Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Proyecto Hombre Navarra

Alerta por el aumento de adicciones al juego y a las apuestas online en Navarra

Proyecto Hombre advierte de que los jóvenes son los más afectados

2 de cada 3 mujeres que acuden a Proyecto Hombre lo hacen por abusar del alcohol

Las mujeres representan sólo el 20% de las atendidas en Comunidad Terapéutica, pero acceden “más tarde y en una situación de mayor deterioro”.

Actualizada 27/06/2018 a las 08:01

Hasta ahora, los problemas con el juego eran habituales entre personas con adicción a las drogas. Lo demuestra el hecho de que el 42% de las que fueron atendidas por los programas de Proyecto Hombre Navarra presentaban “criterios clínicos de juego-problema” y el 19% de “juego patológico”. Sin embargo, la proliferación de nuevas formas de azar online (ruletas y casinos virtuales) y de las apuestas deportivas está provocando un incremento notable de la ludopatía como problema principal. No hay una sustancia concreta a la que engancharse, como ocurre con las drogas, pero sí se produce en la persona una dependencia similar a la provocada por la ingesta de estupefacientes.


Los responsables de la Fundación Proyecto Hombre aprovecharon ayer la presentación de la memoria relativa a 2017 para alertar sobre este problema y advertir a las autoridades de la “excesiva liberalización del sector del juego”. Existe, dicen, una presencia constante en los medios de comunicación de publicidad de multitud de casas de apuestas y de otras formas de juego online. “Entendemos que se debe poner coto a las estrategias de publicidad y marketing de este tipo de juegos, así como a su accesibilidad, en línea con la estrategia que se sigue con el tabaco (especialmente) y el alcohol. El mensaje ‘Juega con Responsabilidad’ entra en contradicción con la permisividad frente a este tipo de bombardeo de mensajes del marketing del juego”, remarcó Alfonso Arana Marquina, director de la fundación.


Arana Marquina, que durante la presentación de la memoria estuvo acompañado por Cristina Illescas Orduña, directora del Centro de Atención Ambulatoria de Adicciones ALDATU y por Pepa Palacios Rubio, directora de la Comunidad Terapéutica Proyecto Hombre, hizo hincapié durante su exposición en que se trata de un tipo de juego que afecta a personas más jóvenes y por el que cada vez están recibiendo más demandas de tratamiento “por abuso y/o juego patológico”. Una tendencia en auge que llevó a la fundación a ofrecer el año pasado por vez primera un programa de tratamiento específico del juego patológico en el que participaron cinco personas.


Para este año, Proyecto Hombre se ha marcado como principal reto atender los problemas asociados a las nuevas formas de juegos de azar y a las apuestas dando un impulso definitivo a su programa de tratamiento específico.


Perspectiva de género


El segundo de los retos que se marca la fundación para este año hace referencia a la necesidad de adoptar una perspectiva de género en el ámbito de las drogodependencias y del resto de las adicciones. “Hemos detectado que un número importante de mujeres no acceden al tratamiento o llegan con más edad y mayor deterioro que los hombres”, remarca la responsable del Centro de Atención Ambulatoria de Adicciones ALDATU. Aunque los programas de la fundación ya cuentan con actividades dirigidas específicamente a las mujeres, sus responsables consideran que se deben seguir dando pasos con el objetivo último de poder ofrecer a las féminas un tratamiento que satisfaga sus necesidades particulares.


Hay que tener en cuenta que las sustancias consumidas por hombres y mujeres no son coincidentes y que también cambian los contextos de consumo, las motivaciones de uso, el curso de la adicción o la accesibilidad de los recursos asistenciales.


Asistencia ambulatoria


La Fundación Proyecto Hombre, constituida en 1990, cuenta actualmente con dos centros de tratamiento de adicciones. El primero, ubicado en Estella y con un total de 48 plazas, 38 de ellas convenidas con el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, atendió el año pasado a 106 personas -otras 44 pasaron por el centro aunque no requirieron ingreso-, una cifra similar a la de los ejercicios precedentes.
De acuerdo con la información que figura en la memoria, entre 2013 y 2017, las atenciones en el Comunidad Terapéutica han oscilado entre las 102 y las 117. Este centro está destinado a personas que por su situación personal y social y por las características de su adicción necesitan abandonar durante un tiempo su entorno habitual y seguir un tratamiento residencial. El segundo centro, ALDATU, su encuentra en Pamplona y dispone de 120 plazas de carácter ambulatorio. Atendió el año pasado a 254 personas, un 8% más que en el ejercicio anterior.
El director de Proyecto Hombre recordaba ayer que desde que la fundación inició en 1998 la atención ambulatoria la demanda de este servicio ha ido en aumento aunque hace ya varios años que se encuentra en cifras más o menos estables o con ligeros incrementos, como el registrado el año pasado. La apuesta de la fundación pasa por seguir mejorando la atención ambulatoria. Y, de hecho, en 2017 puso en marcha una nueva estructura en ALDATU.

Te recomendamos

El objetivo, como explicó la responsable de ese centro, es poder ofrecer alternativas de tratamiento no residencial de mayor intensidad y con mayor presencia en el centro, a modo de recurso intermedio entre el régimen ambulatorio y el hospital de día, en los casos en los que fuera necesario. Así, dentro de la nueva estructura del programa se han puesto a disposición de los usuarios servicios especializados -orientación familiar, inserción sociolaboral, orientación judicial, servicio médico y evaluación psicopatológica- en los que cada persona participará según las necesidades individuales establecidas en el plan de tratamiento individualizado.


302 nuevas demandas


Proyecto Hombre recibió en 2017 un total de 302 nuevas demandas en su servicio de Acogida y Diagnóstico Inicial, la puerta de entrada a sus centros de tratamiento. De esas nueva demandas, 213 fueron admisiones a tratamiento (74 al programa de Comunidad Terapéutica y 139 al de ALDATU), y, el resto, solicitudes de información. Además de las demandas recibidas en la propia sede, la fundación ofrece un servicio de atención individual en el Centro Penitenciario de Pamplona mediante entrevistas individuales a personas reclusas con el fin de promover y facilitar su acceso a los tratamientos como medida alternativa al cumplimiento de su condena en la prisión, cuando legalmente resulta posible.


Un servicio que recibió el año pasado 30 de las 302 nuevas demandas. Los profesionales de Proyecto Hombre, con 42 personas en plantilla de diferentes disciplinas y 70 voluntarios, realizaron 202 entrevistas en el centro penitenciario y cuatro reclusos ingresaron en la unidad terapéutica.


En total fueron 1.234 las personas atendidas en los programas de tratamiento: 390 fueron usuarios y, el resto (844), familiares cuya intervención constituye un elemento clave del tratamiento e incluye actividades de carácter individual y grupal a lo largo de todo el proceso.

 

Los hombres, estimulantes; las mujeres, alcohol


Hombre, 38 años, soltero, sin trabajo y consumidor de cocaína. Es el perfil más habitual de las personas atendidas por Proyecto Hombre. Figura en la memoria del año 2017 presentada ayer por los responsables de la fundación coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Aunque el alcohol continúa siendo la principal sustancia referida por las personas usuarias, seguido de la cocaína, las anfetaminas y el cannabis, en el análisis por géneros existen diferencias muy significativas. Entre los hombres, los estimulantes en su conjunto (cocaína y anfetaminas) representan el mayor número de demandas (44,4%), mientras que entre las mujeres el alcohol está presente como droga principal en tres de cada cuatro admisiones a tratamiento (75%). Sólo el 14% de las personas atendidas en 2017 fueron mujeres con una edad media ligeramente superior a la de los hombres (41,6 años frente a 38,7). Por lo general, las mujeres acceden más tarde al tratamiento por lo que presentan un mayor grado de deterioro.


El documento se hace eco de la actividad relacionada con los recursos de tratamiento de las adicciones con personas adultas y refleja, con respecto a la situación laboral de los usuarios, una clara mejoría respecto a lo sucedido en los años precedentes al haberse reducido de forma significativa el porcentaje de personas desempleadas. Pese a todo, los niveles de desocupación siguen siendo elevados (superiores al 41%) y de ahí el servicio de inserción sociolaboral por el que ha apostado la fundación que el año pasado atendió a un centenar de personas.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra