Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ADECANA

Los cazadores de Navarra, sobre el problema del cerdolí: "Se nos va a ir de las manos"

El 'cerdolí', cruce de cerdo vietnamita y jabalí, es el nuevo problema ambiental de la Comunidad foral

El 'cerdolí' irrumpe en el campo navarro
El 'cerdolí' irrumpe en el campo navarro
  • EFE. Pamplona
Publicado el 23/09/2017 a las 11:28
Varias zonas de Navarra, como Urraul Alto, Tierra Estella, el Valle de Esteribar o las inmediaciones de Pamplona, acogen desde hace meses una nueva especie invasora, bautizada como "cerdolí" o cruce entre cerdo vietnamita y jabalí, que se ha convertido en un problema medioambiental de primer orden.
Se trata de un híbrido producido por el cruce de los cerdos vietnamitas, que tan de moda estuvieron como mascotas domésticas, y los jabalíes salvajes, que ya ha sido detectado en varias comunidades autónomas como Valencia, Madrid, Cataluña, Castilla y León o Aragón, ha explicado a Efe el presidente de la Asociación de Cazadores de Navarra (Adecana), Carlos Irujo.
La venta de cerdos vietnamitas se disparó cuando el actor George Clooney posó para los medios de comunicación con su mascota "Max". Otros actores de Hollywood siguieron su ejemplo y el cerdo vietnamita se convirtió en la mascota de moda en todo el mundo.
Fueron muchas las personas que adoptaron como original mascota un cerdo vietnamita, un animal que, cuando es una cría, apenas llega a los tres kilos de peso, pero que rápidamente alcanza los 80 kilos, lo que imposibilita tenerlo en un piso. Por ello, en muchas ocasiones los cerdos acaban abandonados en el monte, lo que supone un grave incumplimiento de la normativa medioambiental.
Los "cerdolís" son descritos por los cazadores como híbridos de aspecto grotesco. Son más pequeños que los jabalíes -que llegan a los 100 kilos- y tienen las patas muy largas. Algunos tienen mucho pelo, que es de color oscuro, mientras que otros carecen de pelaje. Algunos tienen un morro muy largo y fino y otros son chatos.
Estos híbridos tienen camadas más numerosas y frecuentes que las de los jabalíes y comen en mayor cantidad, destruyendo la fauna y la flora salvaje, además de campos de cultivo.
Otro de los problemas es que estos híbridos han perdido el "salvajismo" propio del jabalí y no recelan de las personas, por lo que son fácilmente abatidos por los cazadores, que aseguran que es como disparar a un cerdo común, y en ocasiones son atropellados en las carreteras, ya que "va creciendo su número y encima son bastante más tontos", ha destacado Irujo.
La asociación de cazadores considera que, en Navarra, algunos cerdos vietnamitas se habrían escapado de un cercado denunciado como ilegal en el despoblado de Aizcurgui, que pertenece al patrimonio del Gobierno de Navarra, donde se instaló hace años una "ecoaldea".
En ese sentido, ha recordado que en Navarra está prohibido tener los cerdos en "montanera", pastando en el monte en estado de semilibertad, que era una práctica ancestral en la comunidad pero que se prohibió, debido sobre todo a la peste porcina.
Irujo ha señalado que el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra es consciente de este problema y baraja la posibilidad de permitir a los cazadores abatir los híbridos la próxima temporada, una práctica que ya se ha autorizado en lugares como la Comunidad Valenciana.
No obstante, el presidente de Adecana ha opinado que la función de los cazadores no es abatir esos animales, sino los incluidos oficialmente en la orden de vedas, aunque "otra cosa es que se pueda colaborar con el guarderío" para eliminar los ejemplares que esporádicamente encuentren en el monte.
Los cazadores, ha dicho, "estamos intentando por todos los medios que el problema no vaya a más y, sobre todo, lo que hay que ir es al origen. De nada sirve eliminarlos, lo que hay que hacer es que no se crucen" en instalaciones como la denunciada por Adecana.
Irujo ha resaltado que especies exóticas como castores, mapaches, visones americanos, galápagos, cotorras, serpientes, carpas chinas o cangrejos americanos pueden suponer "una importante reducción de las poblaciones autóctonas", que acaban perdiendo su nicho ecológico ante la presión de estos ejemplares invasores.
"La gente suelta de todo en el campo, esto es un desmadre", ha denunciado.
En este caso, se teme que la reproducción descontrolada de cerdos vietnamitas y la proliferación de híbridos supongan una merma importante de la población del jabalí ibérico y de su identidad genética.
"Hay que ponerse las pilas con este tema, porque se nos va a ir de las manos", ha asegurado el presidente de los cazadores navarros.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones