Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Antena 3

Esther Vaquero: "No quería que fuese llegar yo y que se hundiese el barco"

'Antena 3 Noticias 2', con Esther Vaquero al frente durante las vacaciones de Vicente Vallés, ha superado a Telecinco por primera vez en diez años

Foto de la periodista Esther Vaquero.
Esther Vaquero, en una foto de archivo.
EFE
  • Julián Alía / Colpisa
Actualizada 31/08/2020 a las 06:00

Esther Vaquero (Salamanca, 38 años) arrancó la difícil tarea de sustituir a Vicente Vallés al frente de 'Antena 3 Noticias 2' con la única intención de que no se "hundiese el barco". Un mes después, la presentadora del informativo del canal de Atresmedia no solo lo ha cumplido, sino que ha conseguido superar por primera vez en diez años al de Telecinco, y aupar el programa a la primera plaza, algo que no ocurría desde febrero de 2008. "Gracias a ello, empezamos la temporada nueva con otro aire y con una alegría y optimismo que nos viene muy bien para afrontar este otoño, que no sabemos cómo va a ser y si vamos a poder capear la pandemia", comenta.

-¿Cómo ha vivido este año tan atípico, también para la televisión?

En un año tan complicado como este, veníamos de una buena tendencia en el tema de audiencias en el informativo. En el tiempo que llevo trabajando en Antena 3, que ya son diez años, he venido comprobando que cada vez que hay un acontecimiento gordo, la gente nos busca en 'Antena 3 Noticias'. Y eso es una muy buena señal. Durante el estado de alarma hemos recogido buenos datos, aunque los ingresos publicitarios se resistieron mucho, porque es lo primero que recortan todas las empresas.

-Y los han mantenido durante el verano.

Sí, después de toda la desescalada y lo que hemos vivido antes de iniciar las vacaciones, también ha ido la cosa bien y hemos conseguido acabar la temporada muy bien. Estábamos muy pendientes de si ganábamos este mes, que no lo conseguíamos desde el año 2008. Siempre habíamos estado en la pelea con el informativo de Pedro Piqueras, y al fin hemos hecho el 'sorpasso', que ya tocaba.

-Además, ha llegado con usted al frente.

Siempre es una responsabilidad. Nos ve todas las noches un promedio de dos millones de personas, y hay días que casi tres. En este caso, con la tendencia que teníamos de ir al alza, no quería que fuese llegar yo y que se hundiese el barco. Me conformaba con mantenerlo, pero la audiencia ha seguido subiendo, a pesar de que se ha ido el jefe, Vicente (Vallés), a unas vacaciones supermerecidas, porque llevaba sin librar un solo día desde antes del estado de alarma. Lo que quiere decir que este trabajo en equipo está dando sus frutos.

-¿Había miedo o Vicente Vallés puede marcharse tranquilo de vacaciones?

Había responsabilidad y esa duda de qué iba a pasar cuando se fuese, porque en el último mes era incluso de lo más comentado en las redes sociales. Pero en este caso, la cosa ha ido bien. El que da la cara tiene su arrastre, pero es un trabajo que viene de atrás. Así que, a pesar de que el rostro haya cambiado, el producto sigue siendo el mismo. A mí es a la primera a la que le han tranquilizado los resultados.

-¿Cómo le ha visto este tiempo en el que ha estado en el punto de mira, tanto para ser alabado como criticado?

Siempre hay de las dos cosas. Yo creo que uno tiene que estar por encima de lo que se comenta en las redes sociales. He tenido muchos jefes en los años que llevo trabajando en esto, y, por lo general, hay mucha honestidad, pero lo de Vicente va un poco más allá. Está siempre intentando que lo que se cuente esté supercontrastado, que no haya ni un fallo ni una grieta por la que se pueda escapar algo, porque entonces empiezas a perder credibilidad, y los periodistas vivimos precisamente de eso. Es muy meticuloso.

-Ponga un ejemplo.

Últimamente, mostramos mucho las cifras del día de los contagiados, fallecidos... y hemos tenido muchas dudas, y las seguimos teniendo, porque no acaban de cuadrarnos nunca. No sabes si se escapa por algún lado el número de contagiados, que el Gobierno es incapaz de controlarlo, que hay una intencionalidad en maquillarlo. Siempre estamos con la duda de si estamos contando la verdad o no, y luego vino la polémica de Podemos y la famosa tarjeta de Dina Bousselham, que tuvo repercusión porque incluso le criticaron desde el partido. Ha estado muy en el candelero, y yo entiendo que de alguna manera te inquieta, pero también es buena señal, porque estás incomodando a alguien que está en el poder al contar algo de lo que estás convencido de que es verdad.

-¿Qué balance hace desde que llegó hace una década como reportera de 'Espejo Público'?

No puede ser mejor. Llegué para hacer reportajes de calle, y un buen día me llamaron para una prueba de informativos. Yo pensaba que era para cubrir alguna semana en verano, pero cuajó la cosa y me pusieron directamente en septiembre para presentar el matinal. Y de ahí hasta ahora, la secuencia ha sido maravillosa. Me han dado oportunidades por las que nunca estaré lo suficientemente agradecida. Al final, si no te dan oportunidades, no tienes nada que hacer. Uno puede ser el mejor del mundo, pero siempre tiene que haber alguien que esté dispuesto a apostar por ti.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE