Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sociedad

Qué es la curatela y por qué impide a Britney Spears coger las riendas de su vida

La cantante ya había expresado en dos ocasiones el control excesivo por parte de su padre

¿Será Britney Spears jurado de 'Factor X'
La cantante fue consciente este año de que podía solicitar el fin de la curatelaCEDIDA
Actualizado el 08/07/2021 a las 10:50
Britney Spears lleva sin tener el control total de su vida trece años. En 2008 protagonizó varios episodios de escándalo público y tenía problemas con las adicciones. Todo esto le llevó a quedar “tutelada” por su padre a través de una curatela.
Una curatela es una figura que protege a una persona sin plena capacidad de obrar y sus bienes. El curador no decide en nombre de la persona sometida a la curatela, pero este deberá autorizar algunas acciones como solicitar un préstamo de dinero o gravar o enajenar bienes inmuebles y objetos de extraordinario valor. De todos modos, la curatela debe ser aplicada por sentencia judicial y será este documento el que establezca las acciones concretas para las que la persona sometida a curatela debe pedir autorización a su curador.
EL CASO DE BRITNEY SPEARS
El pasado 30 de junio la cantante declaró ante la justicia estadounidense que deseaba poner fin a la curatela que ejerce su padre sobre ella. Durante su discurso de 20 minutos, expuso varios casos en los que su padre se había excedido en sus funciones. Afirmó que no le había dejado tener hijos con su actual pareja, obligándole a tomar pastillas anticonceptivas, y que estaba segura de que lleva todos estos años aprovechándose de sus más de 60 millones de dólares de patrimonio.
Britney Spears ya se opuso en 2014 a que su padre siguiese ejerciendo como su curador apoyándose en los problemas de este con el alcohol y su control excesivo. El abogado de la cantante, Samuel Ingham, aseguró que ella tenía miedo de su padre y quería sacarlo totalmente de la tutela.
Dos años más tarde, la artista describió la curatela de su padre como “una herramienta opresiva y controladora en su contra”. Pero ha sido ahora cuando ha decidido contarlo todo y pedir que la curatela se retire.
Tras su declaración ante la justicia, se ha extendido un movimiento de personas que, bajo el lema #FreeBritney, apoyan a la cantante y reclaman su libertad. Sin embargo, no parece que la estrella del pop cuente con todo el apoyo necesario. Su abogado, que le representaba desde 2008, ha renunciado al caso y ahora será la jueza que supervisa la curatela quien decida permitirle a Britney elegir su nuevo abogado o establecerlo ella misma. La madre de la cantante, que se ha posicionado de su parte, ha afirmado que su hija ya es capaz de cuidarse a sí misma y que debería poder elegir a su abogado.
volver arriba

Activar Notificaciones