Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sucesos en Navarra

Dos años de cárcel al cazador que amenazó con disparar a un guarda forestal

El acusado lo reconoció y pidió disculpas al guarda forestal que le sorprendió en Bértiz el día de Reyes

El fiscal ve “numerosas infracciones” en la cacería con arco en Bertiz
Dos personas caminan por el Parque Natural de Bertiz
ARCHIVO
Actualizada 20/01/2018 a las 09:26

El cazador que el pasado día de Reyes amenazó a un guarda forestal con pegarle un tiro mientras sujetaba una escopeta en Bértiz fue condenado ayer a dos años de prisión y tres años de prohibición para el porte de armas. El hombre se mostró arrepentido y pidió disculpas al guarda forestal.

La fiscal pedía inicialmente tres años por un delito de atentado a un agente de la autoridad con uso de armas, pero el guarda aceptó retirar de la acusación que el acusado le encañó en dos ocasiones mientras le amenazaba, para evitar así que en caso de condena el cazador tuviera que ingresar en prisión.

El acuerdo fue a puerta cerrada. El cazador pidió disculpas al guarda forestal y ambos se dieron la mano. “Estoy satisfecho, ha pedido disculpas y estaba muy arrepentido y afectado por lo ocurrido”, declaraba a la salida el guarda.

Fuera de la puerta del Juzgado de lo Penal nº 3, una docena de compañeros del guarda le arropaba tanto en los momentos previos como en los posteriores a la vista oral. A unos metros, sentado en un banco junto a su mujer, el acusado esperaba la entrada al juicio visiblemente afectado.

Dentro de la sala, el procesado reconoció los hechos. Asumió que sobre las 10 de la mañana del 6 de enero él se encontraba cazando en Bértiz, donde está prohibido hacerlo, en compañía de su hijo, menor de edad, y un perro. En el interior del parque fue sorprendido por el guarda forestal, que le dio el alto y le pidió que se identificara para denunciarle y quitarle el arma (una escopeta P. Beretta), ya que estaba incumpliendo la normativa que impedía cazar en la zona. El acusado, en lugar de detenerse, según refleja la fiscal, se volvió y dijo “Zazi, zadi edo tiratuko dizut”, que puede ser traducido como “quita o te pego un tiro”.

El guarda forestal, sigue la fiscal, se tiró al suelo, observando cómo el acusado y su hijo salían corriendo del lugar. Salió tras ellos y se inició una persecución de 10 minutos, durante la cual el acusado se volvió en dos ocasiones al guarda diciéndole: “Zazi, bertzela, tiratuko dizut” (“Vete que si no te pego un tiro”. Padre e hijo se alejaron por un bosque de pinos frondosos y el guarda dio aviso a la Policía Foral. Poco después, el acusado fue localizado en Oronoz Mugaire.

Inicialmente, la fiscal reflejaba en su escrito que el acusado profirió ambas amenazas mientras apuntaba con la escopeta al guarda. Pero tras las conversaciones previas, el relato de la condena reflejó que solo llevaba la escopeta en la mano, lo que eliminaba la agravante del delito y permitía rebajarla a dos años, que no implica ingreso en prisión porque el acusado no tiene antecedentes.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE