Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona / Iruña

Crece la preocupación por menores que apuestan en horario escolar

Algunos colectivos y asociaciones de padres han mostrado su inquietud por menores que juegan en el recreo

Crece la preocupación por menores que apuestan en horario escolar
Crece la preocupación por menores que apuestan en horario escolar
Publicado el 16/02/2019 a las 08:06
El auge de casas de apuestas, sus versiones on-line y la creciente problemática existente en torno a los menores con patologías de juego son una realidad que cada vez preocupa más, también en Navarra. Fruto de ello y en respuesta a la inquietud que desde colectivos y asociaciones de padres han trasladado a la Policía Foral, agentes de la Brigada de Juego y Espectáculos de este cuerpo policial van a llevar a cabo una campaña especial entre este mes y hasta mayo, orientada a evitar conductas de riesgo entre los menores.
Así, agentes de la Policía Foral, adscritos a la Brigada de Juego y Espectáculos, van a realizar durante los meses de febrero, marzo, abril y mayo, un control de los establecimientos que cuentan con máquinas de juego o apuestas situados en el entorno de los centros educativos de la Comunidad foral. En 2018 se inspeccionaron 238 locales en 18 municipios navarros.
La acción se realiza después de que asociaciones de padres, entre otros colectivos, hayan detectado que hay escolares que participan en la actividad del juego durante el horario del recreo, así como durante las entradas y salidas del horario escolar.El objetivo que se persigue es el de evitar que se inicien en dinámicas de juego y apuestas, conductas que pueden perjudicar seriamente el desarrollo de su personalidad e incluso generar situaciones de dependencia.
Durante el desarrollo del servicio, los policías detectarán a aquellos menores con intención de acceder a las máquinas de juego, impidiéndoles su participación. Además, denunciarán las infracciones a la Ley Foral 16/2006 del Juego que se detecten. Estas denuncias pueden recaer sobre el establecimiento que permita la participación de menores en el juego (infracción muy grave, con sanciones que oscilan entre los 6.001 y 600.000 euros) o sobre el propio menor (infracción leve, con una cuantía entre 60 y 3.000 euros).
volver arriba

Activar Notificaciones