Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pelota

Ezkurdia busca su tercera 'jaula'

El Cuatro y Medio se solapará en su comienzo este fin de semana con el desenlace del Parejas

Presentación del Cuatro y Medio.
Presentación del Cuatro y Medio.
Actualizada 02/12/2020 a las 08:45

Si habitualmente la mano profesional es un concatenamiento de campeonatos, el covid ha agudizado en sentido de inmediatez. En el plazo de 28 días se van a resolver las tres txapelas de primera del año. Jaka ganó el Manomanista el día 29, el martes que viene -8 de diciembre- se resuelve el Parejas, y este fin de semana arranca el Cuatro y Medio, en el que el navarro Joseba Ezkurdia busca su tercera victoria consecutiva. La final está prevista para el 27 de diciembre. Todo, sin público en las gradas.

La exigencia para algunos pelotaris va a ser máxima en este fin de año. Y a todos los niveles. Física, técnica, también psicológica y mental. En menos de un mes van a pasar de jugar el Manomanista, a resolver el Parejas -al que le queda un partido de semifinales y la final- y el Cuatro y Medio, la modalidad que acorta las diferencias y exprime a los pelotaris en el acotado.

CASOS: EZKURDIA, AGIRRE Y URRUTI

El caso más llamativo quizá sea el de Joseba Ezkurdia. El de Arbizu defiende su condición de bicampeón en el Cuatro y Medio y aspira a la tercera corona en unas condiciones de máxima exigencia. Hace menos de dos semanas fue eliminado con dureza del mano a mano por Altuna, el viernes se juega estar o no en la final de Parejas y a renglón seguido se meterá en el Cuatro y Medio.

“No puedes hacer una preparación específica para ningún campeonato. Hay que tener un buen nivel general, y luego ir de semana en semana”, explicaba este martes el de Arbizu, que tras la presentación iba a entrenarse en el Bizkaia para la semifinal del Parejas.

En una situación similar se encuentra el joven Asier Agirre. También tratará de buscar el viernes una plaza en la final de Parejas junto con Albisu. Y, además, está encuadrado en el primer peldaño de la escalera del Cuatro y Medio. Dependiendo del resultado del partido de Parejas comenzará antes o después.

Tampoco se le presenta un panorama sencillo a Mikel Urrutikoetxea. Después de un verano alternando el juego de delantero y zaguero, cayó eliminado en los cuartos del Manomanista, el día 8 jugará como zaguero la final del Parejas junto con Olaizola II, y el siguiente fin de semana se jugará el ser o no ser en el Cuatro y Medio, donde fue ha quedado encuadrado como cabeza de serie por decisión de su empresa.

Al Cuatro y Medio, que se disputa con el mismo sistema de competición que el Manomanista, le puede pasar tranquilamente lo mismo que a la prueba reina, y que el campeón sea un outsaider.

LÍNEAS DURAS EN EL SORTEO

El Cuatro y Medio se presentó este martes en el frontón Bizkaia de Bilbao. Mikel Bilbao, periodista de Radio Euskadi, fue la mano inocente en el sorteo. Y su mano deparó un sorteo francamente encarnizado y duro en sus cruces.

Al campeón, Ezkurdia, le vendrá el superviviente del duelo guipuzcoano entre Artola y Peña.

Jokin Altuna, que este martes no estuvo en la presentación, se medirá contra Elezkano o Zubizarreta en la línea igual más asequible.

La línea C es -sin duda- la más dura de la competición. Y en este caso ha sido dura con Baiko. Es la línea de los campeones. Oinatz Bengoetxea se medirá a Irribarria en primera ronda, si sobrevive se verá las caras con el líder de su empresa, Urrutikoetxea. Altuna les aguardaría en semifinales.

Erik Jaka, que este martes estrenó su casaca roja, se jugará sus opciones contra Agirre o Peio Etxeberria, dos peligrosos contrincantes en la Jaula. El superviviente se verá las caras con la línea de Ezkurdia.

