Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Balance

Osasuna: una pretemporada de trabajo en el infierno

El calor que ha achicharrado Navarra en julio y agosto, coprotagonista de una preparación de Osasuna con más luces que sombras

Ampliar Osasuna
Jorge Herrando, sumándose a un córner frente a la RealJ.P. Urdiroz
  • Fernando R. Gorena
Publicado el 08/08/2022 a las 06:00
Apenas quedan cien horas para que el balón eche a rodar en El Sadar y con él lo haga también la Liga y la temporada de Osasuna. Se acabaron las probaturas. Esto es fútbol aunque la Liga no es un juego.
Osasuna ha disputado ocho partidos de preparación. El techo lo tocó en Rotterdam ante el Feyenoord y el suelo, contra el Huesca en Mendigorría, donde Arrasate quedó muy disgustado sobre todo con el rendimiento del equipo en defensa.
Los rojillos han anotado dieciséis dianas y han recibido once. Los primeros llegaron de botas y cabezas de delanteros y centrocampistas con cero aportación de los defensas, aspecto que debería mejorar a lo largo de la temporada. Respecto a los recibidos, el equipo ha ido poniéndose más fino conforme avanzaban las sesiones de trabajo pero habría que señalar también que los rivales llegaban prácticamente en el mismo momento de forma.
Jagoba Arrasate ha dado minutos a los treinta jugadores que ha tenido bajo su disciplina. Los ha equilibrado prácticamente al máximo jugando con los imponderables de las lesiones. Ha visto a los treinta -excepción hecha de los lesionados de larga duración Saverio y Rober Ibáñez- sobre el césped y se habrá hecho su propio juicio.
En cuanto a altas y bajas, ‘promesas’ al margen, cuatro han sido las incorporaciones y una, de momento, la baja durante la pretemporada. Llegaron Aitor para la portería, Rubén Peña para todo lo largo y ancho de la banda derecha y Moi Gómez para el interior o el extremo izquierdo y regresó como tricedido Manu Sánchez. El calendario de su llegada marcó los minutos de juego que han disfrutado. Moi es el que menos ha jugado y no ha completado en ninguna ocasión los noventa minutos.
LOS JÓVENES
Por lo que al rendimiento de los jóvenes se refiere, Jagoba les ha tratado como a los demás y les ha dado tiempo para que le convenzan de que pueden quedarse en la primera plantilla. Pablo Ibáñez (315 minutos), Herrando (272), Iker Benito (232) y Aimar Oroz (315) no han quedado muy lejos de los minutajes máximos, que en ningún caso han superados los 360. Al inicio de la pretemporada, Arrasate dosificó las participaciones y no fue hasta la quinta ‘jornada’ que un jugador que no fuera portero completara un partido.

Aitor Fernández, más competencia bajo palos

Jagoba Arrasate quería más competencia bajo los palos que la que vivían Sergio Herrera y Juan Pérez. El elegido para ‘apretar’ al titular Sergio Herrera, que el pasado año completó una gran campaña, ha sido Aitor Fernández, un guardameta de categoría que no ha tenido una buena época en sus últimos días en el Levante. De los tres porteros, es el que menos minutos ha disputado (165) porque se perdió varios partidos por una indisposición. Jagoba ha estado exquisito con el trato y las oportunidades dadas a los tres guardametas y Sergio Herrera y Juan Pérez han defendido la portería rojilla el mismo número de minutos, 255.

Herrando, un central de altura con opciones

Retornó sin ruido a la plantilla rojilla después de haber jugado la temporada pasada en el Logroñés. El espigado Jorge Herrando ha disputado 276 minutos esta pretemporada y ha estado a la altura. Su futuro está aún por determinar -ayer figuraba en la web de Osasuna como integrante de la primera plantilla- pero ha cuajado una muy buena pretemporada. Con sólo tres centrales ‘puros’ en el plantel -David y Unai García y Aridane- y el recurso de Juan Cruz, el central puede tener su ‘chance’ de continuar en la primera plantilla y de debutar en Primera. Ha dado buenas sensaciones en pretemporada apoyado por su envergadura.

Pablo Ibáñez, la sensación de la pretemporada

Pablo Ibáñez, además de por los dos goles anotados en la pretemporada y la excelente factura del primero, ha sido una de las revelaciones del estío de Osasuna. El medio centro, que vela sus primeras armas con los ‘mayores’ ha disputado 315 minutos de partido ocupando una posición que parece reservada para Lucas Torró, que se perdió los primeros partidos del verano por lesión. El navarro será jugador de la primera plantilla de hecho y de derecho, ya que no podría retornar al Promesas tras su debut al superar los 23 años. Un futuro gran timonel para el centro del campo.

Budimir, condicionado por Croacia y las lesiones

Ante Budimir se incorporó a la pretemporada de Tajonar el 18 de julio. La disputa de la Nations League con la selección croata retrasó sus vacaciones y también su incorporación al trabajo en Tajonar. A esta ausencia en el inicio hay que sumar unas molestias físicas en la recta final de la pretemporada, por lo que sólo ha disputado 77 minutos en total y ha sido el único delantero que se ha quedado sin marcar. El croata, que fue el máximo artillero navarro la campaña pasada, tiene, además, muchas papeletas se ser incluido en la lista de convocados por Croacia para viajar a Catar.
Osasuna
La pretemporada rojillaDiario de Navarra
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE