Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Series de televisión

El año de Pol Granch: "Entré en 'Élite' muy cagado"

"Es otro mundo, pero he ido aprendiendo de todos y ahora me siento más cómodo", apunta el cantante que se estrena como actor en la popular serie de televisión

Pol Granch, en una imagen de la nueva temporada de 'Élite'
  • EFE. Madrid
Actualizado el 13/06/2021 a las 15:03
La victoria de Pol Granch en el programa de talentos 'Factor X' fue el primer síntoma de que había una estrella en ciernes en él, con una personalidad muy marcada que dejó asomar en su debut discográfico y que ahora parece a punto de explotar con nuevas canciones y su salto a 'Élite', una de las grandes series de la ficción mundial.

"No me creo nada de lo que está pasando. Estamos a tope entre unas cosas y otras y por eso creo que este es el primer año de Pol Granch en serio", comenta en una charla con Efe, antes de reconocer que su transición al mundo de la interpretación no ha sido fácil. "Entré muy cagado, porque es otro mundo, pero he ido aprendiendo de todos y ahora me siento más cómodo", apunta.

La historia pública de Pablo Grandjean (Madrid, 1998) arranca con su participación en el concurso "Factor X España" en 2018, tutelado por Laura Pausini y versionando de una manera muy personal temas como "El sitio de mi recreo" de Antonio Vega o "La quiero a morir" de Francis Cabrel.

Tras su victoria, llegaron los primeros temas compuestos por él, como "Late", también para otros artistas como Sergio Dalma, hasta la publicación en 2020 de su primer LP, "Tengo que calmarme" (Sony), un título que decía mucho de su personalidad y de su momento.

"Todo me venía de sopetón, era una locura de vivir el día a día. Ahora puedo ver dónde estoy y pensar en el proyecto a futuro", afirma, algo que achaca a la madurez, el aprendizaje, una mejor comunicación con su equipo y la covid-19, que le ha hecho "poner los pies aún más en el suelo" más para darse cuenta de dónde está. "Y hasta dónde puedo llegar", apostilla.

Uno de esos lugares de destino ha sido 'Élite', concretamente su cuarta temporada, que se estrena el próximo 18 de julio con él como parte de su elenco sin apenas nociones de interpretación en su currículum.

"En broma hablábamos con el equipo de que yo pegaba mucho en la serie. Me llegó una oferta, pero después de la prueba me dijeron que no. Entonces sacamos el disco con esos vídeos en plano secuencia y algo debieron ver, porque me volvieron a llamar", rememora.

El papel que le habían reservado era el de un príncipe europeo, nada más en las antípodas de un tipo que se define como "un tío de calle". Aún así, asumió la interpretación "a la torera", con solo un año de estudios en la Escuela de Cristina Rota en Madrid realizado cuando era un niño.

"Siempre me ha gustado actuar y expresar sentimientos con el arte (por ejemplo, también me gusta mucho dibujar), pero esto ha sido como desvirgarme", reconoce Granch, quien dice haberse quitado con este salto de fe "muchos tabúes".

Algunos dirían de él que es el artista 360. "O 520", bromea. Pero a pesar de las facetas que sigue sumando, tiene clara cuál es su vocación. "Yo soy músico y mi vía de escape es la música", sentencia.
Tras el rodaje de 'Élite', volvió a sorprender con "No pegamos", el último de sus videoclips, en el que vuelve a jugar con la ambigüedad sexual y "chocando contra las concepciones" prestablecidas.
"Soy un tipo raro y me gustan cosas dispares que no tienen por qué seguir los cánones", admite este artista que disfruta incorporando a su vestuario piezas de todos los géneros. "Lo he hecho toda la vida, hasta ponerme cosas de mi madre, que son las que mejor me quedan", subraya, en un intento por normalizar estas cuestiones.

"No pegamos" es el primer anticipo de un segundo LP que podría ver la luz antes de las próximas navidades. Para él ya tiene más de una decena de temas listos y la persona que volverá a ejercer como productor de sus canciones: Paco Salazar.

De ascendencia gala, no se le escapa que su paso por 'Élite' podría servir para darle a conocer al público internacional. "Siempre he pensado en el público francés para enorgullecer a mi padre. Pero si esto sirve de canal o trampolín para llegar a otros mercados, adelante", concluye.

Calificado como adalid del "nuevo pop", se muestra incapaz de ponerle etiquetas a su música, que construye con "parches" de diversos estilos. Unas veces se siente como un "crooner", otras más pop-rock y avanza que ahora le apetece hacer "rap-rap".
volver arriba

Activar Notificaciones