SIN PÚBLICO

El Cuatro y Medio se desarrollará, como sucedió con el Manomanista, a puerta cerrada. Las empresas apuntaron este martes que no tienen previsión de las autoridades hasta cuándo se jugará sin público. A ver hasta cuándo aguantan.

VUELVEN LOS BOTILLEROS... PERO DE EMPRESA

Las empresas han accedido a una petición del colectivo de pelotaris, la presencia de los botilleros en la silla de la contracancha. Pero es un acceso limitado. La Liga de Empresas permiten que el pelotari tenga asesores en la silla, siempre y cuando sean o los directores deportivos o intendentes de Aspe y de Baiko (Etxaniz, Apezetxea, Pablo Berasaluze, Gorostiza o Apeztegia) o bien compañeros de la plantilla que se encuentren en activo. No podrán sentarse en la silla ex pelotaris, amigos o familiares como pasaba antaño.
Ezkurdia: “Ojalá pueda terminar el año estando en alguna final”

 


No hay dos sin tres, podría pensar Joseba Ezkurdia. Pero con el panorama que tiene por delante el delantero de Arbizu, la prudencia parece la mejor de las opciones. En apenas dos semanas Ezkurdia puede estar en la pelea de dos txapelas -Parejas, Cuatro y Medio- de una, o de ninguna.

¿Cómo afronta el Cuatro y Medio?
Estoy con muchas ganas, es un campeonato nuevo como el Cuatro y Medio. Voy a llegar sin poder hacer entrenamientos específicos hasta ahora, y si el viernes ganamos la semifinal, tampoco voy a poder hacerlo. Pero bueno, espero que la ilusión que tengo por hacerlo muy bien me sirvan.

¿Cómo se digiere eso de estar en dos campeonatos a la vez?
Pues no es fácil. Está siendo un año muy raro en todos los aspectos. Por preparación, por las propias competiciones... es difícil. Yo tengo la ilusión y la esperanza de poder terminar el año jugando alguna final,o la del Parejas, o la del Cuatro y Medio, o las dos.

¿Cómo se siente?
Muy raro. Porque hasta hace nada estaba entrenando mano a mano, ahora estoy otra vez preparando la semifinal de Parejas y luego de ahí directo al Cuatro y Medio. No es fácil. Y todo en un plazo de menos de 15 días. Yo de chispa y de juego me encuentro muy bien, la verdad. Eso es lo que me tranquiliza.

¿Necesita un buen resultado para quitarse la pena del Manomanista?
Hombre, yo espero estar en la pelea por la txapela. Ojalá que me salga bien. En el Manomanista me llevé un palo muy duro, y lo he pasado mal estos días. Pero he jugado ya dos partidos, y me he visto bien, con buenas sensaciones. He cogido moral y confianza.

Vaya sorteo, cruces muy exigentes.
En mi caso, sí. Artola juega mucho en esta distancia, aunque lleve tiempo parado. Y Peña es un pelotari siempre muy peligroso porque le mete mucha velocidad. Yo veo mucha igualdad por todos sitios.

¿Le ha dado vueltas a que podría ganar dos txapelas en un mes?
No, la verdad que no. Bastante he tenido con poder pasar el disgusto que me llevé en el Manomanista y en recuperar un poco el ánimo. Sé que me juego en dos semanas, y ojalá se de que pueda pelear por alguna de las dos txapelas. He venido ilusionado y con ganas.

Vuelven los botilleros, aunque quizá no es que sea bajo la fórmula que ustedes buscaban.
Sí, para los pelotaris es muy bueno tener a alguien que te aconseje y te anime en momentos determinados de los partidos. Tener botilleros es un paso, pero podría haberse ido más allá. No es que no tengamos confianza en los técnicos de la empresa, pero podrían haber tenido cabida otras personas para desarrollar esa función.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE