Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Torneo Interescolar

Puños cerrados y la mirada en el cielo

El deporte sería muy aburrido si todo fuese ganar. No tendría emoción alguna y, para los que lo practican, tampoco habría mucho de lo que aprender. “Si no sabes sufrir las derrotas, nunca festejarás bien los triunfos”, reza el dicho.

Ampliar El entrenador de Sagrado Corazón, Miguel Ángel Ongay, consuela a su portero tras la derrota contra La Compasión
El entrenador de La Compasión consuela a su portero jesús caso
  • Iñigo Zurbano / Miguel Cebrián
Actualizado el 04/01/2022 a las 14:22
El Torneo Interescolar de Navidad va llegando a su fin. Este lunes, en las inmediaciones de Tajonar, tuvieron lugar los partidos de cuartos de final para los equipos de la modalidad mixta y femenina. Aquellos que lograron ganar a sus rivales se encuentran cada vez más cerca de la ansiada final. Sin embargo, los equipos que perdieron se despiden del torneo. Dicen estar agradecidos. Han llegado muy lejos.
DEJARLO TODO EN EL TERRENO DE JUEGO
Dos de los cuatro partidos de la modalidad mixta que se disputaron se decidieron en los penaltis. Teresianas perdió contra el colegio Patxi Larrainzar después de que estos últimos marcasen dos de los tres que tenían que tirar. Teresianas luchó con todo lo que tenía, pero no logró estrenar la portería. Terminó de igual manera el encuentro entre Sagrado Corazón y La Compasión. Ambos equipos dejaron todo en el campo y, aunque el esfuerzo dejó su huella en el marcador, todo terminó por resolverse en un duelo entre jugador y guardameta desde el punto fatídico. El partido Buztintxuri contra Virgen Blanca femenino también acabó por dirimirse así. Los días de nervios, de levantarse temprano, los goles, las lesiones, las alegrías y las penas se condensaban ahora con el balón apoyado en la línea; a nueve metros del portero. El silbato convertía el ruido que, hasta escasos minutos era constante, en un silencio sepulcral en cuestión de segundos. No era necesario estar en el campo para saber si el penalti había entrado o no. De la misma manera en la que los equipos habían decidido pelear hasta el final, también estaba en su mano cómo afrontar la derrota. El hecho de asimilar el fin del Interescolar.
Torneo Interescolar femenino Descárgatelo
EL VASO MEDIO LLENO
Claret Larraona perdió contra San Cernin en un encuentro muy reñido. Lograron igualar, pero en los últimos momentos San Cernin sentenció el partido. Al terminar, el entrenador instó a sus jugadores a dar la mano a los rivales. Lo hicieron sin rechistar. Dar la mano parece un acto de protocolo; un gesto casi automático al terminar los partidos. Sin embargo, en el deporte, el apretón de manos puede expresar muchas cosas. Significados que entremezclan el agradecimiento al rival, la rabia y desearle suerte al oponente en lo que le queda. Cuando Sagrado Corazón perdió en la tanda de penaltis, el último jugador en tirar se desplomó debido a la impotencia. No tardaron en venir sus compañeros a animarle. Ellos también dieron la mano a sus rivales.
Cruces del Interescolar Descárgatelo
Las jugadoras de Bernat Etxepare perdieron contra las chicas de Sagrado Corazón. Mientras en el campo contiguo dos equipos se dirimían su destino en el torneo mediante penaltis, algunas jugadoras permanecieron en el banquillo con la mirada puesta en el suelo. Para la pregunta sobre qué era aquello que se llevaban del tiempo en el que habían participado en el Interescolar, no tardaron en responder. Una de ellas dijo: “Poder jugar con mis amigas”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE