Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Salud

El verano tiene su botiquín, recomendaciones para la salud

Con la llegada del verano los problemas de salud cambian y llegan las picaduras, quemaduras y contusiones. Los expertos aconsejan revisar el botiquín y no acumular fármacos

El verano tiene su botiquín
La protección ante el sol o los cuidados de la piel tras quemarse son algunas de las novedades a introducir en los botiquines caseros.
  • Diario de Navarra
Actualizada 09/08/2018 a las 06:00

Ir al botiquín y encontrarse una botella de jarabe a medio usar, un blister de antibióticos de un tratamiento antiguo o algún que otro fármaco caducado en lugar de una gasa o el antiséptico para una herida. ¿A quién no le ha pasado? Mantener un botiquín doméstico en condiciones y con el material necesario para solventar problemas de salud en verano es una práctica que debe ser habitual. Por eso, profesionales de Atención Primaria del SNS recomiendan revisar el contenido del botiquín.


La temporada estival además tiene sus propias características y el botiquín debe ser una herramienta para tratar la mayoría de problemas con algunas pautas de autocuidados. Material para curas, quemaduras, contusiones, protectores solares y productos para picaduras de insectos son algunos de los básicos en verano. Además, es preciso revisar el estado y caducidad de medicamentos como analgésicos, antitérmicos y antiinflamatorios.


NO ACUMULAR


Pablo Aldaz, médico de familia en el centro de San Juan, y las enfermeras Arantza Iñurrieta, de Barañáin, y Guillermina Marí Puget, de Villava, aconsejan de entrada no acumular tratamientos finalizados. Salvo que algún miembro de la casa padezca una enfermedad crónica, los medicamentos deben reducirse a analgésicos o antitérmicos. Además, si hay pautado algún medicamento crónico no es conveniente acumular mucha cantidad.


El botiquín debe contener el material necesario para resolver las primeras curas de los accidentes domésticos, afirman. Así, recomiendan contar con suero fisiológico para la limpieza de heridas, lavados nasales y cuidados de los ojos así como un antiséptico como la clorhexidina, gasas, tiritas, esparadrapo, venda elástica, venda de gasa y pomada para quemaduras.


En el caso del suero, los expertos apuntan que es más conveniente el formato de unidosis para garantizar su esterilidad y un manejo más cómodo. También es interesante incluir unas pinzas y unas tijeras limpias y desinfectadas para cada uso, junto con gel antiséptico para el lavado de manos. El botiquín, añaden, se completa con un termómetro digital, una pequeña linterna y una bolsa de gel de frío/calor.


Junto a estas recomendaciones, los sanitarios recuerdan que hay que tener presente cómo es el propio maletín, un aspecto que en ocasiones no se tiene en cuenta. Debe ser espacioso y resistente y es mejor que cuente con varios bolsillos que faciliten el orden. También debe pesar poco y tiene que ser fácil de abrir y de transportar (mejor que tenga asas). Y no hay que olvidar guardarlo fuera del alcance de niños aunque en un sitio de fácil acceso para las personas adultas.


Otro punto importante es que el maletín debe estar protegido de la luz, la humedad, el calor, el polvo y de ambientes con temperaturas extremas. Por eso, no es adecuado guardarlo en la cocina ni en el baño. Por último, aconsejaron revisar su contenido cada seis meses y reponer los artículos o medicamentos gastados o caducados. Los productos caducados deben ser reciclados en el Punto SIGRE que hay en las farmacias.

 

Sol, agua y buenos alimentos

 


La prevención de accidentes y percances es la primera medida en la que hay que pensar. De entrada, los sanitarios recuerdan que hay que tener especial cuidado con los niños y el sol y utilizar cremas de protección específicas para edades tempranas (filtros físicos) así como usar camiseta y gorro. En caso de necesitar antisépticos en niños es mejor que no contengan yodo.


También insisten en la importancia de limitar el tiempo de exposición y evitar el sol en las horas de mayor radiación. El protector solar debe ser adecuado a cada tipo de piel y conviene aplicarlo media hora antes de exponerse al sol y renovarlo después de bañarse, si se suda mucha o después de dos horas.


Dentro de la prevención de situaciones de riesgo hay que tener presente la importancia de no dejar de vigilar a los menores, especialmente en las zonas de baño. Según los expertos, el uso del teléfono móvil (navegación por internet, whatsapp, redes sociales, etc.) es un factor de distracción importante, por lo que se desaconseja su utilización cuando se está al cuidado de niños y más si están en el agua.


Y, con carácter general, se recomienda realizar las actividades deportivas o de mayor esfuerzo a primera hora de la mañana o a última de la tarde, evitando las horas de temperaturas más elevadas.


En el periodo del verano también es muy importante mantener ciertas precauciones para no tener problemas: no beber agua que no sea potable para prevenir trastornos gastrointestinales; evitar los contrastes de temperatura, sobre todo después de comer, e incrementar las precauciones a la hora de conservar y manipular alimentos para evitar su deterioro y posibles intoxicaciones asociadas. Los alimentos tienen que guardarse en el frigorífico, descongelarlos dentro del mismo frigorífico y cocinarlos a la temperatura adecuada, en especial las piezas grandes de carne (deben alcanzar al menos setenta grados).

 

RECOMENDACIONES


1. Heridas leves. Se deben limpiar con suero fisiológico y aplicar antiséptico. Si la herida se puede contaminar, es conveniente poner un apósito. Si no, dejar al aire libre.

2. Picadura de medusas. Limpiar la zona afectada con suero fisiológico o agua salada. Nunca usar agua dulce ni hielo directo ni frotar la zona afectada con toallas o arena. Hay que aplicar frío (con bolsas de gel) sobre la zona afectada durante 15 minutos. Nunca hay que tocar las medusas ni los restos directamente y hay que lavarse las manos con cuidado para eliminar posibles restos. Después se puede aplicar algún producto con sales de amoniaco. La picadura es muy dolorosa y efímera. Si el dolor no desaparece y sigue siendo muy intenso, se aconseja acudir a un centro sanitario.

3. Quemaduras solares. Aplicar cremas específicas para después del sol y proteger de la exposición solar con ropa que cubra la zona.

4. Conjuntivitis. Limpieza de los ojos con suero fisiológico.

5. Picaduras de insectos. Aplicar frío local, sales de amoniaco y evitar rascados.

6. Diarreas. Beber abundantes líquidos (alrededor de 3 litros al día), en pequeñas cantidades, de manera continua, pero sin forzar: limonada alcalina; caldo de arroz o de zanahoria; suero oral; bebidas isotónicas o infusiones como té, manzanillas, agua mineral.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE