Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Parlamento de Navarra

El SNS dice que la contención no es una medida de "coerción" sino "sanitaria"

El jefe del Servicio de Psiquiatría, Manuel Cuesta, asegura que “en ningún momento hay ni una sola contención de castigo”

El lunes se conocerán todas las ofertas para adjudicar el proyecto de Salud Mental
El lunes se conocerán todas las ofertas para adjudicar el proyecto de Salud Mental
  • Efe. Pamplona
Actualizado el 27/02/2019 a las 13:00
El jefe del Servicio de Psiquiatría del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Manuel Cuesta, ha afirmado que la contención mecánica “en ningún momento es una medida de coerción” sino “sanitaria” que se aplica dentro de un protocolo atendiendo a la “proporcionalidad” y en el marco legal.

En una sesión de trabajo en el Parlamento foral ha negado así las declaraciones de la Plataforma Derechos Humanos y Salud Mental, que había intervenido previamente en la misma comisión para denunciar que la contención “solo es una actividad más dentro de la coerción que sufren los pacientes en Salud Mental”.

El jefe del Servicio de Psiquiatría del Complejo Hospitalario ha comparecido junto con la gerente de Salud Mental, Begoña Flamarique, y el jefe del Servicio de Hospitalización de la Gerencia de Salud Mental, Víctor Peralta, para informar sobre las contenciones mecánicas en las unidades de Hospitalización Psiquiátrica del CHN.

Según ha asegurado, todo ingreso involuntario que incluya una contención mecánica “está avalado por la comisión judicial, que visita dos veces a la semana todos los dispositivos para evaluar si la decisión facultativa es acertada o no es acertada”.

Tras garantizar que “en ningún momento hay ni una sola contención de castigo”, ha aseverado que la “atención continuada” del paciente está siempre “garantizada”, pues nunca “se le deja solo”.

En este sentido, ha explicado que cuentan con una supervisión por Psiquiatría “como mínimo cada 8 horas” y por Enfermería cada 2 horas, con auxiliares “entrando continuamente en la habitación”.

Además, ha añadido que todos estos ingresos se producen en habitaciones con cámaras de circuito cerrado para su correspondiente control desde enfermería.

Por otro lado, ha trasladado que se está realizando un “seguimiento específico” de esta cuestión, con reuniones mensuales con un grupo de trabajo donde se analizan todos los procesos de contención de pacientes que ha habido, “tratando de ver medidas alternativas”.

La gerente de Salud Mental, Begoña Flamarique, ha afirmado que la contención mecánica es una “medida terapéutica excepcional para evitar daños al propio paciente, a otras personas y al entorno físico que lo rodea”.
Este tipo de actuaciones, que consisten en la “restricción de movimientos” de los pacientes, se aplican “en situaciones de urgencia y en contra de la voluntad del paciente”.

Esta medida, cuyo objetivo principal es la “seguridad” de todos los implicados, cuenta con “indicaciones, contraindicaciones y un procedimiento específico”.

Flamarique ha explicado que las personas con cuadros psicóticos, especialmente quienes padecen de esquizofrenia, son quienes precisan “con mayor frecuencia” de estas medidas de contención, pues “debido a las distorsiones de la realidad que experimentan, pueden agitarse con violencia”.

“El riesgo es 15 veces mayor que en personas sanas”, ha señalado, tras subrayar que “se contiene más a los hombres que a las mujeres”. Por otra parte, ha añadido que la tasa de contención mecánica anual en el área de Pamplona es del 2,02% y en Tudela del 1,26%.

“En 2018 fueron 25.000 personas las atendidas en centros de salud mental. De estas 25.000, un 4,32 % precisan ingresos, que son 1.082 anuales sumando Pamplona y Tudela”, ha dicho. De este número de ingresos, ha indicado que en Pamplona casi el 50 % fueron involuntarios, frente al 18,13% de Tudela.

El jefe del Servicio de Hospitalización de la Gerencia de Salud Mental, Víctor Peralta, ha apostado por “abordar el problema desde sus orígenes” y fomentar la “cultura de la humanización”.

En este sentido, ha anunciado que la ‘contención mecánica 0’ será un objetivo estratégico del Plan de Salud Mental y uno de los 20 indicadores que tendrá el documento. Así, ha anunciado que se ha fijado una “meta muy ambiciosa”, como es “un 50 % de reducción en 5 años”.
volver arriba

Activar Notificaciones