacle bancaria”. Ello obedecía, en su opinión, a un deterioro progresivo que venía arrastrando de anualidades anteriores.

"La pregunta que nos hacemos todos", ha declarado Ferrer-Bonsoms, es por qué los supervisores de la CNMV no dieron la voz de alarma cuando el Popular registró el folleto informativo de la ampliación de capital.

La viabilidad de los tribunales, ha dicho, se ve despejada de momento para los que compraron acciones o deuda subordinada por la ampliación de 2016.

En este sentido, ha apuntado que los casos sentenciados en primera instancia que no han sido recurridos "pueden ser un criterio para otros tribunales", si bien las sentencias de las audiencias provinciales tienen más peso y de momento están confirmando los autos.

En los casos en que las acciones se suscribieron antes de 2016, ha reconocido, "la situación no es tan clara".

Aunque ya ha habido sentencias favorables al consumidor que han anulado estas inversiones, no hay unanimidad y se deberá estudiar cada caso al detalle. De cualquier manera, Irache ya ha tomado medidas respecto a estos afectados.

En primer lugar, se interpusieron dos recursos administrativos: uno en España ante la Audiencia Nacional y frente a la resolución del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y otro en Europa ante el Tribunal General de la Unión Europea, frente a la resolución de la Junta Única de Resolución (JUR).

Lázcoz ha indicado que la experiencia de Irache hasta este momento es que Europa "es más protectora del consumidor, es más garantista" que las instituciones españolas.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra