x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna
EL FOROFILLO

Halloween sin trucos ni tratos

Lo que parecía que iba camino de ser una noche de terror terminó con la bolsa casi llena de dulces

El Forofillo Fran Pérez

El Forofillo, Fran Pérez.

JESÚS CASO
Actualizada 31/10/2019 a las 21:55
A+ A-

Anda que si este equipo nuestro no regalara las que regala, a este paso tenemos la salvación en la mano, ¿que no? El Halloween arrancó para los nuestros con un empate en Son Moix, campo donde la pasada campaña perdíamos por la mínima y en el que se ha hecho buena la máxima de la mejoría que andaba comentando semanas atrás. No, tranquilos, no me voy a premiar ni voy a comenzar a dármelas de Bruja Lola, Maestro Joao o Esperanza Gracia, pero lo avisé. Si en Granada el pasado año perdíamos 2-0 y este lo hacíamos por 1-0, en Mallorca, que habíamos perdido por 1-0, puntuábamos. Y así salió. Aunque claro, de aquella manera...

 

Había calabazas en la grada de Son Moix, disfraces de la fiesta yanqui que se nos está metiendo hasta el tuétano y obliga a más de una tía a maquillar a sus sobrinillas, ansiosas por salir a dar sustos y rellenar esas calabazas en las que quieren atesorar en una sola noche el azúcar permitida por sus melladas dentaduras durante todo el año. Calabazas en la grada que extendieron sus raíces al terreno de juego, contagiando a algún que otro jugador que no suele acostumbrar a fallar, teniendo una tarde-noche de pesadilla...

 

Jagoba no quería Halloween, truco ni trato. Jagoba solo sabe de currar y futbolear. Y punto. Y en una semanita de nueve puntos en nueve días, con tres jornadas sin parar, la lógica manda dar descanso a gente que viene acumulando kilómetros, como fue el caso de Nacho Vidal y Oier, sin viajar hasta Mallorca donde dicen que ir es algo maravilloso. Descanso para dos que eran suplidos por Moncayola y Roncaglia, este último en el lateral. Con dupla novedosa arriba, con Brandon y Cardona y poca varciación más, si no era el regreso al once de David García.

 

Halloween, hallowaan, halloween, won, wan. Osasuna, Osasuna, ra, ra, ra... Algo parecido decía la canción en un encuentro cuyo único protagonista que se sumaba a la fiesta de disfraces era Jon Moncayola, ataviado con máscara a lo Jason el de la película del mismo nombre que la festividad. El resto, poco disfraz, si no es el del pitolari en plan fantasmilla casero que se dejó un balance de tarjetas a los nuestros que más bien parecía un exministro entregando su tarjeta de visita en busca de empleo y a la espera de una puerta giratoria.

 

El Mallorca demostró por qué suma en casa todos los puntos que lleva. Y es que el plantel de Vicente Moreno tiene un equipo perfectamente conjuntado, con mezcla de juventud y veteranía, dirigidos por un Salva Sevilla que ha pactado con Lucifer y con Budmir y Lago Junior como puntas de ataque. Febas, Valjent o Reina en la meta son ejemplos de que el conjunto balear sabe a qué juega y cómo lo hace. Por eso era más importante que nunca mantenerse unidos, solidarios y, sobre todo, atentos...

 

Calabazas en el verde. Como la que le cayó al pobre de Torres, que cometió un penalti que le hizo ponerse el disfraz de conejo. Claro como rosado de Malón de Echaide, pateando a un rival que le robó la cartera y ni tan siquiera un triste dulce le dejó en el zurrón, permitiendo que Lago Junior disparara colocadísimo para adelantar a los suyos en el marcador. Parecía que el encuentro se iba a convertir en una pesadilla para los nuestros, pese a que en el último cuarto de hora se mejoró un poco la imagen.

 

Brandon se empeñaba en marcar en al que fuera su casa, lo mismo que Pervis Estupiñán, ambos con un subidón de azúcar que no sabemos si era por las ganas, los dulces o el balance de truco y trato. Pero hasta el descanso no hubo ni truco, ni trato, pese a que el balear tuviera un par de ocasiones que estrellaba en el lateral de la red. 

 

Arrasate debió de disfrazarse de la Innombrable en el vestuario, sacó la guadaña y no cortó cabezas, pero sí despertó a más de uno. Porque los rojillos se dejaron Todos los Santos en el segundo tiempo, y así salieron desde el primer minuto de la reanudación. En busca del empate y arriesgando, dejando huecos atrás que casi aprovechaban Budimir y Lago Junior pero que, para fortuna nuestra, no cuajaban en mayor ventaja en el marcador.

 

Torres se llevó las calabazas al campo en el peor encuentro que ha hecho en mucho tiempo. Sabedor era el de Arre, que pateaba con mala leche el banquillo y no se explicaba cómo había jugado así, cuando todos sabemos que juega mucho mejor. Su sitio lo agarró un Fran Mérida que falló el primer pase, permitiendo fusilar desde la frontal a Budimir y obligando a Rubén a estirarse para evitar el segundo. Una y no más. Ni Halloween, ni truco, ni trato, ni ost...s en vinagre. ¡A jugar!

 

Dicho y hecho. Osasuna subió un punto las revoluciones, Estupiñán empezó a ganar las internadas por su banda que tantas veces le ha visto correr. Y el menos esperado, Marc Cardona, cuando estaban en la banda a punto de entrar Juan Villar y 'Chimy' Ávila, agarró un cuero en tres cuartos del ataque rojillo, en la banda izquierda, empezó a correr, a sortear rivales, a cortar hacia el centro, a conducir, a llegar y a marcar. Un Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, en toda regla para poner las tablas en el luminoso, haciendo que esa justicia que nunca aparece ne el fútbol, esta vez soplara las velas de Halloween y premiara a los que buscaban la suerte.

 

Manda bemoles, que si el primer penalti fue tonto, el segundo no se quedó en muy listo. Roncaglia, perfecto en todo el encuentro y el único de la defensa sin tarjeta, salió en la enésima contra bermellona, se escurrió y ¡zasca! ¿Truco o trato? No, mano clamorosa, que si te pillan en el Cuatro y Medio te fichan para Aspe. Penalti clamoroso, incontestable, amarilla y a callar. Como el lanzamiento de Salva Sevilla, potente y al centro. Que digo yo que si con la puñetera norma de los bemoles para los porteros, que no pueden dejar de pisar la línea de cal. Yo soy cancerbero y me quedo quieto en todas las penas máximas que me lancen. Alguna pararía, ¿no?

 

Otra vez Juan Villar y el 'Chimy' se ponen a jugar al 'Me pongo de pie', y cuando van a salir al verde, Estupiñán gana otra vez su banda, mete un pelotazo kilométrico y Rubén García pone un cabezazo que hizo que Pamplona entera gritara, y no precisamente de terror, al ver dónde colaba el rojillo ese testarazo. Ni Santillana o 'Pichichi' Iriguíble en sus mejores tiempos, oigan. Y Juan Villar y Ávila a sentarse otra vez. ¡Verás cómo al final se nos lesionan si ni siquiera saltar a jugar!

 

Osasuna no quiso truco ni trato con el Mallorca. Es lo que tiene este equipo, que en su ADN no está el conformismo para nada. Siguieron buscando el gol del triunfo, ese 2-3 que dejara a los disfrazados de la grada con poca gana de ir a por dulces, si no fuera para quitar el sabor agrio que dicen que lleva aparejado la derrota. La tuvo Cardona, la tuvo Brasanac, nuevamente de sobresaliente, la tuvo Rubén García, pero al final la cosa se quedó en empate y reparto de puntos en un feudo donde no hace mucho claudicaba el Real Madrid.

 

Ahora a por el Alavés, en El Sadar, a batir el récord de encuentros sin perder, a dejarlo en 31, por el momento. A sumar una victoria que nos haría estar con medio trabajo casi hecho, sabedores que queda mucho. A disfrutar de Halloween, de Todos los Santos, pero con la misma idea de siempre. Humildad, mucho trabajo y sin trucos ni tratos. El esfuerzo es lo que tiene, que no da lugar a las trampas ni a cosas raras. Por eso nos gusta tanto este equipo, por eso Osasuna nunca nos va a hacer gritar... de terror.

 

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra