x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Canal de Navarra

Una coma mal puesta rebaja el coste de una opción del Canal en 35 millones

Manu Ayerdi y Elizalde aclararon el “grave error” del estudio para llevar agua de Itoiz a la Ribera

La ampliación del Canal de Navarra, como muestra la imagen, ya utilizó el sistema de dos tuberías soterradas para llevar agua hacia el Arga y el Ega.

La ampliación del Canal de Navarra, como muestra la imagen, ya utilizó el sistema de dos tuberías soterradas para llevar agua hacia el Arga y el Ega.

DN
Actualizada 28/02/2019 a las 08:10
A+ A-

Una coma mal colocada en una cifra. Esa es la “deficiencia importante” a la que el vicepresidente económico Manu Ayerdi aludió hace una semana, pero no quiso desvelar hasta comparecer en el Parlamento. Ayer, el Gobierno despejó la incógnita que, una vez más y justo en vísperas de elecciones, ha vuelto a postergar el avance del proyecto de llevar agua de Itoiz a la Ribera (2º fase del Canal de Navarra). Y es que el coste de las ‘tomas de agua’ de la alternativa que plantea una única tubería desde Pitillas hasta Ablitas no es de 41.539.398 euros, tal y como figura en un estudio que ha costado casi 1,15 millones de euros y que ha realizado la UTE formada por las ingenieras Ingiopsa- Eptisa. Los técnicos del Gobierno foral han advertido que el precio, realmente, es 4.153.939 euros. Una coma, por tanto, de más de 35 millones de euros, porque el presupuesto final de esa opción ha bajado, correcciones hechas, de 178,3 a 143 millones.

“Es el principal error y lo consideramos bastante grave”, expuso solemne la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde. Tanto, que esta opción (una única tubería) estaba descartada desde el minuto cero pero ahora, en opinión del Gobierno de Barkos, entra en liza con las otras dos alternativas que siempre han estado encima de la mesa. Una, construir dos tubería soterradas en fases diferentes, con un separación en el tiempo de más de diez años. Y dos, construir dos tuberías soterradas a la vez.

Las observaciones de los técnicos del Gobierno también afectan al coste presupuestado en el estudio presentado por Ingiopsa- Eptisa el pasado 24 de enero al Consejo de Administración de la sociedad pública Canasa, gestora de la infraestructura y participada en un 60% por el Gobierno central y un 40% por el Gobierno de Navarra.

Una vez corregidos esos fallos, el Gobierno foral señala que la opción de llevar dos tuberías en fases decaladas costará 162 millones, aunque realmente empezaría por construir una sola tubería con la mitad de agua disponible y que solo serviría para regar entre 9 y 10.000 hectáreas. Esa primera tubería, en el estudio, costaba 67 millones y, con la revisión, se eleva a 91 millones. La otra opción, ejecutar las dos tuberías a la vez con un caudal conjunto de 20 m3/s pasa de costar 148,3 millones a 158 millones. Diez millones más. Con todo, a pesar de las correcciones, la diferencia de estas dos alternativas sigue siendo reducida, cuatro millones de euros.

El vicepresidente señaló que el 18 de febrero Canasa comunicó a las ingenierías adjudicatarias del estudio que deben subsanar los fallos “a la mayor brevedad”, pero no mencionó que haya fecha para tal labor ni que los dos Gobiernos se vayan a volver a reunir antes de las elecciones. El vicepresidente explicó que, igualmente, se ha solicitado que recalculen los costes e ingresos en función de diferentes consumos de agua que puedan realizar los agricultores (solo se ha calculado con el máximo consumo, 6.400 m3/ha) y también según un escenario de diferentes tarifas (solo se ha utilizado el sistema tarifario vigente). A su juicio, son previsiones “optimistas”. “En la primera fase hubo hipótesis que no se cumplieron ni queriendo”.

LAS TRES OPCIONES EN LIZA SEGÚN EL GOBIERNO

Una única tubería. 143 mill.
Es la opción que estaba descartada desde el minuto cero pero que ahora, según el Gobierno, entra en liza. El estudio la calculaba en 178,3 millones y, con las correcciones, se queda en 143 millones. Para la oposición y expertos técnicos, llevar 20 m3/s en una única tubería no es lo más ideal porque suele haber épocas de limpieza y es más recomendable que haya dos tuberías para ‘jugar’ con ellos, de manera que no falle el consumo de boca y el riego.

Dos tuberías. Hacer una y, 10 años después, otra 162,2 mill.
Es la opción que, al parecer, más simpatías despierta al Gobierno de Barkos, aunque no se ha pronunciado abiertamente a su favor. Consiste en realizar una tubería, con un coste de 84,9 millones en el informe pero, una vez corregido, se eleva a 91,1 millones. La segunda tubería se haría, según se dijo ayer, diez años después y según demanda y tendría un coste de 67 millones en el informe y, con correcciones, sube a 71,05.

Dos tuberías y hacerlas al mismo tiempo 158,5 mill.
Llevar el máximo de caudal (20 m3/segundo) y hacerlo en dos tuberías que se construyan a la vez es la opción defendida por UPN, PSN y PP.
En el informe que presentaron a la sociedad pública Canasa la ingenierías Ingiopsa- Eptisa costaba 148,3 millones, pero una vez con el recálculo realizado por los técnicos del Gobierno foral, esta opción se elevaría en unos diez millones de euros, hasta los 158 millones.

 

DE "ESFUERZO ÍMPROBO" A "CUATRO AÑOS DE SECANO" Y "BURLA A LA RIBERA"

Lo que para el Gobierno ha sido una legislatura de “esfuerzo ímprobo” por llevar adelante la 2ª fase del Canal de Navarra, para UPN han sido “cuatro años de secano”, para el PP “un desprecio y burla a la Ribera” y para el PSN “un proyecto estratégico que tendrá que seguir prometiendo”. Entre esas ideas tan dispares discurrió una comparencia parlamentaria que elevó la temperatura verbal hasta colmar la paciencia del presidente, Luis Zarraluqui. “Esto se está pasando de castaño oscuro”, llegó a decirles.

La consejera Elizalde disculpó su tono “en la pasión del proyecto”, pero tras las críticas de la oposición les dijo: “Lo que ustedes no soportan es que seamos nosotros los que estudiamos la mejor solución para llevar agua a la Ribera”. Añadió que habrá que ver “cómo se financia todo esto” y recriminó a UPN que paralizara la 2ª fase entre 2013 y 2015 y que no mejorara los regadíos del sur de Navarra. “No nos va a quedar otra que llevar agua donde hay agua”, apuntó.

La portavoz de UPN, M. Carmen Segura, felicitó al Gobierno por haber conseguido su objetivo de paralizar la ampliación y no iniciar la 2ª fase. Y criticó a Ayerdi porque, en su intervención, no aseguró a la Ribera que llevará el máximo de agua posible. “No lo ha hecho porque tiene dentro de su Gobierno a los opositores de este proyecto. Se ha dejado arrastrar por EH- Bildu”. En la misma línea se expresó Javier García (PP), para quien el error de la coma es una “distracción” y “otra excusa” para no tomar decisiones. Ruiz (PSN) también culpó al Gobierno de no darse “prisa” en sacar adelante un obra que garantizará el desarrollo de la Ribera.

 

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra