Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Guardia Civil

Imputan a dos jóvenes por lanzar un perro desde un puente en Funes

La Guardia Civil intervino después de que lo tiraran para ver si salía nadando y el animal acaba de ser adoptado en Pamplona

Ainhoa Cerdán, la mujer que ha adoptado al perro, pasea con él por Lezkairu, en Pamplona.
Ainhoa Cerdán, la mujer que ha adoptado al perro, pasea con él por Lezkairu, en Pamplona.
Una familia ha adoptado ya al cachorro.
Una familia ha adoptado ya al cachorro.
Actualizada 14/08/2019 a las 07:12

Ozzi no se llamaba Ozzi el 25 de julio. Ese día, de madrugada, este perro de 4/5 meses fue arrojado desde el puente de Funes, de una altura de ocho metros, al río Arga. No solo sobrevivió, sino que la Policía Municipal de la localidad y la Guardia Civil intervinieron para imputar a dos de los jóvenes por un delito de maltrato animal y para requisar al animal. Dos semanas después, acaba de ser adoptado por una familia de Lezkairu, en Pamplona. Y desde hace dos días se llama Ozzi. “Es un amor de perro”, dice Ainhoa Cerdán Malo, de 44 años, la mujer lo ha adoptado junto a su pareja y a las dos hijas de ésta.

El perro, un mestizo con parte de grifón, fue arrojado al Arga poco antes de las dos de la madrugada. Un grupo de jóvenes se encontraba en el puente, entre ellos su entonces dueño, y uno de sus amigos le pidió que le dejara tirarlo al río. “Ya verás cómo sale nadando”, le dijo. El dueño accedió y su amigo lo lanzó al agua desde una altura superior a los ocho metros. “Desde esa distancia, el impacto con el agua no es ninguna tontería”, explican desde la Guardia Civil. El perro sobrevivió y alguien dio aviso a las autoridades. Una patrulla de la Policía Municipal de Funes recogió al animal y los agentes de la Compañía de la Guardia Civil de Tafalla identificaron a los dos jóvenes, imputándoles por un delito de maltrato animal. El cachorro fue trasladado a un centro veterinario, donde se le realizó una exploración. Y a partir de ahí, se empezó a buscarle una nueva familia.

“Aún se asusta”

Ainhoa Cerdán vive en Lezkairu y perdió a su perro Sauron, un chihuahua, el pasado 30 de junio. “Tenía 14 años y medio y era un perro muy bueno. Cuando lo perdí decía que iba a tardar en adoptar otro, pero la historia de este perro me dio mucha pena...”. Se la contó una prima suya que trabaja en el Ayuntamiento de Funes. Primero le ayudó a buscarle familia y encontraron una en Gorraiz. Pero finalmente no pudo ser posible, porque el padre resultó ser alérgico. “Así que me lo llevé, me daba mucha pena el caso”. El lunes le pusieron la vacuna y el chip, y ayer pasó su primera noche en su nueva casa en Pamplona. “Es un perro majísimo. Es un cachorro y hay que enseñarle muchas cosas, pero es muy simpático, aunque todavía se asusta con los ruidos y gestos bruscos”. Ainhoa Cerdán no concibe que alguien lo lanzara de un puente. “Los perros no tienen conciencia de maldad, son lo más bueno y cariñoso que puede haber. No entenderé nunca a los que les hacen daño”.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE