Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Girona 1-0 Osasuna

Osasuna no levanta cabeza y se despide de la Copa

Los rojillos agudizan su crisis de resultados, juego y sensaciones con una triste derrota en Girona

Ampliar Juan Cruz persigue a Álex Baena en el partido de Copa del Rey
Juan Cruz persigue a Álex Baena en el partido de Copa del ReyEfe
Actualizado el 07/01/2022 a las 07:52
Osasuna sigue sin pulso. No es reconocible y camina a la deriva sin atisbo de reacción. Tampoco la Copa del Rey sirvió para recoger argumentos para el optimismo. Al contrario. El equipo tenía poco que ganar y mucho que perder en una eliminatoria ante un rival potente de Segunda, sí, pero que afrontaba como favorito sobre el papel. Y salió escaldado de Girona. No por la eliminación, que también, sino por la mala sensación que sigue transmitiendo un equipo sin identidad. El rendimiento ha caído en picado y la foto de este jueves reflejó cuál es el estado de Osasuna. Está mal y urge reaccionar.
Sin seguridad defensiva ni fluidez arriba, los rojillos no merecieron mejor suerte contra el Girona. Bastó un gol al inicio para decantar el resultado. Adiós en dieciseisavos de final.
En la alineación hubo cambios, como se esperaba, para dar minutos a los menos habituales como sucede en la Copa. No debutaron ni Unai Dufur ni Iker Benito, jugadores del filial que habían viajado. Oportunidad, por ejemplo, para jugadores casi inéditos como Jaume Grau o Ramalho. El Chimy, que no podrá jugar el domingo por sanción, fue la referencia arriba con Roberto Torres como mediapunta. Javi Martínez se volcó más hacia la banda.
Fallo defensivo en el 1-0
El partido no pudo empezar peor. Ante la necesidad de coger confianza, error defensivo y gol del Girona. Un balón filtrado a la espalda de la defensa acabó con Juncà en el mano a mano ante Juan Pérez. No perdonó. Parsimonia en la presión y Ramalho perdió de vista la marca y rompió el fuera de juego. 1-0 sin apenas tiempo para cogerle el pulso a la eliminatoria.
Pero Osasuna no reaccionó. Siguieron sus problemas de falta de fútbol y de fragilidad defensiva cuando el Girona se asomaba en el área. El equipo de Míchel apenas tenía problemas para salir de la presión con el sistema de tres centrales y carrileros. La diferencia de categoría no se notaba. Si acaso, al revés. El equipo que dirigía este jueves Bittor Alkiza mostró síntomas preocupantes. Se prolongaban las malas sensaciones ligueras. El Girona estaba más suelto, cómodo, sin pasar apuros.
El único rayo de luz en ataque llegó con un par de pases de Torres hacia el Chimy y un remate del ‘10’ que rechazó la defensa. Tímidos intentos. Osasuna no tenía profundidad y perdió innumerables balones. Estuvo más cerca el segundo que el empate. Se anuló -correctamente- un gol de Nahuel Bustos por fuera de juego y después hubo un posible penalti de Oier a Kébé. El desastre se agudizaba. Un chispazo leve sirvió para empatar antes del descanso. Roberto Torres lanzó el contragolpe y el disparo del Chimy se estrelló en el palo. Primera ocasión de verdad. Y casi la última.
Porque solo quedaba mejorar la imagen en la segunda mitad y hacer valer la teórica superioridad. Pero no. Ni el paso de los minutos ni los cambios encendieron la bombilla, apagada desde hace semanas.
Negado
Los intentos de empate fueron casi nulos. Osasuna adelantó líneas, pero no supo hincar el diente al rival. Probó fortuna con una falta desviada de Torres y una volea del Chimy. Juan Carlos, meta del Girona, apenas tuvo que intervenir en toda la tarde. Mala señal.
Mientras, el rival esperaba su momento al contragolpe. En una de esas Nahuel Bustos perdonó la sentencia. Todavía quedaba tiempo. Llegaron los cambios. Kike García, Rubén García, Moncayola y Budimir, además de Nacho Vidal. Osasuna quemó todas las naves. Ese empuje terminó con un tiro de Kike y otro de Budimir. Trabajo para el meta por primera vez. Jugadas aisladas. Sin continuidad en el juego ni el asedio que podía esperarse. Osasuna no estuvo a la altura y se despidió de la Copa.

Ficha técnica:
1 - Girona:
Juan Carlos; Calavera, Santi Bueno, Juanpe (Bernardo, min. 46), Biel Farrés, Juncà (Jairo, min. 72); Ibrahima Kébé, Pol Lozano (Aleix García, min. 65); Borja García (Álex Baena, min. 46), Ricard Artero; y Nahuel Bustos (Samu Sáiz, min. 65).
0 - Osasuna: Juan Pérez; Ramalho, Unai García, Juan Cruz, Manu Sánchez; Oier (Kike García, min. 66), Jaume (Moncayola, min. 66); Javi Martínez (Nacho Vidal, min. 77), Roberto Torres (Budimir, min. 78), Kike Barja (Rubén García, min. 66); y Chimy Ávila.
Gol: 1-0, min. 6: Juncà.
Árbitro: Alberola Rojas (comité castellano-manchego). Amonestó a los visitantes Unai García (min. 79) y Moncayola (min. 83).
Incidencias: Partido de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Estadio Municipal de Montilivi ante 3.649 aficionados.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE