Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Osasuna

La asombrosa recreación de El Sadar en Minecraft

Apasionado de las edificaciones, ha plasmado en el popular videojuego Minecraft las fases de la reforma. El resultado ha provocado la admiración de constructores e ingenieros por la exactitud. Kimetz (16 años) ha sido el mayor testigo de las obras

Kimetz Arguiñariz Vital, sangüesino de 16 años, señalando el estadio de El Sadar el pasado viernes.
Kimetz Arguiñariz Vital, sangüesino de 16 años, señalando el estadio de El Sadar el pasado viernes.
Reconstrucción de El Sadar en Minecraft 12 Fotos
Reconstrucción de El Sadar en Minecraft
Reconstrucción del estadio de El Sadar con el videojuego Minecraft, realizada por Kimetz Arguiñariz Vital.
K.A.
Actualizada 29/03/2021 a las 08:26

Sus padres se conocen de memoria los 46 kilómetros de carretera que separan Sangüesa de Pamplona. Desde que se iniciaran las obras de El Sadar en mayo de 2019, los viajes para ver la evolución de la reforma se cuentan en decenas. Es la historia de Kimetz Arguiñariz Vital, un enamorado de las construcciones desde niño que ahora elabora sus proyectos en Minecraft, un popular videojuego.

Comenzó por edificar Pamplona virtualmente hasta que puso el foco en la reforma del estadio. “Primero hice el viejo y de ahí el nuevo, como han hecho ellos”, refleja este vecino de Sangüesa de 16 años, que tiene síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista. Su historia refleja el alto grado de inteligencia en una materia que le atrae.

Kimetz tiene un destacado dominio de la transformación de El Sadar en estos dos años, “desde que hicieron el estudio de los cimientos hasta ahora”. En cada visita ha sacado una veintena de fotos para ir trasladando esa información a su ordenador, junto a vídeos y datos que recopilaba.

“Se han empleado 800 metros cúbicos de hormigón al mes, se han levantado 70 pilares de hormigón, las portadores han venido de Ponferrada, los nuevos focos e iluminación de Valladolid, las cerchas de Luxemburgo...”. Conoce todo y ahí queda su esfuerzo durante tantas horas, salpicadas por tareas y exámenes escolares. Estudia primero de Bachiller en el Instituto de Sangüesa.

El Minecraft es un videojuego de construcción. Todo está hecho de bloques. Es un mundo abierto. Kimetz ha plasmado con exactitud El Sadar, ayudado por las referencias del Google Maps para clavar las escalas. Iba en tiempo real, a una velocidad inusual. Terminadas las obras, montó el vídeo para difundirlo en su canal de Youtube y se lo mandó a la constructora VDR, encargada de la reforma.

El correo electrónico no fue borrado. Al contrario. Pasó por varios departamentos ante la sorpresa de todos. Cuenta el director técnico de la empresa, Héctor Morales, que constructores e ingenieros se han quedado asombrados por este rigor. “El resultado es impresionante. Esta precisión no está al alcance de cualquiera”.

INVITADO AL PALCO EL PRIMER DÍA CON PÚBLICO

Llegó la llamada. “Vieron el correo y me dijeron que estaba muy logrado. Me invitaron a ver el estadio”, cuenta Kimetz. Esa visita fue uno de los días más felices de su vida. “Fue una locura verlo por dentro. Mis hermanos, que también fueron, se quedaron petrificados. El mayor dijo ¡madre mía!”, expresa sobre la tarde en que cruzó la puerta de un recinto que tantas veces había seguido del exterior.

El reconocimiento de Osasuna ha generado que el número de visualizaciones de su vídeo supere las 4.400. De largo, es el más visto de su canal. Detalla pasos y fechas.

 

Es cada vez más rojillo. Osasuna tuvo el detalle de regalarle una camiseta con su nombre en la espalda: La ha lucido orgulloso en clase y en Sangüesa. “He estado viendo dos partidos, de la temporada pasada. El Osasuna-Eibar que empataron a cero y el Osasuna-Granada. Perdimos 0-3”, recuerda. “Ahora me han invitado al primer partido al palco con público. Les he dicho: ¿cuándo va a entrar el público? Javier Tebas ha dicho a finales de abril, pero no creo que sea así”, recela.

Lo que más le ha gustado ha sido el zócalo y las letras del nombre del estadio y del club. También el escudo. No le resulta complicado responder a cuántos metros mide ahora de alto (24) o cuanto tiempo costó quitar la cubierta (seis semanas). Lo sabe todo. “Recuerdo el 15 de julio de 2020, vi un bicho desmantelando la gran cubierta de preferencia”, refleja sobre una inmensa grúa que estuvo, mientras enseña una foto en el móvil.

Tras haber visto la sala de trofeos, Kimetz recuerda de la historia reciente de Osasuna que dos equipos de Sevilla quitaran el sueño del título de la Copa y de la final de la UEFA, y se centra en el partido de 2015 de Sabadell, con una memoria exacta de cómo estaba la clasificación entonces.

De los partidos, controla resultados, goleadores y episodios polémicos, como la amarilla a Calleri contra el Granada. “Aquello salió en todos los lados, en el Marca, en el As...”. “Osasuna se va salvar; no canto nada todavía, pero creo que sí”, señala sobre la permanencia.

Algunas vallas de VDR aún están en la zona de Sur. “Tienen que arreglar el suelo, con la maquinaria que han utilizado...”, exclama.

El joven seguirá edificando Pamplona en Minecraft. “Empecé con la ciudad y dije, a ver cuánto me da. Cuando me di cuenta que podía edificar hasta donde quisiera, seguí. Avenida Zaragoza... El Casco Viejo lo tengo edificado, el Segundo Ensanche también. Ahora estoy con la Milagrosa, que menuda guerra me está dando”.

“HAN APRECIADO SU TRABAJO Y LA DIFICULTAD”

La familia está feliz de las capacidades que ha desarrollado. “Lo que más le ha gustado desde chiquitín ha sido construir. Primero con las piezas grandes, luego con los Legos y después al descubrir el Minecraft. Para él ha sido un mundo”, refleja su madre, Miren Vital.

“Empezó en la zona de hospitales. Un primo mío se lo llevó un día a la parte sur y vio El Sadar. Empezó la reforma y ha seguido la evolución. La de horas que hemos estado viendo las obras. En cada visita, estábamos una hora u hora media mientras sacaba fotos o vídeos”.

Acabado el trabajo, fue el propio Kimetz el que tuvo la idea de hacer llegar el vídeo a los expertos. “Él lo planteó. ¿Qué diría la empresa si viera el vídeo? ¿Se lo mando?, nos dijo”. Y así fue. La respuesta no fue ha podido ser más satisfactoria. “Ha sido el reconocimiento de quien realmente quería, el que construye. Y no por su condición especial, sino por sus aptitudes. Han apreciado su trabajo y la dificultad que tiene. Esto le ha servido mucho”, expresa Miren.

“Los demás vemos un vídeo de las obras de El Sadar y poco más, pero en la constructora se sorprendieron de cómo había conseguido las escalas y había hecho todo. Ha metido muchas horas. El reconocimiento y la visita a El Sadar le han emocionado. Ha habido noches que no dormía, nunca le habíamos visto así”, concluye orgullosa de su hijo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE