Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Elecciones Generales 2019

Pedro Sánchez asegura que el PSOE es “el único foralista en Navarra”

El presidente alude una única vez a Navarra durante un mitin en Pamplona

Sánchez defiende en Pamplona que el PSOE es
Sánchez defiende en Pamplona que el PSOE es "el único" que reconoce diversidad y foralidad
Publicado el 16/03/2019 a las 09:31
Una única alusión a Navarra al final de media hora de discurso: “Ante aquellos que pretenden uniformizar a España, negar la diversidad, el único partido que reconoce la diversidad en el conjunto del país y que en Navarra es foralista es el PSOE”. Así se resume el paso del presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, este viernes por Pamplona, donde protagonizó un acto electoral del PSOE en un pabellón Navarra Arena que se estrenaba en el acogimiento de mítines de partidos políticos.

El interior de la instalación se fraccionó mediante grandes cortinas negras para, con parte de una grada lateral desplegada y sillas en pista y en el escenario, posibilitar un aforo de un millar de personas que se llenó. Al menos media docena de autobuses contribuyeron a la asistencia. El marcador del pabellón se bajó a aproximadamente tres metros y medio del suelo y en él se proyectaron lemas de precampaña socialistas y las imágenes en directo del acto.
Pedro Sánchez, que antes de acudir al Navarra Arena ha dado un paseo por el centro de Pamplona, no hizo alusión a pactos en Navarra tras las elecciones forales del 26 de mayo. Tampoco quienes le precedieron en el atril: la secretaria general del PSN y candidata a la presidencia foral María Chivite; los cabezas de lista por Navarra al Congreso y al Senado, Santos Cerdán y Toni Magdaleno respectivamente; y la aspirante a la vara de mando pamplonesa Maite Esporrín. A lo más que llegaron fue a decir que con quienes pactar es “con los ciudadanos”.
El presidente del Ejecutivo central y candidato a continuar en Moncloa después de los próximos comicios generales invirtió su intervención en la política nacional y en afear a sus rivales. “Las del 28 de abril no son unas elecciones más”. ¿Queremos una España en la que quepamos todos o una España en la que sólo quepan los de la foto en la Plaza de Colón?”, afirmó Sánchez, quien puso a PP, Ciudadanos y Vox en su diana permanentemente. Sobre todo a los dos primeros. “Que el PP y Ciudadanos dejen a un lado su sectarismo y piensen en los españoles”, aseguró, culpando a populares y naranjas de bloquear iniciativas en el Congreso de los Diputados. “¿Están o no están de acuerdo con las medidas que hemos impulsado para que los jóvenes no se emancipen a los 30 años y sí a los 20? ¿O con las medidas para sacar de la pobreza a 80.000 niños? Lo que le molesta a la derecha es que estamos demostrando que otra España es posible”.

CONTRA LA ABSTENCIÓN
Sánchez culpó a PP y Ciudadanos hasta de las promesas socialistas incumplidas tras nueves meses en el Gobierno. “No hemos podido derogar la reforma laboral, acabar con el copago farmacéutico, poner en marcha un nuevo plan de vivienda o despenalizar la eutanasia por los obstáculos que nos ha puesto la derecha”, justificó el máximo dirigente del PSOE, para a continuación prometer un Presupuesto “social” como primera medida si repite de presidente.

Sánchez, que se ganó gritos de “presidente, presidente” cuando dijo que ser patriota “no es gritar todos los días ‘viva España’ sino trabajar cada día para que en España se viva mejor”, llamó a acudir a votar -es decir, a votarle- frente a una derecha que “entiende la democracia de forma excluyente” y “juega a la abstención porque sabe que, si hay movilización, el PSOE va a conseguir una mayoría amplia”.
volver arriba

Activar Notificaciones