Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Mesa del Parlamento de Navarra

El grupo parlamentario de Podemos cambia de nombre, pero sigue roto

Los críticos consiguen que pase a denominarse Podemos-Orain Bai

Sin embargo, la fractura se mantiene, con ambas partes en pie de guerra y cada vez más alejadas

El resto de grupos muestra su hartazgo y pide a Podemos y sus críticos que solucionen entre ellos sus batallas

El grupo parlamentario de Podemos cambia de nombre, pero sigue roto
Pérez, satisfecha tras la aprobación del cambio de nombre del grupo.
Actualizada 04/08/2018 a las 08:44

La parlamentaria Laura Pérez, exlíder de Podemos y expulsada del partido, salió ayer de la reunión de la Junta de Portavoces del Legislativo haciendo un gesto con el brazo con el que mostraba su satisfacción. Los críticos de Podemos acababan de conseguir el cambio de nombre del grupo parlamentario que habían pedido de forma insistente. Se llamará Podemos-Orain Bai (Ahora Sí). Pero no lograron nada más.

El grupo sigue fracturado, con las asignaciones económicas que reciben del Parlamento bloqueadas por su división, y con ambas partes en pie de guerra y cada vez más alejadas. Por un lado, están los órganos de dirección del partido y 3 de los 7 parlamentarios: la presidenta de la Cámara Ainhoa Aznárez, Mikel Buil y Tere Sáez. Por otro, están los críticos, casi todos ya fuera de las siglas de Podemos: Laura Pérez, Rubén Velasco, Fanny Carrillo y Carlos Couso.

El voto de Aznárez en la Mesa que dirige el Parlamento impidió hace unas semanas el cambio de nombre. Los críticos recurrieron el acuerdo, argumentando que Aznárez debió haberse abstenido. La decisión final debían adoptarla ayer los portavoces de los grupos parlamentarios. Estos avalaron la actuación de la presidenta, pero aprobaron el cambio de nombre. Votaron a favor la propia Laura Pérez, que representaba a Podemos, y Javier García, del PP. María Chivite, del PSN, lo rechazó. El resto, UPN, Geroa Bai, EH Bildu e I-E, se abstuvieron. Sin el apoyo del PP, el cambio de nombre no hubiera salido adelante.

Crear o no un nuevo partido

Pérez negó que estén intentado crear un nuevo partido o un nuevo grupo. Dijo que solo han pretendido “incluir un apellido”, el de Orain Bai, con el que se identifican. Y que no quería seguir estando bajo el nombre de una organización que les ha “maltratado, difamado y calumniado”.

Los críticos siguen sopesando echar del grupo a Aznárez, lo que le costaría a ésta la presidencia de la Cámara. No obstante, Pérez dijo que no están todos de acuerdo y que ella cree que no deberían hacerlo, porque ahondaría una crisis institucional.

Los que han sufrido más de un sobresalto con la situación interna de Podemos son el Gobierno y el resto de socios del cuatripartito, a los que Laura Pérez acusó de haberse puesto “de perfil”.

El 13 de junio, esos socios propusieron a Podemos un posible acuerdo de convivencia en el grupo, basado en que no se expulsaría a nadie, e internamente funcionarían como dos agrupaciones, repartiéndose el dinero del Parlamento proporcionalmente, así como las portavocías. Pero el sector oficial rechazó la propuesta. Aunque los críticos han tratado de rescatarla, sus socios les han contestado que, como no la aceptan los 7, es papel mojado, subrayó Adolfo Araiz, de Bildu.

Los socios de Podemos en el cuatripartito y la oposición están de acuerdo en algo: en su hartazgo por tener que abordar los líos internos de Podemos. “Podemos, solucionar problemas, ninguno, los crea y hace partícipes al conjunto de los partidos”, lamentó Carlos García Adanero, de UPN.

“No estamos dispuestos a admitir que nos digan que nos ponemos de perfil o actuamos de parte”, agregó por su parte Unai Hualde, de Geroa Bai. Señaló que asisten a un espectáculo “desagradable” y en algunos episodios han pasado “bastante bochorno”. “Y no hablo de la ola de calor”.

La socialista María Chivite explicó que votaron en contra de la propuesta de los críticos porque, aunque cumplía los requisitos formales, “no es un mero cambio de nombre”. Señaló que lo que debían haber hecho estos era “irse al grupo mixto o dimitir” y “no crear un grupo nuevo”. Y que la dirección de Podemos, debería haber arreglado esto internamente o jurídicamente. “Han pretendido que el Parlamento les solucione un problema”.

Javier García, del PP, y Marisa de Simón, de I-E, también lamentaron que se haya llevado este asunto al Parlamento. García afirmó que votó a favor porque lo habían avalado los informes jurídicos. “El PP no ha hecho ninguna valoración política”, recalcó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE