x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Televisión

Urbizu y Movistar + cabalgan de la mano hacia la 'Libertad' con su nueva serie

La serie está ambientada en los primeros años del siglo XIX de una España en la que la pobreza y el bandolerismo son el pan de cada día

foto de Una imagen del rodaje de la serie 'Libertad' para Movistar +

Una imagen del rodaje de la serie 'Libertad' para Movistar +.

Emilio Pereda
Actualizada 17/02/2020 a las 10:57
Etiquetas
  • EFE. Madrid
A+ A-

La convulsa España Negra es el escenario elegido por el director Enrique Urbizu para ambientar 'Libertad', una serie, protagonizada por Isak Férriz y Bebe, de bandoleros y burgueses, de traiciones y garrote vil, de venganza y de cicatrices que van más allá de la piel.


Porque hay cicatrices que nunca terminan de sanar. Las del alma, las que dejan huella y marcan el resto de tus días. De eso sabe mucho 'La Llanera', el personaje principal de la nueva ficción de Urbizu, quien repite con Movistar + tras su éxito con la serie 'Gigantes' (2018).


Lucía 'La Llanera', interpretada por la cantante Bebe, sale de prisión después de 17 años de encierro con un único deseo: que ella y su hijo puedan disfrutar de la paz y la libertad arrebatadas. 'Libertad' no es, por tanto, un título baladí para una serie ambientada en los primeros años del siglo XIX de una España en la que la pobreza y el bandolerismo en el ámbito rural son el pan de cada día.


Una madre y su hijo, bandoleros indomables, gobernadores corruptos o burgueses despiadados. No importan las clases, los títulos nobiliarios o las razones, lo que mueve al ser humano es la búsqueda de libertad.


Es este concepto de liberación, autonomía y propia voluntad en torno al que gira la nueva ficción del director vasco. Una serie de cinco episodios de 50 minutos cuyo rodaje, desarrollado en localización de la Comunidad de Madrid, Segovia, Cuenca y Guadalajara, llega a su fin el próximo 24 de febrero.


EL PODER DE LA NATURALEZA

Entre niebla y un frio helador, el equipo de 'Libertad' es capaz, después de casi 15 semanas de rodaje, de moverse como pez en el agua en un entorno de ensueño a la par que complicado. Cuatro meses en los que la lluvia, el granizo, el viento y el frío se han convertido en los verdaderos protagonistas del proyecto.


A Urbizu le brillan los ojos cuando habla del poder que tiene la naturaleza y la belleza de esta en cada secuencia de 'Libertad'. El director reconoce, al igual que lo hace su equipo y todo el elenco de actores, que la climatología ha sido adversa y complicada de llevar, pero, al mismo tiempo, un "regalo" a ojos del espectador.


"Es un sueño desde la infancia rodar en exteriores. No hemos pisado suelo urbano, llevamos cuatro meses rodando en el monte. Eso es un 85 o 90% de exteriores. Desde el principio hemos aceptado lo que nos ha ido dando la naturaleza, la cual tiene una potencia física y una belleza que la convierten en protagonista de la serie. El frío, el viento, el vaho· todo eso se siente y se ve en pantalla", explica Urbizu en un encuentro con la prensa en uno de los descansos del rodaje en Guadalajara.


UNA ÉPOCA POCO EXPLORADA

Hay vaho que empaña las palabras de los protagonistas y que, al mismo tiempo, convierte en visible la respiración de sus caballos. Pequeños detalles que dan autenticidad a una serie que se interna en una época de España, los años 1807 y 1808.


Detalles que aportan al trabajo de Urbizu un extra de unicidad y distinción que muchos directores buscan. Y no es solo el "sello" del director, el cual "estará ahí", como indica Sofía Oria, quien repite con Urbizu tras 'Gigantes' interpretando ahora a Reina.


"Una serie como esta yo no la he visto en España y, si me apuras, tampoco fuera. Vamos un poco a contrapelo y eso me gusta mucho. Es más emocionante y, si funciona, será estupendo", reconoce el cineasta, ganador del Goya a mejor dirección y guion en 2012 por 'No habrá paz para los malvados'.


DOS BANDOS, DOS COLORES

Gran parte de "culpa" en alcanzar esa autenticidad, además de la interpretación de un interesante plantel de actores -entre los que destacan, además de Bebe, Isak Férriz como 'Aceituno', Xabier Deive como 'Lagartijo' o Luis Callejo como el Gobernador-, es del equipo de vestuario, liderado por Patricia Monné.


Los colores eran fundamentales para distinguir a los dos bandos de bandoleros y así lo estableció y transmitió Urbizu a Monné: "La decisión fue de Urbizu. Los Aceitunos tenían que utilizar colores tierra (granates y marrones) y los Lagartijos colores más oscuros (azules marino, grises y negro)".


Además de los colores, es el tratamiento de las prendas por parte del equipo de vestuario una de las claves para dar "credibilidad" a un proyecto en el que se han creado entre 1200 y 1400 trajes completos, "llegando a producir varias copias de un mismo traje o vestido", según explica Monné.


BEBE, "PRIMERA Y ÚLTIMA"

Quien sí se expresa verbalmente, y lo hace de manera rotunda, es Bebe cuando habla de su personaje y sus circunstancias así como de las de Reina, quien deja atrás su burgués cautiverio para huir con una cuadrilla de bandoleros.


"Aquí las mujeres no son víctimas de nada. Son mujeres fuertes que se echan eso a la espalda y siguen con su vida, continúan. Son mujeres naturales y fuertes, la vida es dura y tienes que hacerte cargo de ella", explica Bebe, quien vuelve a la actuación "por sorpresa" tras su papel en "Caótica Ana" (2007).


Bebe, quien fue la "primera y última" actriz que Urbizu vio para protagonizar la serie, es el reflejo absoluto, a través de su personaje 'La Llanera', de lo que la palabra libertad representa. Son 17 años de cautiverio en los que el garrote vil acecha de manera constante y en los que, además, se produce el nacimiento de su hijo Juan (Jason Fernández), quien solo conoce las cuatro paredes de la celda, un duro camastro compartido y un espacio sucio y asfixiante.


La serie es "fuerte, porque la vida lo es", señala Bebe. Por su parte, es Pedro Casablanc, quien interpreta al padre de Reina, Don Anastasio, quien destaca el aspecto "racial y español" que la ficción de Urbizu rezuma.

 

Te puede interesar

​​​​​​​

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra