Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Televisión

Filmin hace de la conexión emocional su mejor baza

Convertida agente cultural, la plataforma, que cumple 15 años, ya produce contenidos y se expande más allá de las pantallas privadas

Ampliar Kiku Piñol
'Autodefensa’, la nueva serie original del Fimin, se estrenará en la plataforma el próximo 29 de noviembre
Publicado el 09/11/2022 a las 08:24
Filmin ha cumplido quince años. En un acto conjunto de la plataforma con la agencia Efe, la directora y actriz Leticia Dolera resumía su relación con la plataforma como algo "romántico". Al mismo tiempo la cuenta de Twitter de Filmin, uno de sus mejores activos, preguntaba a los seguidores por recuerdos con la plataforma todos estos años. "Fuisteis el regalo que me hice con mi primer sueldo", "me salvasteis la vida", "la emoción de quien descubre algo especial que pocos conocen". Romántico es una palabra bien escogida, y el amor es central en el spot que celebra este aniversario.
Los manuales de marketing no paran de hablar de esa esperanzadora conexión emocional con los clientes, que parece que Filmin ha logrado. Es más fácil enternecer con productos culturales que con una petrolera o una gestoría, sí, pero, ¿qué la diferencia de las demás plataformas? ¿Su público? En mitad del debate de nicho/no nicho, Filmin ha ido diversificando su oferta mucho más rápido que lo que ha tardado la sociedad en atreverse a revisar sus prejuicios. Y no solo a la hora de abrirse a cierto 'mainstream' (desde la última de 'Top Gun' a la fugaz incorporación de 'Torrente', con su pequeña polémica digna de Torrente), sino sobre todo a la hora de plantear una imaginativa política cultural: han expandido en varias direcciones el papel que se le presupone a una plataforma de vídeo bajo demanda. Buenas ideas: la alianza con instituciones y festivales de cine (clave durante el confinamiento para forjar esa conexión con la audiencia), la celebración de uno propio desde hace doce años, el Atlántida Film Fest ("una semana en Mallorca, un mes en Filmin"), los eventos multitudinarios o los ciclos en cines como este año con Von Trier. Les falta la cafetería y el club de lectura, aunque algún sustituto proponen.
Todas las plataformas producen contenidos, y Filmin se ha lanzado a la piscina apostando contra gigantes que tienen un músculo financiero mucho mayor. Sin despliegues de fuegos artificiales que no interesan al núcleo duro de su público y arriesgando con ideas marcianas, como 'Doctor Portuondo', una tensa y tierna paranoia psicoanalítica, basada en el libro del mismo nombre (Filmin y Blackie Books, una alianza natural), o la recientemente anunciada 'Autodefensa', que promete rabia y excesos. Cuesta imaginarlas en otros sitios. Pero la diferencia clave se ve en un respeto por el cine tradicional que contrasta mucho con Netflix, HBO o Amazon, cuyas identidades son 100% 'online', televisivas, o directamente corporativas y empresariales. Hay sintonía entre la plataforma catalana y las salas de exhibición, y no se puede decir lo mismo de las demás. ¿Será por su público? 
FONDOS DE INVERSIÓN
Un buen pedazo de Filmin ha sido adquirido por mastodónticos fondos de inversión, pero no parece que haya cambiado, al menos de momento, un ápice de su espíritu. Uno que, por naturaleza, debe seguir sorprendiéndonos e incomodándonos de vez en cuando. La idea de asociar con la actualidad sus colecciones (grupos escogidos de películas por temática, más de mil) ya es habitual en muchas otras plataformas. Las buenas ideas vuelan.
Las quejas habituales se dividen en dos grupos: tecnológicas y socioculturales. La tecnológica suele compararla con las demás plataformas, con plantas de oficina llenas de ingenieros expertos en UX y algoritmos distópicos. La acusación de elitismo cultural remite a una batalla tan larga como el mundo y no la vamos a acabar nunca. Si usted cree que los nombres raros y las películas sin doblar son elitistas, pruebe a plantearse que esta ventana al mundo al menos sí intenta serlo a uno que no acaba entre Canadá y México. Es de agradecer que Filmin no corte los créditos al segundo para cebarnos con más contenido, y haga de una forma tan bella eso que debe hacer: conectar películas entre sí como las personas saltan de tema en tema en una buena conversación.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora