Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Forofillo

LÍ-DE-RES

El Chimy se suma a la historia de LaLiga como primer goleador de la temporada

Ampliar El Forofillo en tiempos del coronavirus
El Forofillo en tiempos del coronavirusJAVIER IBORRA
Actualizado el 13/08/2022 a las 11:25
¿Cuántas veces vamos a dormir primeros en la tabla clasificatoria viendo el panorama actual del fútbol? ¿En cuántas ocasiones vamos a mirar la nómina de equipos y, ojipláticos, comprobar que el primero es Osasuna? ¿Cuántas van a ser las veces en las que tengamos debajo a 19 equipos? Ea, pues aquí lo tenemos. Primer choque de la temporada 2022/2023, primera victoria rojilla, primer gol de uno de los nuestros, y encima al Sevilla...
Rabiaba al final del encuentro Rafa Mir, afirmando que el rival no se había merecido el triunfo (claro ejemplo de la deportividad que destila el mocete), que si por un "penaltito" por manos se decantaba un encuentro que ganó Osasuna, que si la abuela tiene ruedas y la apuntamos al Tour seguro que se las pinchan y bla, bla, y bla. Mira, como dice el amigo Iborra, si ganas en el último segundo de penalti injusto como que da otra cosita, ¿no?
Pero bueno, habrá que ver si Del Cerro pita la mano del Papu (para mear decíamos de chiquitos) o el agarrón a Moncayola. El caso es que la veteranía de Aimar desde los 11 metros nos dio la victoria, hizo que El Sadar estallara y dejó los primeros tres puntos en el casillero en Pamplona. Camino de salir a hombros...
Jagoba se la juega en su quinta campaña, como adelantaba pocas horas antes el menda lerenda. Y de inicio sacaba a Aimar Oroz y apostaba por una defensa con los García, Peña y Juan Cruz. Sin Budimir, con un aguerrido Chimy y con el jugador número 12 en la grada que quiere que se escapen pocos puntos este año de Pamplona.
Enfrente un equipo Champions, el Sevilla, cuarto clasificado de la pasada campaña, con Lopetegui en el banquillo, con jugadorazos pero con una defensa de circunstancias. No es excusa, como tampoco lo eran las palabras de Lopetegui al final del partido, uniéndose a Rafa Mir pero, por lo menos, respetando el trabajo del rival. 
Osasuna llevaba dos empates y ocho derrotas en los últimos diez choques contra los andaluces. De ahí que la victoria sepa mucho mejor, sea más orgiástica, entre en el buche como maná caído del cielo. Por cómo fue, por refrendar las buenas sensaciones que daba el equipo en pretemporada, por el juego que estaban haciendo, por el arranque festivo de la competición.
En diez minutos un balón abierto a la derecha lo condujo Peña para colocar un centro con lazo que el Chimy aprovechó. Inaugurando el marcador de LaLiga, emulando a gente como Raúl, Beckham, Salva Sevilla y otros tantos que tuvieron tal honor. No sé si alguno de Osasuna, no por lo menos en la última década, lo había hecho. Aunque la alegría en casa del pobre...
Dura poco. Como el orden defensivo. Y es que el rival no es tonto, y vio que los rojos cojeaban en la derecha de su zaga, hueco por donde dos minutos después del tanto de Ezequiel se filtraba un balón que Papu metía al cogollo y Rafa Mir remataba adelantándose a un fallón David García. 1-1 y a remar, que queda mucho mar alrededor...
Los palos evitaban que el marcador se moviera, en la primera parte con un zurdazo de Moi y en la segunda con un chut colocadísimo de Delaney. Los visitantes esperaban su ocasión y Osasuna se descosía en pos de un tanto que no llegaba. Lamela revolucionaba a los blancos que acechaban a Sergio Herrera, pero entonces llegó la jugada clave. 
Un córner a favor de los rojos, un rechace, un robo con punteo de Moncayola y Del Cerro señalaba un penalti, presuntamente por manos del argentino, de los que se supone que no se iban a pitar según el Comité Técnico de Árbitros. El acta dirá, pero el caso es que Aimar Oroz, que junto a Moi y al Chimy estaba siendo de los destacados, agarró el cuero con la bendición del argentino y batía a Bono con un disparo fuerte y centrado, que tocó el meta pero no lo pudo frenar.
De ahí al final a sufrir, como perros, como rojillos, como osasunistas. A pelear, a dejarse la piel, a cerrar filas despejando todo lo que llegaba al área. Y al final el fruto al trabajo bien hecho llegó. LÍ-DE-RES. Si ahora se acabara la competición, tendríamos el título de campeones, iríamos a la Champions, llenaríamos portadas en el fútbol europeo. Pero lo mejor es quedarse con lo bonito.
Bonito es tener tres puntos de ventaja con el descenso, bonito es ver que la chavalada cuenta y suma, bonito es ver al Chimy marcando, a Moi jugando a fútbol, a los García defendiendo, a Sergio Herrera parando. Bonito es ver a El Sadar disfrutando, animando y celebrando una victoria de los nuestros. Bonito es el fútbol que nos ha dejado casi tres meses sin poder disfrutar de él. Y bonito es tener todo un fin de semana por delante sabiendo que Osasuna ha ganado, que jueguen los demás...
¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE