Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Afición

Algunas bufandas de Osasuna y banderas de Navarra, retiradas en el Martínez Valero

Torró vivió junto a los rojillos la retirada de banderas y cacheos sin explicaciones

Ampliar Fotos del Elche - Osasuna.
Celebración del gol de Osasuna| EFE
Publicado el 22/01/2023 a las 20:22
Parecía una tarde normal para la veintena de aficionados de Osasuna que no dudaron en desplazarse a Elche para apoyar al equipo. El juego invitaba al optimismo y más cuando el Chimy Ávila puso el 0-1 de un tremendo testarazo. Jolgorio en un sector de la grada que vestía de rojillo. Media hora después, en el descanso, la primera y segunda fila estaba vacía. Tampoco había banderas de Navarra ni bufandas de Osasuna. Incluso los propios aficionados locales preguntaban qué había sucedido. ¿Qué pasó en ese intervalo de treinta minutos?
“Nosotros estábamos cantando las canciones de siempre de Osasuna. Nada extraño. Ningún cántico contra el Elche. De repente se encararon varios seguidores locales y llegó la seguridad privada a decirnos que no diéramos golpes y que no incitáramos a la violencia”, explica el aficionado osasunista Juanjo Ruiz, que reside en Murcia y se desplazó al Martínez Valero como en 2019.
El sinsentido aumentó en el descanso, según relata el protagonista. “Vinieron los de la seguridad del Elche. Un hombre vestido de calle con una acreditación. Nos dijo que a la primera y segunda fila de ese sector nos iban a sacar fuera. No dijo ni por qué, ni para qué. Yo, por suerte, estaba en la tercera fila. Los han retenido y quitado material como bufandas y banderas de Navarra. De verdad que no había nada raro. Yo vine en 2019 con una bufanda de Osasuna con una pequeña cara del Che Guevara y me la quitaron. Esta vez no traje nada, solo la camiseta y una bufanda normal. Fíjate si ha sido raro que hasta aficionados del Elche han venido a preguntar por qué habían sacado fuera a algunos seguidores si no había pasado nada. Espero que recuperen sus pertenencias”, relató Ruiz, que acudió junto a su pareja Isabel.
UN 'INFILTRADO' EN LA GRADA
Toda esta incoherencia del personal de seguridad la vivió en primera persona el futbolista Lucas Torró, que estaba sancionado, y siguió el partido mezclado con la afición rojilla. Se extrañó de todos los acontecimientos. “Estaba con nosotros y su familia, creo que tenía a algún sobrino pequeño en los brazos. Se ha sacado muchas fotografías”, afirma el rojillo, cirujano de profesión y que acostumbra a trabajar con un gorro que luce el escudo de Osasuna.
La cercanía entre el equipo y la afición se vivió también tras el partido. “Se han acercado a nuestra zona al final y, ya en la calle, ha venido Rubén García, Juan Cruz, Abde, Aridane, Kike García, Aimar... todos con sus familias. El Chimy se ha sacado muchas fotos”, concluye. Una nueva experiencia desagradable en un duelo que prometía mucho y que acabó con un gris empate y una sensación también agridulce en la grada.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora