x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Sara Carbonero

Un emotivo mensaje de Sara Carbonero colma su Instagram de ánimos en su lucha contra el cáncer

Tras los varapalos que han sufrido la periodista y su familia estos últimos meses, Sara Carbonero ha querido transmitir a sus seguidores que, a pesar de todo, "la vida puede ser maravillosa"

Sara Carbonero e Iker Casillas.

Sara Carbonero e Iker Casillas.

CUANDO NADIE ME VE
Actualizada 02/08/2019 a las 11:35
  • Diario de Navarra
A+ A-

Les llegó todo de golpe. Cuando aún estaban recuperándose del susto que supuso el infarto de miocardio que sufrió en mayo Iker Casillas, Sara Carbonero fue diagnosticada e intervenida en un brevísimo lapso de tiempo de un cáncer de ovario. Todavía hoy, sigue en tratamiento.

Pero, a pesar de los varapalos que han sufrido ella y su familia durante los últimos meses, la periodista ha querido centrarse en los pequeños detalles, en todas esas cosas buenas que llenan su día a día y hacen todo un poco más fácil. "Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado", ha escrito en su cuenta de Instagram

Acompañado de una imagen de una rosa con espinas, quizá el mejor reflejo de la situación que está viviendo ahora mismo, el texto que ha publicado Sara Carbonero ha despertado las mejores reacciones de ánimo y cariño de amigos, conocidos y seguidores, que no han dudado en acompañar con sus comentarios a la periodista, a sus hijos y a su marido, Iker Casillas, en estos momentos complicados.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Este verano está siendo un poco diferente. Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero sobre todo están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca. De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado. Una rosa con espinas, como la que me ha traído esta mañana del parque Martín a la cama. Cuando le he preguntado si se había hecho daño al cogerla me ha respondido que sí, que de hecho se había pinchado pero que merecía la pena por darme la sorpresa. Luego le hemos quitado las espinas y la hemos metido en un jarrón con agua . - Ahora te gusta más ? - Le he preguntado - No mamá, ahora no parece una rosa de verdad . Y tenía toda la razón , porque la rosa no deja de ser bonita por tener espinas, ni las espinas dejan de hacer daño porque tengan rosas. Siempre hay algo de dolor en lo bello y mucho de belleza en la adversidad . Y en esas estamos, consiguiendo que los ratos buenos superen con creces los menos buenos. Porque como diría el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa . #hoyestoyintensa #devezencuando #verano2019 #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

 

 

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra