Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Forofillo

Buenos nietos

Por algo Jagoba entrenó los penaltis en Pamplona antes de viajar a Sevilla...

Ampliar El Forofillo celebra la victoria de Osasuna
El Forofillo celebra la victoria de OsasunaG.R.R.
Actualizado el 19/01/2023 a las 13:43
Sacaba la bolita de aquella manera pseudo sospechosa el presidente del Ceuta en el sorteo de los octavos de final de la Copa del Rey, a la remanguillé o bajo mostrador, y quería la diosa Fortuna o vaya usted a saber qué rapado o casi mafioso dirigente que tras el actual campeón, el Real Betis Balompié, saliera nuestro Osasuna. "Adiós muy buenas", pensábamos la mitad de los aficionados, pese al cliché de que esto es fútbol, es once contra once y no hay rival pequeño... Con la ilusión que le hacía al presi...
Una semifinal. Me gustaría una semifinal, decía el pasado año Luis Sabalza, el abuelito de todos los osasunistas del mundo, haciendo referencia a sus sueños. Luego ya matizaban los consiglieri de turno que mejor una final, que mejor ganarla, que mejor la Lotería de Navidad. Ojo, que la última cayó, las otras  a ver. El caso es que tras el sorteo ya veíamos el sueño de don Luis roto, como ánfora en Santa Criz tras paso de molón que busca allanar el camino.
No fue precisamente llano el camino, pero hay que reconocer que los chavales se portaron. Fueron los nietos perfectos, los nietos buenos, los jovenzuelos marchosos y modernos que regalaron a Luis una ronda más, haciendo la hazaña que les pedía el tito Jagoba y eliminando al actual campeón, que venía de tierras árabes con las sacas llenas pero vacuos de premio deportivo.
Partidazo. De todos. Hasta de Budimir, que cuando salió hubo momentos que parecía molestar a sus compañeros. Sin ningún pero. Bueno, siempre hay algún pero, porque que te marquen en una salida de balón no mola. O tras unos malos despejes. Pero hasta eso quedó perfecto en la crónica, en una sorpresa mayúscula que deja a la pobre Clarita Clara-mente abatida, que cantaría la misma Shakira. Y a nosotros on fire, chute de moralina, tras ganar al Mallorca, con el colista en ciernes y pudiendo llegar a los 30 puntos antes de cerrar la primera vuelta, pasando en la Copa a cuartos. La vida puede ser osasunmaravillosa...
Primer tiempo de aguantar, de veteranía, de nieto serio, comprometido, que se peina con raya para ir a misa de 12 donde van las personalidades y donde hablan bien de él, para orgullo del abuelo. Con la zaga segura, con Kike García partiéndose el pecho arriba, Torró más ancla que nunca, Monca reconvertido a lateral, cerrando espacios y con el único susto del gol anulado porque el centro de Rodri había rebasado la línea de fondo.
Segunda parte con salida molona, a por Bravo, con ocasiones y achuchando a los campeones del K.,O., no dejándoles pasar del centro del campo en el arranque de la reanudación. En un choque que se equilibraba, que abría opciones para rojillos y verdiblancos, hasta que salió el Panda. Anda que no nos tiene pillada la medida, pese a que no marcara. Pero un salto suyo propiciaba una serie de despejes baldíos que terminaban en un regalíz para Wiliam Carvalho, que fusilaba a Sergio Herrera entre un bosque de piernas navarras.
Se colaba la derrota, el partido, el tiempo, por el desagüe. Antes Kike Barja y Chimy saltaban para agitar el avispero, y vaya si lo hizo el de Noáin. Me recuerda a Juanfran Torres: desborda, desequilibra, gana línea de fondo pero falla en los envíos. Y en el último, que iba medido, peinó la zaga. Loren se confió, el Chimy mordió, Aimar hizo de pájaro en la derecha, metió un centro y don David, García, no Barrufet, cabeceaba un empate que derretía la nieve en Pamplona. Prórroga.
Tiempo añadido y el Chimy que quiere marcha. Osasuna busca sentenciar, los de Jagoba juegan con la flechita para arriba, las ocasiones son nuestras, los verdiblancos caminan noqueados... Y llega el error en la salida, la autopista despejada de nieve por la derecha de nuestro equipo, con Borja encarando y superando a Sergio para que Sabaly empuje a placer. En la primera parte de la prórroga, casi ahogados en la orilla con lo que nos ha costado nadar...
Para nada. En Pamplona los copos engrosaban su tamaño cuando Rubén García, más Joker que nunca, recogía el fruto de la pelea de Budimir y batía a Claudio. Bravo por la música, bravo por el fútbol, tablas en el luminoso y todo por decidir. Hubo ocasiones, pero el 2-2 se quedó fijo en el marcador. Llegaron los penaltis. No estaba Ter Stegen. Estaba don Sergio Herrera Pilón...
Jagoba ensayó los penaltis antes de viajas a Sevilla. "¿Estás loco o eres un soñador?" Ambas dos, pero a profesional no me gana nadie. El de Berriatua trabajó los lanzamientos desde los once metros, algo que se pudo comprobar en la tanda fatídica. El Betis tenía ganas de resarcirse, estaba muy reciente el error de la Supercopa. Y nosotros fiándonos a Herrera, sabedores que se ganara o se perdiera la cosa era para estar más que orgullosos de los nietos.
Empezó el Chimy. La nieve arreciaba en Mutilva, poniendo peligroso circular con una nevada de esas que hacían dudar a la amiga Tere de si es mejor quedarse en la redacción o volver a casa sobre el manto blanco. Y Ezequiel la reventó, ante un Bravo atónito. Los cañoneros primero, veremos después cómo va la cosa.
Borja Iglesias se sacó la espinita de la Supercopa y batió a un Sergio Herrera que no la pilló por un pelo. Budimir tiró de galones y demostró que es internacional croata, los penaltis son su segundo apellido. Loren marcó el segundo, engañando a Sergio. Luego fue Moncayola, lateral derecho y centrocampista, chico para todo, que lo mismo te defiende, te organiza, te ataca, te marca un penalti o te alicata el baño. Y marcó. Vaya si marcó, ni la olió Claudio Bravo. Con este panorama la cosa parecía inclinarse en rojo, los nietos de don Luis iban lanzados, los locales se dejaban rodear por fantasmas recientes...
Lanzó Canales y el paradón de Sergio Herrera es de vídeo para enseñar en als escuelas de fútbol, A la derecha, sacando una mano alta, fuerte, dejando al 10 con la boca abierta y los ojos cerrados. Despeje que dio paso al cuarto rojillo, de un Kike Barja que agitó el encuentro y anotó el suyo como si llevara viviendo en el punto de los once metros cuatro décadas. Si fallaba Guido se daba la hazaña. O si la paraba Sergio. Y la falló. De aquella manera, con resbalón, quedando un pelín retratado para un tío que tiene quilates en sus botas, pero la alegría corría por el Villamarín de rojo.
Que pase el siguiente. Si esto fueran matemáticas, habiendo eliminado al campeón actual nadie nos podría ganar, pero no son matemáticas. Es fútbol,  es emoción, es hazaña, es gesta, es sufrimiento, es trabajo, es calidad y un poquito de suerte. Todo eso más trabajo, trabajo, trabajo y trabajo es Osasuna. Estamos en cuartos, primera vez con Jagoba. A un encuentro de llegar a semifinales y cumplir el deseo de Luis Sabalza. Bien, chavales, bien. Os habéis portado como unos buenos nietos...
¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte! 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora