Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Gobierno de Navarra

Laparra defiende la Fundación como la mejor fórmula para gestionar los servicios sociales

La nueva unidad asumirá los servicios que se adjudicaron a terceros mediante contratación pública

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra.

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra.

12/06/2018 a las 18:09
  • Europa Press. Pamplona

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha afirmado que con la fundación pública que tiene previsto crear su departamento "se devuelven a la gestión pública unos servicios sociales muy específicos que desarrollan funciones nucleares que afectan directamente a derechos de la ciudadanía".

Además, Laparra ha señalado, en una comparecencia parlamentaria a petición del PSN, que se trata de "una actuación que posibilita aumentar la calidad y expandir toda la potencialidad de la prestación de los servicios".

En concreto, la nueva fundación asumirá los servicios que se adjudicaron a terceros mediante contratación pública: incorporación sociolaboral; atención a la infancia y a la adolescencia; atención integral a víctimas de violencia de género y el que prestan los Centros de Observación y Acogida, también en el ámbito de la protección a la infancia y a la adolescencia.

Miguel Laparra ha señalado que el procedimiento que se pondrá en marcha con esta fundación es "una experiencia innovadora circunscrita a unos servicios muy concretos" y no está previsto asumir la gestión pública de nuevos servicios "en el corto plazo en esta legislatura".

El vicepresidente ha apuntado que "los servicios que ahora se tratan de publicitar nunca debieron ser de gestión privada" y ha afirmado que ahora se da "un elemento de oportunidad" para realizar esta reversión, dado que "los contratos en los que se está actuando han acabado su periodo de vigencia".

Laparra ha afirmado que serán necesarios unos 5 millones de euros para garantizar la prestación de estos servicios. "Los cinco servicios se financiarán en base a los presupuestos que ahora mismo están disponibles para los contratos externos, en total viene a ser unos cinco millones de euros en términos anuales", ha explicado.

SUBROGACIÓN DE LOS TRABAJADORES

Además, ha avanzado que el compromiso del Gobierno es proceder a la subrogación de los trabajadores que actualmente prestan el servicio en las entidades privadas, manteniendo las actuales condiciones laborales "en todos sus términos, también la antigüedad".

Ha reconocido no obstante que se dan condiciones diferentes entre trabajadores y "eso habrá que racionalizarlo" a través de la negociación el próximo año de un convenio laboral propio para el conjunto de la fundación, homogeneizando las condiciones.
Laparra ha señalado que la subrogación es "un elemento positivo, por cuanto los trabajadores son profesionales cualificados y con experiencia". "Podemos contar con profesionales que llevan años trabajando con un nivel de calidad alto", ha valorado.

El proceso de puesta en marcha de la fundación tendrá dos fases. En primer lugar, la constitución de la fundación y nombramiento de patronato y gerencia, además de la dotación de recursos materiales y humanos. En segundo lugar, el Gobierno de Navarra tendrá que proceder a encargar a la fundación la prestación de los servicios.

CRÍTICAS LA OPOSICIÓN

La parlamentaria del PSN Nuria Medina ha afirmado que la decisión para crear esta fundación debería estar marcada por tres factores: "Que se aumente la calidad del servicio, que mejore la eficacia de los recursos y que se produzca una mejora en la calidad del empleo, y en este caso no vemos que ninguno de los tres aspectos se justifique". Tras ello, ha señalado que ha sido "una decisión improvisada y una gestión política con una mirada cortoplacista" y ha pedido al vicepresidente que paralice la creación de fundación y que "abra un proceso de estudio para ver si realmente la calidad de los servicios va a mejorar con la fundación".

Por parte de UPN, Maribel García Malo ha asegurado que la creación de esta fundación es una "ocurrencia" porque "no hay ni un solo elemento que suponga mejorar la calidad de la atención de las personas". "¿Qué mejoras va a ofrecer esta fundación sobre lo que se presta ahora? Ninguna. Esta fundación es un ataque director al tercer sector. Tiene una finalidad clara, que es debilitar el tercer sector", ha afirmado, para señañar que si UPN llega al Gobierno, "esta fundación tiene fecha de caducidad".

La parlamentaria de Geroa Bai Isabel Aranburu ha dado su "apoyo claro a la decisión política de crear la fundación, que va a ser beneficiosa para mejorar la calidad de los servicios sociales, va a ser beneficiosa para el personal que está trabajando en ellos y encaja perfectamente en el modelo de gestión pública directa que quiere Geroa Bai". "El gran objetivo es defender y promocionar los servicios públicos", ha afirmado.

Desde EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde ha apostado por "la gestión directa de los servicios y por su publificación, y eso quiere decir que la fundación no es nuestro modelo prioritario, pero somos conscientes de las dificultades que existirían con la gestión directa para la contratación del personal". "Nos daba miedo el tema de la fundación por el oscurantismo que en torno a ellas puede existir, pero frente a no hacer nada o avanzar, hemos optado por la segunda opción, pero proponiendo un aumento del control público en las fundaciones", ha señalado.

El parlamentario de Podemos Mikel Buil ha reconocido que la creación de la fundación ha generado debates internos en Podemos pero ha planteado que, en todo caso, el Gobierno está apostando por "salir de la mercantilización" en la gestión de los servicios sociales. No obstante, ha reclamado que la fundación "no pueda subcontratar con terceros intervención social para que no sea una máquina de privatización encubierta".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha afirmado que esta fundación es "una más de las fechorías del señor Laparra" y se ha preguntado "si hay alguna razón para asegurar que los servicios no estaban bien atendidos hasta ahora". "Si estaban bien atendidos, ¿qué razón hay para cambiar lo que funciona bien? Tiene delito que se llamen el Gobierno de lo social y no hagan una a derechas. Esta fundación no contenta a las entidades sociales y no mejora los servicios", ha señalado.

Por último, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha asegurado que esta fundación "va a suponer más calidad en los servicios, más eficacia en la utilización de los recursos y una mejora clarísima en la estabilidad y mejora de las condiciones laborales de los trabajadores". Además, ha indicado que "sorprende escuchar a UPN loar a las entidades del tercer sector, cuando lo que hicieron la legislatura pasada fue crujirlas con los recortes".

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra