Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Fútbol

Endika Irigoien:“Osasuna es el único club que voy a querer siempre”

Llegó cuando solo tenía 8 años y ahora sale de Tajonar después de haber cumplido el sueño de debutar en el equipo de su tierra, pero de manera efímera. A Endika le esperan nuevos retos. El osasunismo siempre correrá por sus venas

Endika Irigoien posa en uno de los campos de Tajonar ayer por la mañana.
Endika Irigoien posa en uno de los campos de Tajonar ayer por la mañana.
Actualizada 10/06/2021 a las 06:00

Hace 16 años entró por la puerta de Tajonar y ahora camina por las instalaciones como si estuviera en su segunda casa. Lo ha sido. Saluda a los empleados cariñosamente. Se ha ganado el aprecio y el respeto. Le van a seguir de cerca, aunque aún no conoce dónde estará su futuro. Endika Irigoien Bravo (Pamplona, 1997), criado en Osasuna, capitán del filial en los últimos tiempos y rojillo de cuna, no ha podido hacerse un hueco en el primer equipo. Apareció en dos encuentros, cumplió su sueño, pero el tren no volvió a pasar. El club comunicó su baja tras acabar el curso. Mira atrás agradecido y emocionado por todo lo que ha vivido vestido de rojo.



Se despide de Osasuna.
Ha sido duro. Llevo 16 años aquí. Es muchísimo tiempo, casi toda mi vida. Todos los días me despertaba e iba a Tajonar y antes por las tardes. Es una rutina que tienes cogida. Mi cabeza no quería asimilarlo pero toca hacerlo. A partir de navidades lo tenía más o menos claro, me hice a la idea. Hablé con el club y ya se cerró todo. Ahora tengo ganas de empezar un nuevo proyecto y seguir haciendo lo que más me gusta, jugar a fútbol.


El coche iba solo a Tajonar.
Sí, sí. De hecho me despertaba y en el móvil me ponía: 7 minutos, sin tráfico para llegar a Tajonar. Así todos los días.


¿Cómo ha vivido el proceso hasta que se ha confirmado su salida?
Desde Navidad me veía casi fuera. Pero seguí vistiendo con orgullo la camiseta de Osasuna, trabajando. Yo debo seguir mi carrera, ya no soy sub 23 y el Promesas tiene que ser un equipo de cantera. No puede tener gente mayor de esa edad. Lo tenía en la cabeza. Y si no me dan la oportunidad o no doy la talla para dar el salto al primer equipo lo mejor era salir y así ha sido.


¿Ha hablado al respecto con Santi Castillejo o el club?
Con Santi (Castillejo) tengo mucha relación. Considero que es más que un entrenador. Han sido tres años muy bonitos con él. De hecho me ha llamado antes y no le he podido coger. Luego hablaremos. Sí que me ha ayudado, ha hablado con equipos y ha dado informes buenos. Con el club la despedida la verdad que fue una llamada de un minuto con Cata. Me llamó, estuvimos hablando y me dio las gracias.


¿Con qué se queda de su amplia trayectoria como rojillo?
En realidad me quedo con todos los compañeros que he tenido. Jugadores y entrenadores. Vas a gusto a entrenar y son amigos. Me han escrito un montón de entrenadores que he tenido y se agradece. He llegado hasta donde he llegado con la ayuda de ellos. Me quedo con eso y el debut. Veía a Osasuna desde la grada, lo sentía como propio. Y bajar al campo y vivirlo... Cómo animan cuando las cosas van bien o mal. Es indescriptible para un navarro como yo. Todos los navarros quieren llegar al primer equipo. Como se suele decir, lo más fácil entre comillas es llegar pero lo más difícil es mantenerse.


¿Qué le ha faltado para tener continuidad en el primer equipo?
Yo solo pensaba en seguir trabajando. Sabía que con trabajo me llegarían oportunidades. Tuve un par de opciones de jugar. No lo hice mal, las aproveché. Pero en esto tienes que tener un pelín de suerte y tienen que confiar en ti. No se ha podido dar, no he tenido oportunidades para demostrar más. He seguido trabajando donde me tocaba, en el Promesas, y ya está. Estoy agradecido a la gente del club, se han portado bien conmigo siempre.


En su carta tuvo palabras de agradecimiento.
Es que Osasuna es mi vida. Llevo 16 años viviendo por Osasuna y antes ya iba a El Sadar. Para mí lo es todo. Es un agradecimiento al osasunismo. Me llena. Al club le doy las gracias porque han sido muchos años. No se ha podido dar, quizá podía haber tenido alguna oportunidad más, pero son decisiones del momento y si no se dan no pasa nada. Creo que debía escribir esa carta, dar las gracias por todos estos años. Desde los entrenadores, el club, los compañeros y la afición. Yo soy un aficionado más y sé lo que es sentir a Osasuna dentro del corazón. Osasuna son ellos.


Llegó a Osasuna con 8 años. ¿Qué imágenes le vienen a la cabeza?
Empecé a los 6 años en Mendillorri y después ya empezamos en Osasuna. Jugábamos partidos en el Club Natación. Antes había dos equipos y te enfrentabas. El torneo de Brunete fue precioso. Jonathan era el entrenador. Teníamos una gran generación. Ganamos el Torneo Casablanca. José García ha llegado a debutar en Primera, Kike Barja está muy bien, Iñaki, Liza… Hay varios. Me quedo con todo.


¿Cómo fue el último partido con la camiseta de Osasuna?
Fue bastante especial, aunque quizá lo fue más el anterior que jugamos en Tajonar. Era el último día en casa. No hemos podido jugar en hierba natural, pero eso son decisiones del club. Sí vinieron mis padres y mis amigos. Por el covid no pudo venir mucha gente. Fue una despedida emotiva y sentimental.


¿Qué es Tajonar para usted?
Para mí es mi casa. Felicidad. Llegabas y te sentías en familia. Lo describiría como un hogar.


Su nombre siempre ha aparecido marcado para llegar al primer equipo. Se ha puesto el foco sobre usted. ¿Ha sido un peso extra?
No, para nada, siempre he agradecido esas muestras de ánimo. Cuando debuté en El Sadar ese barullo que hubo fue increíble. No es un peso, aunque mis compañeros del Promesas sí que me vacilaban.


¿Cómo ha cambiado en este tiempo?
He madurado mucho y eso es gracias al club y sobre todo a los entrenadores. Te enseñan los valores. Osasuna es ser profesional siempre. Son valores de gente navarra. En otros sitios quizá haya otros, pero aquí los vas adquiriendo. Y cuando vas subiendo los enseñas a los de abajo. Eso es bonito.


¿Dónde enfoca su futuro personal y futbolístico?
Personalmente quiero continuar con la carrera de INEF y luego quiero seguir jugando a fútbol. A ver qué oportunidades hay. Estamos esperando a que salgo algo bonito. Quiero seguir disfrutando.


¿Le gustaría jugar en casa o prefiere salir fuera?
También tengo ganas de salir fuera. Ha sido mucho tiempo aquí y quiero vivir nuevas experiencias, seguir disfrutando fuera. Seguiré a Osasuna siempre porque soy rojillo de corazón.


Eso no cambia.
Soy osasunista a muerte. Eso no cambiará nunca. Soy de aquí, Osasuna es el único club que voy a querer siempre. Encima tengo muchos amigos en el primer equipo. Les voy a animar siempre que pueda ir a El Sadar. Se está haciendo un proyecto bastante bonito, sobre todo con la renovación de Moncayola. Ojalá hagan un año bonito.


¿Qué le parece el proyecto que se está construyendo?
Me parece muy interesante. El fichaje de Budimir, la renovación de Monca. Hay jugadores rindiendo a un nivel increíble. El proyecto tiene muy buena pinta, pero luego tienes que ser un equipo y que salgan las cosas bien. Ojalá.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE