Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Protagonistas

Calleri y Budimir, los 'killers' de Osasuna

Calleri y Budimir, que jugaron de inicio juntos, pusieron su firma en los dos goles ante el Eibar

Calleri y Budimir, los 'killers' de osasuna
Calleri y Budimir, los 'killers' de osasuna
Actualizado el 08/02/2021 a las 06:00
La sociedad que forman Calleri y Budimir comenzó a reinar con dos goles decisivos. Los dos atacantes fichados en verano dispararon su autoestima y la de Osasuna. Marcaron, se entendieron bien como dupla y demostraron ser los jugadores diferenciales que firmó el club al comienzo de temporada.
Pura dinamita en ataque, presencia continua en el área y batalla. Desarmaron al Eibar. Cada uno a su manera. Calleri como un martillo pilón y Budimir acechando con su desarrollado olfato goleador. Hasta ahora habían aportado, pero por separado. Las lesiones, incluso el coronavirus, frenaron la puesta en escena de ambos codo con codo. Su último partido juntos de inicio saltó por los aires a los 8 minutos cuando Rubén Martínez vio la roja ante el Alavés. Budimir fue sustituido. Cambió un plan que sí pudo poner en práctica Jagoba Arrasate ante el Eibar.
Este domingo festejaron un día redondo. Uno abrió la lata y el otró culminó un triunfo épico. Incansable el argentino, oportunista el croata. Cinco goles lleva Ante Budimir y cuatro Jonathan Calleri. Entre ambos suman casi la mitad de los goles de Osasuna. Casi nada.
Había encontrado Arrasate el camino con un solo punta. El puesto había sido para Calleri. Pero ante el Eibar, en un contexto de fútbol directo, optó por otro tanque. Budimir recogió el guante y disparó el estado de felicidad del osasunismo con un tanto in extremis.
Fueron protagonistas de las jugadas más peligrosas, incluso Calleri se permitió el lujo de firmar una asistencia de rabona a la banda, la misma fórmula que usó en su recordado gol con Boca Juniors. Budimir cogió el testigo después con un disparo fuera. El primer aviso.
JUGADA DE TIRALÍNEAS
Jonathan Calleri venía de estrellarse contra Joel en el Villamarín, pero logró perforar la red en su primer intento. Osasuna sacó petróleo de un saque de banda con una jugada excelsa. Manu Sánchez y Torró prendieron la mecha, Rubén García abrió el espacio con un taconazo y la asistencia del lateral terminó encontrando un remate perfecto de Calleri al palo largo. De primeras, colocando el balón fuera del alcance de Dmitrovic.
La batalla aérea siguió su curso con los dos delanteros de Osasuna ganando disputas. Pico y pala. Ya en la segunda mitad apareció el omnipresente Calleri. Primero para probar una chilena y después para marcar de cabeza, pero estaba en fuera de juego. Había recibido antes un golpe, pero no apagó ni un ápice su juego sin freno de ningún tipo. El argentino ha caído de pie en Osasuna.
BUDIMIR, GOL CADA 147 MINUTOS
Budimir ha marcado tres goles en partido y medio. Anotó un doblete contra el Granada en la primera parte antes de retirarse lesionado. No participó contra el Betis y este domingo reapareció por todo lo alto. Estuvo en el sitio indicado, donde debe estar un delantero resolutivo.
Roberto Torres puso un balón templado al área que cabeceó Adrián hacia el segundo palo. Allí estaba Budimir con la caña preparada. Y eso que el remate inicial se estrelló en el palo, pero el rechace lo acabó empujando con el pecho. Gol y tres puntos.
Los registrados de Budimir son notables teniendo en cuenta su participación. El gol lleva su firma. Promedia uno cada 147 minutos. Son cinco en Liga y uno en la Copa del Rey.
Budimir: “Hubiese sido una locura con la afición”
La sonrisa de Ante Budimir lo decía todo. “Estoy muy contento, hemos merecido ganar. Ha sido un partido muy duro, como todos en Primera”, analizaba tras el encuentro. El croata puso en valor el “carácter” que mostró Osasuna para sumar los tres puntos. “Nos vamos contentos a casa. Ha sido una semana complicada por la lesión, quiero dar las gracias a las personas que me ayudaron a superarla. Han estado cerca de mí para pasar este obstáculo”, dijo el delantero sobre su lesión muscular de hace 15 días contra el Granada.
Se podría haber cerrado el partido antes, hemos tenido ocasiones. A veces las victorias en el último minuto tienen un valor añadido. Significa que el equipo cree y va a buscar la victoria”, destacó el atacante, quien se acordó de los aficionados, ausentes desde hace un año en los estadios. “Es muy complicado, llevamos un año sin la gente. Se extraña. Nunca he jugado aquí con el apoyo y se nota que faltan. Esta victoria es para ellos. Hubiese sido una locura con ellos aquí”, expresó Budimir.
volver arriba

Activar Notificaciones