Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión

El Sadar potenciará su esencia

Fernando Ciordia.
Fernando Ciordia.
Actualizada 02/03/2021 a las 06:00

Lo primero que uno siente al entrar a El Sadar es su personalidad tan envolvente. La cubierta única ha conseguido el efecto, como si se tratara de un campo puntero inglés o alemán, para dar ese clima interior agradable y cálido, sin el ruido del exterior.

Realmente atrapa, protege, acoge y aísla. Llegará el día en que todo eso sea un volcán en erupción con esos 23.500 aficionados que desean sentirlo en sus carnes. Ese sonido se quedará dentro. Será el esplendor.

Vídeomarcadores gigantes, hinchas de pie y sin columnas. Un estadio de altura y de vértigo. 40 grados de inclinación. La nariz de todos pegada al verde. Si ya tenía una vida propia, su identidad quedará todavía más marcada con esta nueva morfología.

El segundo aspecto destacable de esta transformación son los espacios interiores. Va a tener pulso por dentro. No es solo olvidarse de aquellos baños tercermundistas, de las peligrosas escaleras agrietadas, del sucio cemento o del ladrillo pálido de otra época. El nuevo recinto es habitable con sus anchos pasillos y las barras en las poderosas esquinas que se han ganado.

El partido va ser más que 90 minutos cada dos domingos. Son espacios para estar en cuadrilla o en familia comentando la jugada. La fachada perforada con dos millones de agujeros permite pasar la luz y estar en contacto con el Arena o la UPNA. Un juego de transparencias. Y quedan los nuevos restaurantes, una sala para eventos, el museo... El Sadar es otro al que dejaron de ver los aficionados el día del Espanyol hace un año. Potenciará su esencia y es del siglo XXI. Promete.

La foto desde fuera de la enorme estructura forma parte del paisaje de la ciudad. En breve se verá por la noche de rojo. La interior panorámica está también en la cabeza de todo osasunista.

Recientemente, un presidente de un club de Primera preguntó en su visita si la inversión había superado los 50 millones. No llega a la mitad. No cabe duda de que la imagen que se proyecta al exterior es positiva, pero la entidad deberá dar a conocer el coste total de toda la obra. También es motivo de transparencia.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE