Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El protagonista

Ser capitán de Osasuna en Bilbao

Tenía que ser ahí, en San Mamés, donde Moncayola se estrenara como capitán rojillo. “No me lo esperaba. Ojalá sea la primera vez de muchas”, se sinceró

Ampliar Jon Moncayola, con el brazalete
Jon Moncayola, con el brazaleteCAOsasuna
Publicado el 16/05/2022 a las 06:00
Tenía que ser ahí. En San Mamés. Seguro que a los seguidores que proliferan cada verano cantos de sirena sobre una posible llegada de Jon Moncayola al Athletic les salió un pequeño sarpullido cuando vieron que el canterano de Osasuna portaba el brazalete de capitán. Tenía que ser ahí. Seguro que alguno pensó que era un mensaje subliminal de la entidad navarra, puesto que fue el estreno del de Garínoain. Marcar el territorio en un lugar donde las redes llegan hasta Tajonar. Quién sabe. De hecho, por las palabras del rojillo parece ser que fue una decisión inesperada: “Ha sido muy especial para mí. No me lo esperaba porque hay mucha gente delante mía. Ojalá sea la primera vez de muchas”.
Es cierto que Moncayola completó un partido discreto, como el resto de sus compañeros, pero habló alto y claro nada más terminar el partido. No necesitó dejar pasar las horas para hacer un análisis en frío y muy acertado: “Nos vamos disgustados con la primera parte. No hemos estado a la altura. Hemos estado imprecisos y fallando pases fáciles. El equipo estaba partido y nos han pillado en las transiciones. Lo mejor de la primera parte ha sido el 1-0 al descanso. Después hemos cambiado el chip y hemos tenido un arranque muy bueno, pero no nos ha dado para empatar. En otra transición nos han hecho el segundo y ya ha sido imposible darle la vuelta”.
A sus 24 años, Moncayola no quiso poner excusas a la derrota: “Hemos venido a competir y teníamos ganas porque era un partido bonito y ha venido mucha gente de Pamplona. No sé si se ha notado la chispa de ellos, pero han empezado mejor”. Por último, el este domingo capitán dejó un enigmático mensaje: “Ahora queremos despedir la temporada con nuestra afición. Hay gente importante que deja el equipo y ojalá podamos despedirles con tres puntos”.
volver arriba

Activar Notificaciones