Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Campeones del Torneo del Jamón

Miki Lascoiti e Íñigo Ansó: “Hay que aparcar la euforia porque es una mala compañera de viaje”

La dupla de campeones pone en valor la que ha sido una de las ediciones más inciertas y exigentes de los últimos años, todo un campo de ensayo para el Mundial de Biarritz

Ampliar Miki Lascoiti e Íñigo Ansó, en el trinquete del Club de Tenis, escenario en el que se hicieron con el título del Torneo del Jamón
Miki Lascoiti e Íñigo Ansó, en el trinquete del Club de Tenis, escenario en el que se hicieron con el título del Torneo del JamónJesús Garzaron
Publicado el 01/09/2022 a las 06:00
Miki Lascoiti (Pamplona, 37 años) e Iñigo Ansó (Pamplona, 31 años) reviven la conquista de su última final juntos en medio de un trajín de idas y venidas a Bayona, donde la selección española de paleta cuero trinquete prepara la próxima gran cita internacional.
¿La txapela del Jamón es siempre una de las más cotizadas?
A: El torneo siempre está muy reñido, todos vamos con el cuchillo entre los dientes. Pero especialmente en esta edición, con ese plus del 50 aniversario, a falta de dos meses para que se celebre el Mundial y con rivales muy preparados.
¿Se respiraba cierta incertidumbre después de dos años de parón?
A: Con pelotaris argentinos y franceses solo coincides en Mundiales y ‘Jamones’ y quizás les habíamos perdido la pista estos dos últimos años. Estábamos un poco expectante.
M: En dos años de pandemia se ha competido poco, se ha entrenado poco y yo, concretamente, he tenido varias lesiones. No sabía si me iban a sacar a tortas o si tenía el nivel.
¿Ha pesado el favoritismo de ser los campeones del mundo de la especialidad?
A: Tenía una sensación, casi una obligación, de tener que demostrar los galones después de dos años sin competir a este nivel. Una presión que hemos podido gestionar y nos ha mantenido en alerta.
¿Cómo valoran su paso por el torneo?
M: Diría que fuimos de menos a más. No coincidimos mucho como pareja. Aunque tenemos buen ‘feeling’, siempre cuesta arrancar. Los primeros partidos no nos vimos cien por cien cómodos.
A: Es cierto que hasta la semifinal fuimos jugando a rachas. No conseguíamos empastar, nos costó compenetrarnos e ir a una. No dábamos con la tecla para jugar como pareja.
M: En el primer set de la semifinal, por ejemplo, nos endosaron un 15-6 y, sin embargo, salimos tranquilos a por el segundo, sabiendo que había partido por delante, confiando en darle la vuelta a la situación. A partir de ahí todo cambió.
Prueba de ello fue la final. Funcionaron de maravilla pese a la extrema igualdad del desenlace
M: Creo que acertamos con la idea de partido. El planteamiento era quitarle pelota al ‘Puly’ y cargar el juego atrás. Era la única forma de incomodar al argentino, de ponerle nervioso y obligarle a buscar pelotas que no eran las suyas. Es un jugador muy peligroso que tiene un abanico de golpes tremendo.
Alcanzaron el 14-14 en la segunda manga. ¿Qué pensaron?
M: En esos momento no puedes poner la palita a medias. Los 14 iguales son una lotería y hay que tener paciencia, no atolondrarse y olvidarse del marcador.
A: La idea de ir a un tercer set era inconcebible, hubiera sido más difícil de afrontar para nosotros. Había que ganar sí o sí.
Su celebración fue una explosión
A: Fue un cúmulo de todo. El entusiasmo por ganar después de dos años sin competir a nivel internacional era un reto personal. Sentir que estás en la pelea con los mejores es increíble.
M: Para mí fue un momento de paz. Te quitas toda la presión. Las expectativas eran tremendas. En mi caso, no ganaba un torneo desde 2019 y era algo que me pesaba. Sentía la responsabilidad de exigirme el máximo. Ver que con 37 años todavía puedo ganar, además en casa, ha sido una alegría inmensa.
El siguiente paso es la reválida del título mundial
M: Lo cierto es que todavía no sabemos quiénes formarán el equipo nacional. La preselección la formamos Carlos Beunza, Dani Ramos, Mitxel Fernández, Iñigo y yo. Además, hay polémica porque generalmente convocan a cuatro pelotaris, dos para cada puesto, y este año se comenta que igual viajamos sólo tres. Los ánimos están un poco bajos, hay bastante cabreo, y no nos dan muchas explicaciones.
Pase lo que pase, el Jamón ha sido el mejor termómetro para la próxima cita internacional
A: Vamos a estar cuatro selecciones súper igualadas, España, Francia, Argentina y Uruguay. Serán los pequeños detalles los que decidan cada partido. No creo que haya nadie que pase el rodillo o alguien que no dé el callo. Va a ser una pelea total.
M: Lo que hay que hacer ahora es olvidarse del Jamón y de lo conseguido en Barcelona 2018. Hay que aparcar la euforia porque es mala compañera de viaje. Por lo que se ha visto en este Jamón debemos mantener el respeto hacia todos los rivales.

“El ‘Puly’-Berrogui han estado a la altura; han dado el do de pecho”

Los campeones del Jamón valoran el papel desempeñado por algunos de sus compañeros y rivales durante las doce jornadas que ha durado el cincuentenario del torneo del trinquete, deshaciéndose en elogios con la pareja con la que disputaron la gran final.
¿Cuál ha sido para ustedes la pareja más competitiva del torneo?
M: Metería en el bombo al ‘Puly’-Berrogui porque no se conocían y han estado a la altura. Dani llevaba mucho tiempo sin jugar a trinquete y el ‘Puly’ no juega demasiado a cuero. Juntos han dado el do de pecho. Luego dudaría entre los hermanos Maldonado, que tienen el trinquete muy metido en la cabeza, y Beunza-Ramos.
¿Quiénes creen que no han cumplido las expectativas?
A: A Larretche-Cambos no los he visto como en aquellos años en los que ganaron cuatro ediciones seguidas, los partidos eran impracticables contra ellos. No han sido tan superiores como entonces.
¿Quién dirían que ha sido el pelotari revelación?
A: Dani Berrogui, sin duda. Había gente que ni lo conocía. Antes jugaba bastante a trinquete pero llevaba unos años en los que se desilusionó y tampoco tuvo la oportunidad de entrar en ediciones anteriores del Jamón. Tiene mucha envergadura y le da alegría a la pelota. Ha dejado a muchos con la boca abierta.
¿Con qué compañero les gustaría jugar en la próxima edición?
A: Me gustaría volver a jugar con Beunza, perdí con él la final de 2013.
M: Con Mitxel jugaría muy a gusto. Creo que nos lo pasaría muy bien.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE