Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Televisión

Vuelve Clandestino: el navarro David Beriáin investiga los secuestros en Venezuela

El periodista artajonés regresa a DMAX con una nueva temporada del programa, que también se adentrará en la camorra italiana o las mafias de Albania

Ampliar Vuelve Clandestino: el navarro David Beriáin investiga los secuestros en Venezuela
Vuelve Clandestino: el navarro David Beriáin investiga los secuestros en Venezuela
  • Diario de Navarra. Pamplona
Publicado el 20/11/2018 a las 12:35
Acostumbrados a ponernos una venda en los ojos cuando algo no nos gusta o a mirar hacia otro lado para evitar involucrarnos en problemas ajenos, la valentía de profesionales como el navarro David Beriain cobra aún más importancia. El periodista, unos de los rostros más consolidados de DMAX, regresa al canal con una nueva temporada de ‘Clandestino’, todos los miércoles a las 22:30 horas a partir este 1 de noviembre para volver a sumergirse en los mundos clandestinos más herméticos y peligrosos del planeta.
La problemática de los secuestros en Venezuela, la ‘Baby Camorra’ en el sur de Italia, las mafias en Albania, el negocio del tráfico de armas en Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador o Colombia y el narcotráfico en ese mismo país centran los seis nuevos episodios de ‘Clandestino’, una producción local de 93 Metros que como novedad alargarán su duración hasta una hora y media para profundizar de manera aún más incisiva en cada una de las temáticas. El objetivo, ofrecer una visión única y ‘sin filtros’ de mundos clandestinos e inaccesibles que incluye diferentes puntos de vista de cada problemática ofreciendo una mirada integral.
“En esta temporada hemos vivido algunos de los momentos más intensos y difíciles desde que comenzamos a grabar ‘Clandestino’. Hemos sido testigos involuntarios de cómo una banda de secuestradores venezolana formada por policías en activo llamaba a la familia de su víctima para darle un plazo de 48 horas antes de matar a su ser querido. Hemos visto cómo esos secuestros muchas veces son organizados desde cárceles donde los presos nos han recibido con fusiles y granadas. Hemos grabado por primera vez ‘Clandestino’ en las calles de Europa, con esa nueva Camorra liderada por mafiosos a veces adolescentes. Hemos visto lo fácil que ha sido conseguir una nueva identidad en Albania y nos hemos adentrado con la mafia de ese país en un mundo regido por códigos ancestrales de honor y venganza. Hemos visto a narcos mexicanos cortar carreteras para que aterrizasen avionetas cargadas de armas americanas y seguido su rastro hasta las selvas de Colombia para terminar en manos de la guerrilla. Y también en Colombia, hemos conseguido que los narcos nos enseñasen sus laboratorios industriales de cocaína. Y visto cómo 400 de esos kilos eran desembarcados en México. Han sido doce meses en los que gracias al apoyo de DMAX y su apuesta por nuestro periodismo, hemos seguido teniendo el privilegio de ser testigos. Creo, sinceramente, que es la mejor temporada de ‘Clandestino’”, comenta David Beriain.
EL PRIMER EPISODIO, 'EL NEGOCIO DEL SECUESTRO EN VENEZUELA'
La situación de Venezuela se agrava día tras día e inevitablemente se convierte en el episodio de arranque de esta nueva temporada de ‘Clandestino’ el próximo miércoles 21 de noviembre. Los éxodos masivos de su población, el desabastecimiento de todo tipo de productos, la inseguridad en sus calles… El país que preside Nicolás Maduro se encuentra en el centro de todas las miradas de la comunidad internacional. También en la retina de otros muchos que prefieren obviar esta realidad para no buscarse enemigos.
Sin embargo, David Beriain viajará hasta Venezuela para acompañar y conocer a diferentes bandas de secuestradores y a algunas de sus víctimas, mostrando imágenes y testimonios que dejarán a la audiencia de DMAX sin respiración. Y no es para menos, porque los datos ofrecidos por diferentes ONGs son demoledores. Se calcula que cada año se producen más de 5.000 secuestros en Venezuela, un problema que parece no tocar techo y que el periodista analizará desde dentro en la primera entrega de ‘Clandestino’ titulada ‘El negocio del secuestro: Venezuela’.
Nada más llegar a Venezuela, David Beriain se encontrará con Mario Mármol, un asesor experto en secuestros que ayuda a numerosas familias en la negociación con los secuestradores. La figura y la labor de estos expertos resulta en muchos casos clave para que estas historias tengan un final feliz. No obstante, la población se encuentra atemorizada ante esta oleada de raptos y secuestros, por lo que muchos venezolanos han optado por recurrir a entrenamientos ‘antisecuestro’. Beriain también acudirá a una de estas clases donde conocerá dos experiencias dispares. Por un lado, los espectadores de DMAX se encontrarán con Ana, una joven que fue secuestrada en un barrio rico junto a tres amigos. Por suerte, la habilidad durante la negociación del padre de uno de sus amigos acabó por dejarles en libertad sin consecuencias físicas, aunque no psíquicas porque la joven aún se paraliza al recordar los escalofriantes momentos vividos durante su rapto exprés. En el caso de Ibraim la suerte no fue la misma ya que lucha con el miedo que le provocó el asesinato de su sobrina durante uno de esos habituales secuestros.
Tras entrevistarse con ellos, David Beriain se sumergirá en los peligrosos barrios de los cerros de Caracas, considerados como las favelas venezolanas, para encontrarse con una pandilla de jóvenes que tiene contralada la zona. Un grupo de chavales que antes se dedicaban al microtráfico de drogas pero que ahora han decidido unirse ‘a la moda’ de los secuestros. Para demostrar su autoridad y dejar claro quién manda, los pandilleros no dudan en pegar varios disparos al aire ante la mirada de David Beriain. Todos argumentan la necesidad de ganar dinero como principal motivación de su actividad delictiva y explican ante las cámaras sus diferentes modus operandi en función del tipo de secuestro. Un relato que realizan con total naturalidad, sin titubeos y donde son claros: si la familia no paga, la única solución es matar a la víctima.
Resulta escalofriante descubrir junto a David Beriain la cantidad de muertos que no son reclamados por sus familias y que pasan a formar parte de fosas comunes abandonadas, unos lugares que conforman una imagen más propia de grandes epidemias que de una ciudad del siglo XXI. A escasos metros de este tenebroso lugar se sitúa el cementerio más grande de Caracas, un enclave que ha sido tomado por los secuestradores y a donde llevan a las víctimas mientras negocian su rescate. Un lugar que debería ser de culto a los muertos, pero que se ha convertido en un punto peligroso donde los cochinos, nombre que utilizan para designar a los secuestrados, pueden vivir sus últimas horas.
Aunque en la mayoría de las ocasiones los secuestros tienen como blanco a gente anónima elegida tras un seguimiento pormenorizado de sus rutinas, otra banda de los secuestradores no duda explicar al periodista navarro cómo en algunos casos son los propios familiares o hermanos los que lideran los secuestros. Todo a cambio de lo que llaman un ‘cupo’, es decir, una parte de la recaudación que reciben por una actividad ilícita que se ha convertido en el día a día de muchos venezolanos en libertad. Sin embargo, llegados a este punto David Beriain descubre que todos los testimonios recabados hasta el momento tienen un punto de partida en común: las cárceles y sus líderes. Esto dará lugar a uno de los momentos más tensos e impactantes del primer capítulo de ‘Clandestino’ cuando el periodista consiga adentrarse en uno de estos centros penitenciarios para reunirse con el Pran, el jefe de la cárcel.
Para muchos, esta situación de inseguridad a la que se ha llegado tiene como origen el propio estado venezolano. Luis Cedeño, director de la ONG Paz Activa, explica a Beriain que Venezuela invierte menos del 1% de su PIB en seguridad pública. Es por ello que la corrupción alcanza cotas insospechadas y se calcula que del 20% de los delitos que se producen hay al menos un funcionario público involucrado en ellos. A David Beriain no le cuesta mucho comprobar la realidad detrás de esas cifras. El periodista consigue entrevistar a un grupo de policías en activo que se dedican a secuestrar. Lo hacen para completar su sueldo de 1 euro al mes. El grupo lo capitanea Emerson -nombre en clave-, junto con el que vivirán en directo una llamada a los familiares de un secuestrado a los que tratan de convencer para que pague su rescate.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE